Paradojas de la Unión Europea

Buscando y recabando datos sobre la economía de la Unión, me vine a topar con la gracia y cortesía de El Mundo, con una gráfico explícito de las virtudes y desventajas de la Unión Europea para sus socios.

Son datos claros y concisos sobre la repercusión en  la renta Per Cápita anual de cada país y por supuesto, de la dependencia del PIB del régimen comunitario. En resumidas cuentas, cuánto ha ganado cada uno de los países en función de…, y cuánto perderían si no estuvieran en esa sociedad comercial.

No pude ver el resto por falta de bolsillos, pero fíjese bien en esas barras y sus ratios, son el argumento perfecto para exigir que la capitalidad de la Unión Europea, la de todos, vaya cambiando cada cinco años de país, por poner un simple ejemplo.

Aviso, soy europeista, disfruto construyendo. Jamás emplearía mi tiempo en destruir los sacramentos de la unidad, todo lo contrario, si algo ataco, es precisamente la desigualdad que ofrecen los nacionalismos extremos, separatismos y “coletismos” Una cosa es que defiendas tu embutido como el mejor, y otra muy diferente exigir la independencia para crear la marca propia. Tan claro como el agua. Pero sigamos, y ahora, preste atención a la gráfica.

Gráfica UE

Viendo el percal, por utilizar un lenguaje un tanto castizo y cercano, uno se da cuenta de quienes son los grandes beneficiados del esfuerzo de todos, y por supuesto, quienes serían los más afectados si los países desde Francia a la derecha nos pusiéramos de acuerdo para devolver la pelota a quienes más deben gratitud a todos los europeos. Desde Suecia a la izquierda las diferencias son sustanciales, tanto en el incremento de la renta Per Cápita anual, como en la dependencia de nuestros bolsillos, ahí lo tiene, evidente y conciso con las pérdidas del PIB sin un mercado único.

Belgas y holandeses siempre han sido los gitanos de Europa, no lo digo yo, es comidilla de toda la vida, con perdón a esa raza, nada tiene que ver en esos asuntos, amen de los más duros con la esclavitud, por encima incluso de los ingleses. Ya es decir, prueba de ello la tenemos en las minas de diamantes y otros materiales en el Congo, Nigeria, Sierra Leona en la actualidad, o Sudáfrica hasta que consiguió salir de la “commondwealth”, gracias al esfuerzo y sacrificio de Nelson Mandela.

Es tan contundente el efecto de las gráficas, que penetran por sí solas en los ojos, y resulta, señoras, señores, damas, domos, damos, señoritos, damiselas, donceles y gentes de buen o mal vivir, que quienes se han negado con tesón al acuerdo de la UE, han sido quienes más tajada sacan de ella. No digo nada de Irlanda porque no lo sé, pero…, ahí están esos ratios tan escabrosos y sorprendentes. Quienes más obtienen, son quienes más sujetan, ¡y ojo!, en su mayoría son socialdemócratas. ¿Curioso?

“Ya se ve la galerna…”

El patio se complica, vaya que sí, parece como si el período de confinamiento nos hubiera alterado el sistema general, y el apartado del software específico de resultados en función de las acciones, no estuviera dando los debidos resultados. Es decir, y en castellano de hace poco, “el de hoy también empieza a tener un problema con el sistema operativo”, se nos ha ido de la fat del cisco duro la sentencia para contrapesar las leyes de la lógica y el sentido común.

Pensábamos que los calores y la alegría de estas magnas y excelsas tierras iban a acabar con el CoronaPuñetas, pero, queridas y queridos amigos, el virus de Wuham está demostrando ser una mosca tan negra como la plaga que tenemos encima en estos momentos.

Cierto es y me consta. En el transporte público el civismo está a flor de piel, salvo en momentos donde el metro llega con un poco de retraso. He ahí el dilema, entrar y estar a 30 o 40 centímetros del apeadero de la calle por una temporada, o esperar para seguir sin las compañías de la tos seca con estados febriles, seguir los caminos de la libertad añorados, y de esta manera, evitar extrapolar la voluntad a los servicios sanitarios.

Es necesario destacar que los bares parecen jubilosos en sus afueras, no por dentro. Las distancias entre mesas son las correctas, pero…, y he ahí una de las cuestiones, no entre sillas.

El pequeño comercio necesita de nuestro celo para seguir adelante y garantizar esos puestos de trabajo vitales que soporten los gastos de la seguridad social, jubilaciones, y otras tantas prestaciones.

