Dos medios puntos y…

Hoy lunes estrenamos dos medios puntos para obtener el primer boleto de la suerte, un décimo de lotería al peso de la espalda.

Ya estamos en esa fase de certidumbre y misterio, sonrisas y duelo, libertad y encierro, claridad y oscuridad. Dimos el primer paso hacia adelante después de sufrir los daños de un enemigo desconocido por nuestras generaciones. Pronto veremos la influencia colateral del virus de Wuhan en ambos sentidos.

Este fin de semana hemos descubierto parte de las secuelas físicas, nos faltan por conocer las mentales y emocionales. Entre ellas, el coronavirus ha provocado manifestaciones de indignación, rabia e incluso de odio en algunos casos por todos los territorios.

Me duele el corazón, sí, tanto como me dolió cuando el Orgullo fue utilizado como campaña política, o las mujeres en su día especial, el 8M. Siento un dolor inmenso cuando veo diferenciar a las personas por su género o sexualidad, todos somos humanos y es curioso, por una parte soy feliz, ha llegado el ansiado comienzo del desconfinamiento, y de nuevo, la vida se llena de perspectivas al futuro. Sin embargo, nuestra bandera ha sido utilizada como arma arrojadiza contra quien es español, la siente, pero no tiene el mismo credo político de quien la porta con tan aparente orgullo.

Es una paradoja, el contrasentido de quien ve el daño a corto y medio plazo en nuestro país, la toma de nuestra insignia en beneficio de partidos políticos. De ello, todos somos culpables.

Gran parte del gobierno y su ministro de interior, cuando se dejó llevar por la faceta más radical del comunismo contra las quejas de los ciudadanos de la nación arremetiendo contra el paño de nuestra representación.

Los políticos movieron ficha…, y han vuelto a ganar. Hoy, la rojigualda, la insignia de oro y sangre de todos, es el bastión de Vox y eso, no es bueno, no.

Como español, llevo la bicolor grabada en el corazón a sangre y fuego, pero siempre me he decantado por el centro con la salsa de los derechos sociales…, y golpes de timón para gestionar la economía. Y ahora, tengo la impresión de que el sentimiento de ser español es propiedad de otros.

Cuántas personas conozco con otra manera de pensar, amantes de los colores de España. Los políticos han vuelto a salirse con la suya, de nuevo, es la escopeta de uno u otro lado, la  frontera entre el soy y quiero y el quiero, soy, y no puedo.

Quizá pidiendo con el alma en la mano, que todos y cada uno de los partidos políticos lleve la enseña de esta nación con la misma fuerza y ganas, mañana, podríamos ganar la próxima batalla a quien vuelva a intentar apropiarse de nuestro credo, nacionalidad y sentimiento.

Un español que se viste por los pies.

“Sumando 0 coma…”

Y por fin sumamos dos ceros coma. Sí, el próximo lunes habremos atravesado  la barrera del muy deficiente, y saltamos directamente al deficiente. Bueno, tal cual eran las notas del cole en tiempos añejos, hoy…, no hay quien las entienda.

Con el 1 por delante, madrileños, barceloneses, manchegos, leoneses y otros tantos, pasamos el primer tribunal de la salud. Ahora queda en nuestras manos ser jueces y veredicto, con ello quiero decir, sensatos.

Las más carillas son la herramienta ideal para evitar otra penetración de mercado del dichoso coronadesgracias, y no es para andar con bromas. Creo y es a mi entender y estoy seguro de ello…, santa Prudencia también debe ser una buena aliada y compañera hasta que le demos al del Wuhan por donde merece.

Abren las tiendas, y nosotros tenemos en nuestra responsabilidad, ir alsuperenorme” o bien, utilizar el santo juicio de la balanza y equilibrar los platos. Si tomamos la última decisión, el país saldrá adelante mucho antes y por supuesto, con el agradecimiento de esas personas por el reparto tan equitativo de los dinerillos. A quien le quede, por supuesto.