Sánchez está feliz indicando que el 33% de los salarios son del estado, y les digo: el presidente no está bien, no, algo se le ha desbocado en el centro de control del sistema.

Si alguien quiere solicitar una ayuda al SEPE se encontrará el cartel de cerrado por vacaciones hasta septiembre. ¿Son esas las maneras, Pedro?, ¿esquivar y echar las culpas del desastre económico actual al virus de la miseria y el hambre que vienen? Ahora hay infinidad de personas intentando tramitar las pertinentes ayudas y no pueden, deben esperar a la venidera plaga del mes nueve. ¿Será entonces cuando de nuevo confine los medios necesarios para evitar el caos a millones de personas en este país?

Su compañero, el personaje de las mil faldas, no es el adecuado para ir buscando ayudas, hasta Suecia, país socialdemócrata por antonomasia, se ha negado a echar ese cable tan necesario para que esta nación siga su merecido curso, y es la Ley, sí, Ley de responsabilidad hacia con los demás, y no hacia uno mismo.

Por favor, quítese de encima al gallo de Galapagar y de una vez por todas, siga una ruta con sentido común para llevar a puerto seguro la nao con todos los españoles. Si el timón no le responde bien, no se preocupe, esa rueda de madera que gira, marca y dirige el rumbo, sabe cómo se debe capitanear una nave en tiempos de galernas.

“La era de las fobias…”

La era de las fobias, crónicas de unos tiempos donde la humanidad vivió la peor de todas las enfermedades. Miedos a comunicar sus ideas sin que alguien le acusara de fobo en algunas de las disciplinas del género más deshumanizado de todas las épocas. 

Antítesis a la tolerancia, respeto, comunidad, hermandad, amistad, libertad, derechos…, ni más ni menos. Si hoy me da por hablar o escribir sobre algo en lo que no estoy de acuerdo con respecto a LGBT, mañana alguien me llamará homófobo, a una persona con con familia y multitud de grandes amigos con diferentes gustos sexuales. Francamente, no lo comprendo, pues dicha palabra viene a decir odio a los homosexuales. ¿Pero esto qué es, a tal punto llega la protección del mundo gay en general que es necesario atropellar al heterosexual?

Nos están vendiendo la peor de las patrañas, la mentira más vil y canalla para utilizar el llamado LGBT como arma arrojadiza de los intereses políticos y los devengos posteriores de sus vicios y cestas. Si no despertamos a tiempo y comenzamos a dar batalla, la ganarán, pueden estar seguros. Será entonces cuando usted no podrá hacer nada por evitar que enseñen en las aulas a los críos como se practica el sexo y la homosexualidad sin dejar en libertad los derechos de los padres, niños y los gustos de cada cual.

Ayer leyendo esta noticia sobre Irene Montero Funcionarios utilizan lenguaje sexista, la menestra del Misterio de la desigualdad social, se me descompuso el cuerpo, como tantas otras veces, es una experta en abrir la caja de Pandora. Prepara una Ley para que todos los funcionarios hagan un curso con el fin detectar e identificar a quién es heterosexual en esta vida, y no tiene devaneos de otros estilos. Empiezo a sentirme harto del acoso al que estamos siendo sometidos. 

Es muy triste, la definición de esta patología se denomina heterofobia, en la Real Academia de la Lengua, odio a los heterosexuales, pero ahí no se queda, no, además es misándrica, siente una adversión terrible hacia los hombres, y si no, lean esta otra perla de esa cosa que tenemos en el Misterio de Igual dá ni en broma, acusando a los hombres de ser peligrosos para el cambio climático, y por ello, ser los causantes de la coronavergüenza ajena. La que siento por todas las mujeres en estos momentos. Tener a semejante enferma mental en un puesto de tanto valor en cualquier país, es ver como se va nuestra dignidad por la taza del váter.

Las mujeres y LGBT deben echar un cable para acabar de una vez por todas con la injusticia de estos tiempos, si en verdad desean la igualdad, por supuesto, o llegará un momento donde los hombres no encuentre una puerta de salida. Por el camino y velocidad que llevamos, no hay grandes distancias en el tiempo para llegar a ese puerto. Cuando ocurra, la cuerda se romperá y todo lo conseguido en cuestiones de equivalencia se irán al traste por no haber tomado las decisiones oportunas en su justo momento y haberse dejado llevar por personajes sin escrúpulos. Todo tiene un límite.