De esto habrá que hablar en otro artículo, pues lo primero y a mi entender, es evitar el incremento de desigualdades sociales. Con ello, el tiempo, fe, y unas estacas, conseguiremos que arranque el pequeño comercio, el autónomo y esas empresas tan necesarias para el beneficio del interés general.

No quiere esto decir en absoluto algo así como: abandonar a los grandes, todo lo contrario, sino arrimar el hombro con un poco más de nuestro tiempo para precisamente, empujar hacia adelante a tantas, y tantas personas con dicha necesidad.

Ya sabemos cómo funciona el reloj, engaña, pero…, la buena fe, constancia, perseverancia y colaboración, siempre tienen un premio excelente, el amparo del universo y la eterna sonrisa de quien sabe, que usted está en esa pequeña tienda, zoco o comercio precisamente para repartir, equilibrar el firmamento y como es de Ley, nuestra estabilidad.

Es de lógica cuántica, el sistema depende de nosotros, no dejen que sea del péndulo que penda. “En nuestras manos…, estamos todos”.

“La nueva anormalidad”

Con 1984, Orwell nos puso en antelación del futuro próximo, el presente de hoy. Hablan de la nueva normalidad, ¿ o por lo contrario será la nueva anormalidad? Sin complejos ni tapujos. Recuerden, el mundo en que vivimos ha vivido numerosas pandemias mucho más graves que el virus de Wuhan.

Dicen los agoreros… ¡nada volverá a ser como antes!, y la gente se lo cree, tal cual somos. Hoy fabrico unos pantalones para darle las constantes vitales en todo momento, y la población se vuelve loca buscando cómo y la manera de ponerse unos a la moda de cada día, eso sí, con enchufe directo al presidio de la enfermedad, o jaula hipocondríaca donde siempre recibirá apoyo comercial de los productos farmacéuticos y en consecuencia, la farmacia más cercana.

El ser humano tiene memoria, cajas donde se introducen los hechos, sucesos y emociones bien guardaditas en el armario de los sesos, pero…, con el tiempo esos recipientes se deshacen y solo quedan las entonaciones de los ecos de la vida. Así ha sido y seguirá siendo, solo es cuestión de unas cañas sin tomar y aviones sin coger, el resto, viene dado por nuestras costumbres.

Es posible que muchas de las personas tengan fobias causadas por el confinamiento, es de prever, pero ahí están los días, las semanas, meses y años venideros cubiertos del placer de la resistencia de quienes hemos salido ilesos de esta gripe.

Nunca he sido hombre de modas, la verdad, siendo práctico, no encajan en la conducta típica, por tanto y en la misma medida, me niego a llevar chismes para ofrecer datos al mercado y en consecuencia, vivir el desvivir de la conciencia de  una humanidad por completo deshumanizada y fabricada para los mercados.

Si seguimos los patrones enmarcados por el poder y las grandes compañías, pronto sufriremos el sabor de la nostalgia, sí, recordaremos aquellos momentos que salíamos por el campo sin controles, por los parques sin notificaciones o emparejabas con varias palomas, para eso esté el poliamor, ¿no?

¿Más carillas?, o menos si se las fabrica usted, tal y como llegará la abundancia de fábricas de filtros con aromas, llegaremos a poner esencia de rosas, jazmín, pan recién hecho o fabada a esos chismes creados para respirar más puro y fino el recuerdo de las crónicas, sí, cuando nos confitábamos en el confinamiento a base de nevera, y el ejercicio de muñeca a las 8 de la tarde.

Usted decide, para unos la vida será muy corta y para otros…, muy larga pero curiosamente, durarán el mismo tiempo. Libertad o esclavitud, he ahí el panorama, el regalo de un horizonte impuesto por los caprichos del destino y la puntilla de los ordenantes.

La viñeta de Miki y Duarte es perfecta para definir las crónicas venideras.

Por cierto, lo digo con miedo en el cuerpo por quienes se lanzan a la piscina sin mirar si está llena de agua. Sigan las pautas y pasos para volver a encarar nuestra naturaleza tal cual era. Por favor, tómenselo en serio, y en un par de años…, todo será un lejano recuerdo.

¿Conoces “EL CASUAL” en mi canal de Youtube?

Muy buenos sean los días, tardes o noches, según se tercie el momento e interés de cada cual. ¿Conoces mi canal de Youtube?

Con el ánimo de dar a conocer anécdotas y algunos acontecimientos de nuestra historia, he creado en MI CANAL YOUTUBE un apartado especial llamado “El Casual”.  En definitiva un estudio sobre la casuística y causística en el tiempo, el porqué se repiten las circunstancias y sobre todo, datos para que cada cual vea el resultado a su manera.

Cada semana saldrá una pequeña peli contando anécdotas de nuestras crónicas desde la primera república en adelante, punto de partida para entender dónde estamos y hacia dónde vamos.

Por otra parte, daré ideas para intentar potenciar la creatividad de cada cual en nuestra lengua, para ello eliminaremos las palabras malsonantes, tacos o palabrotas para cambiarlas por frases e incluso teoremas que servirán para reírnos y sobre todo practicar la ironía con gracia y alevosía.

En fin, espero que disfrutéis estos pequeños cortos donde la chispa juega a favor de los artistas, todos tenemos ese arte capaz de dar la vuelta a las cosas para definir algo de otra manera siendo el resultado el mismo, pero con simpatía…, todo sabe mejor.

Si te gusta y apetece ver y escuchar esas cosillas con chascarrillos, sigue el canal y estarás al tanto, y si lo ves conveniente, compártelo, ¡me dejo!

A vuestros pies honro el ala de mi sombrero, que no el de mi segundo apellido.

¡Un enorme y fuerte abrazo!

Fernando Cotta

¡Feliz día de los Sindicatos y sindicalistOs de España!

¿Qué, cómo!, es la realidad, hoy es el día de ellos, de los sindicatos y sindicalistOs.

El día de quienes tienen tres pagas extraordinarias anuales, tienen trienios, quintenios…, cobran más que Policías Nacionales o Guardias Civiles, funcionarios de carrera, médicos, profesionales de la salud…

El día de quienes cuando vienen épocas de vacas flacas, no se bajan el salario como los demás, todo lo contrario, se lo suben.

El día de esos que meten la mano en las cajas que no son suyas.

El día de los que ante el peligro de perder sus ventajas, se esconden.

El día de quienes colocan a los suyos en los puestos importantes.

El día de quienes quieren seguir viviendo de nuestro trabajo, el día de esos liberados que en momentos tan complejos como los que estamos viviendo, siendo trabajadores de la salud, dicen que se quedan en casa, que alguien tiene que defender a nuestros héroes en los hospitales.

Es el día de ellos, no os equivoquéis, el día de quienes tiran y arrastran de las mujeres en pro y beneficio de su amparo, es el día de los sindicalistOs de España y quien no lo vea, está ciego.

El día del trabajador es cada uno de los días que tienes un buen contrato, cada día que no te falta el dinero porque te lo has ganado.

Cada día que te sientes a gusto contigo mismo por cumplir con tu familia, ese es el día del trabajador y el resto, la manipulación de quien desea seguir chupando del cubata de los demás en tiempos terribles.

Vienen tiempos muy, pero que muy duros, ya se empieza a conocer el hambre y la miseria de nuevo y tienen la poca vergüenza de decirme que es el día del trabajador.

El próximo año, sin ninguna bandera de los sindicatos, solo personas que reclaman la dignidad de un trabajo. Entonces…, ¡será el día del trabajador!

Y a los sindicalistas, por favor, no les den un céntimo de nuestro dinero, menos ahora, donde todos debemos apechugar y ayudarnos, es el momento de enviarlos donde se merecen, ¡al carajo de la vela!, para que vean el horizonte tal cual es…, personas uinidaas luchando sin chupópteros del tres al cuarto, gentes con coraje, capacidad, creatividad y un par de cánones o canónigas según sea el criterio de cada cual.

Andayquelesdén a todos los sindicalistOs.

A todas esas mujeres que en un mal día…

A todas esas mujeres que en un mal día se dejaron llevar…

En “Dame la Media Arepa” de Rafa Vega en RadioInter

Pincha aquí para escucharlo de la viva voz de Azahara Molina

Viento en popa va la vela

prende con ganas las ropa

la furia de millones de nosotras

para empoderarnos sobre ellos sin congojas

Es ocho de marzo…, el mes de los abrazos

de júbilos de corazones desatados

en defensa de derechos pertrechados

para alzarnos al poder sobre los machos.

No tengo miedo al virus,

ya estamos todas Unidas

yendo de la mano

Podemos superar al cruel villano.

Coronas, para eso las repúblicas

que cuesten las sangres nuestras

y de la más común de las mortales

si con ello vencemos a los inmorales.

Hoy es dieciséis de abril, el mes del agua por antojo

y siento…, siento el miedo en mis arrojos

el pánico en mis venas

por no haber parado en su momento…

haberme dejado llevar por un cuento

y ahora…, las almas se van sin gloria ni pena.

Hoy, hoy, todo es terror y remordimiento

quizá fue culpa mía el valor que le echamos          1

sin ser conscientes que la muerte acechaba

¡a los nuestros!, hijos, padres y abuelos

a la mía sangre, ¡no, no puedo con ello!

Hoy comprendo al amparo de las pesadillas

que me engañaron como a una chiquilla

quienes sabían y tenían

los datos de Italia y China,

y ahora…

llora toda España, por la mía culpa

por no haber pensado en el daño,

sino en mi misma

envalentonada a base de muerte, la tonada

y, y no duermo, no puedo,

lloro en el amargo fuero de mi silencio,

no soporto la rabia y el duelo

y esas caras lobas

detrás de sus banderas

tirando de todas nosotras

hemos sido servilletas.

¡No, no puedo soportarlo más!

El pecho me arde de temor

a luz de las tinieblas

solo palpo el hedor que dejaron

quienes nos manipularon.

Villanas todas ellas,

destacar para luego acatar

la lacra de su revolución

y engañadas, ilusionadas

fuimos culpables del paredón.

Ruégole a Dios el perdón,

pues no había en mi corazón

animo de hacer daño

tan, tan solo…, subir peldaños.

——————————————-

Y a los abuelos, nuestros mayores, la savia y sabiduria…

“Dame la Media Arepa” de Rafa Vega en RadioInter

pincha aquí En la voz de Jesús Arias en 

“El sonido del silencio”

Vuela el cóndor mirando al cielo,

sus ojos se nublan por lo que está viendo,

no da crédito…, está ocurriendo,

miles de almas despegan en dirección al universo.

Es de noche, la luna brilla con penuria,

intenta sonreír, pero no puede

los ecos de las despedidas la conmueven

abarrotan el lamento de angustia,

suspiros de yelmos en el camino

aparecen como fantasmas en el destino

y nada se escucha, todo está muerto

es el peor de los ruidos,

el sonido del silencio.

La luna se va y aparece su compañero

el sol y sus rayos de esperanza

pero no llega la lozanía y su templanza

su fuerza se pierde en otros fueros

en el sonido del silencio.

Corren tiempos extraños,

cristales opacos en honor al engaño

sabiduría al cielo de los legendarios

de los nuestros abuelos…, y sus años.

Miro a la pureza del azul cobalto

pidiendo amor y sus abrazos

al firmamento ruegos con besos

y a los dioses…, grito en alto…

¿Por qué se van los yayos

dejando huérfanos a sus nietos

a hijos y amigos vacíos de mano?

Y no responde, tan solo el susurro

de un lamento al oído me hace daño

el espantoso estruendo…

del vacío que ahora llevamos dentro,

el sonido del silencio

Amanece en la oscuridad de las penumbras

las nubes bailan versos de amargura

cantan al desamparo con ternura

diáspora de ánimas a la luz de las tumbas.

Hoy corro el velo al sacrificio de abuelos

al silencio la música le añado

para que sientan que estamos con ellos

y no están solos, solo los consuelos,

¡de esos abuelos nuestros!

Y la primavera nos ayuda,

no hay flores en los camposantos,

pero la tierra nos devuelve sus colores

brindando a quienes se van y han ido…, sus honores

el rojo de las amapolas, el blanco y amarillo

de las margaritas, el verde de la hierba

el ocre de los terrenos

y el manantial de la vida,

con el olor de todas las rosas

y el canto de las sirenas

loando a vuestra vida eterna.

 

 

 

 

 

“Dame la Media Arepa” Torrao el Exterminator. “Tiempos de Sátira”

Para escucharlo de RadioInter.es PINCHA AQUÍ

 

Que de a cara dura va el argumento

de un tullido de sesos e inteligencia en el gobierno,

y buenos catalanes viendo al diablo regentar,

el bienestar de los fallecidos por el bien comunitario

y sus paisanos, desasistidos por la intolerancia de un desalmado.

Y aquí estamos

Con el Torrao y su alimento,

euros al bolsillo…, el resto ya lo sabes, cuento.

Dejó discotecas y salas de fiestas abiertas

a punto de muerto

por el interés de quien por boca pide

y por mano…, suelta su fétido aliento.

Así ha ocurrido y ahora es el

Exterminator de su propio pueblo,

de recetas de a quince minutos de oxígeno a los abuelos,

en el desconsuelo y desamparo

de hospitales de ancianos llenos,

sin más compañía, querido amigo,

que el cariño

de sanitarios sin miedos.

Rancio abolengo el suyo, Torrao por fuera y dentro,

pues quien no quiere a sus mayores,

merece el yugo al abrigo del destierro

en la oscuridad de celdas sin ventanas

y el olor a guadaña…, de su propio lecho.

Torra el cruel prefiere enviarlos al matadero

después de 900 segundos de aire al asidero,

del cuarto de hora de vida

en el olvido y su lejanía

para resucitar de la enfermedad

a quien le votó engañado por acerbo a la nacionalidad.

Y no lo digo yo, ahí está…

cuando le llega la ayuda a destajo…

no la quiere, solo pide cajas de caudales el usurero,

prevalece el peso de su metal,

para dar el viento de óbito a los demás.

Todo le da igual,

salvo las alforjas llenas,

seguir controlando el ganado,

según el criterio de continuar pidiendo

el corazón negro de ese ser endiablado.

Ni hospitales de campaña desea el majadero,

de personas que arriesgan su pellejo

por el bien de los suyos, el muy pendejo.

Más dinero, ruega el gran filibustero

reclamador, vendedor y enterrador solidario,

regalador de perecidos a diario…

a quien le tiende la mano con su propio erario.

Judas de su pueblo de a trece monedas de lacra…

a un mundo engañado por el peso de la plata,

mientras por el camino van pasando vagones,

carruajes fúnebres por cortejo de sus gestiones,

trenes llenos de almas al universo

con la antelación ordenada de su peso

y única ley, seguir mamando de la solidaridad,

como canalla y carroñero…, es su prioridad.

Fiel mortaja le espera al don quiero dinero,

cuestión de tiempo, mentecato de a reales republicanos,

curia de avaricia y corazones desalmados,

pues quien no ve más allá del euro,

acabará sus días a la espera de silencios llenos

con almas rogando al cielo…

que jamás le den consuelo,

y sí el camino deseado,

el demonio de compañero…

en las brasas, de su propio infierno.

Relatos históricos, irónicos y sarcásitos de los que soy autor