Si estuviera por estos lares Clara Campoamor, agacharía la cabeza por pudor y desazón, pero claro, estos dirigentes de ganado comprado, dirían lo mismo que en su momento Iglesias de Anguita. Estas son sus propias palabras

Igualdad, vaya falácia señora, señorita, o lo que sea, pero no se preocupe, siempre hay quien tiene la capacidad de comunicar la verdad sin miedo al camino, créame, yo soy de ellos, de esas personas rebeldes con causa, que se niegan a aceptar a los animales como compañero de sexo. Con usted, mucho más, pues no sé qué tipo de engendro es.

Quizá esté buscando la manera de igualarnos a Holanda en terrenos de pedofilia, donde las feministas han conseguido legalizar un partido que la defiende de ahí que en este país se encuentre alojadas más del 50% de las páginas de Internet con este tipo de contenido ilegal. Hay asociaciones por ahí que se están encargando de ello, como el llamado Movimiento Amantes de los Niños. ¿Es esto lo que está buscando en España, señora Montero?, de ahí que hayan paralizado la comisión para la investigación sobre los abusos de sus gentes en Baleares. Feo asunto ese, los niños en este país, no se tocan y quien lo haga, lo pagará con el fuego de sus propias entrañas.Y esto no es odio, es una advertencia a quienes utilizan a las criaturas como instrumentos sexuales.

Fernando Cotta Pollo

Un rebelde sin miedo y soldado viejo por el interés general, nuestra libertad.

¡20 pueblos…!

Se han pasado veinte pueblos, ¡sí 20 pueblos!, en cuanto a temas de gustos sexuales, voy a serles muy franco. Las necesidades de cada cual, son suyas y por tanto, me dan lo mismo, suyas son, pero también he de decir: jamás se me ocurriría obligar o comer los sesos a alguien para que se vuelva heterosexual. Seguro que las lesbianas y gays del Orgullo, comprenden y comparten esta opinión.

Me alarma y lo digo muy en serio, ver el gasto empleado en pintar el arcoiris de todos, vuelvo y repito, de toda la humanidad en las oficinas, buzones y furgonetas de Lacracorreos en España. No salgo de la sorpresa, señora menestra especializada en crear desigualdad y cabreo social, Irene váyase a tomar del frasco por ahí, eso se la da requetebién.

Jamás vi tanta inversión en momentos tan crueles y cruciales en temas que solo incitan al enfrentamiento social. Yo no soy gay y les digo con contundencia, ahora me cierro más que nunca,  pues siento una vergüenza ajena espantosa cuando veo, siento y escucho cómo están tirando el dinero de los bolsillos recaudados en tiempos de calamidades, hambre y miseria para volver a enfrentarnos con el abanderamiento de los gustos sexuales. ¡Es demencial!

Tengo familia y amigos gays y lesbianas, pero no de ahora, desde siempre. Personas, ¿han oído, canallas del desgobierno?, personas que hacen su vida, no molestan a nadie y por supuesto, no obligan a que esos otros humanos pasen por su piedra. En mi castellano y país de toda la vida se llama…, respeto mutuo.

Lacra de políticos lanzando la caña de pescar con el arcoíris en el Dime si eresanzuelo para dar a entender que el Orgullo es comunista. ¡Manda polonios, oiga!, se me están volviendo radioactivos de tanta incredulidad. Como se levante el Che Guevara y lo vea, pide que le vuelvan a meter un tiro entre ceja y ceja, se lo digo yo. Es como decirle a Cela, a Don Camilo José me refiero, que done a su muerte el oscuro orificio de la limpieza y sus cuartos traseros, ¡válgame el Cielo!

Dime si eres mujer o del género LGTB y te diré a quién debes y tienes que votar. ¿Entienden las similitudes entre el día de las trabajadoras y la propaganda electoral de ahora?Sin embargo y aunque muchas y muchos se escandalice, mi género es el humano. ¿Seré defectuoso en origen?

Si yo fuera mujer o de este colectivo, clamaría versos de cabreo al cielo, pues a mí no me maneja nadie, salvo que los hilos de la marioneta estén en mis manos y así, deberíamos ser “todaos”.

Fernando Cotta Pollo

Ciudadano de éste y de otros muchos mundos. Inmanejable, insobornable, honesto, sincero y rebelde, pero con causa.

Por muchos… ¡no lo entiendo! ¿Sabrían sacarme de dudas?

Corren tiempos incomprensibles. ¿O siempre ha sido así? Estudiando las dos repúblicas y el período anterior a la segunda, para el “El Casual” en Youtube, he llegado a una conclusión simple y llana. Hay quien ama este país y quien lo odia o le da lo mismo. Este rencor viene de otras épocas donde las diferencias sociales eran brutales. El llamado caciquismo, por poner un ejemplo, falta de amor por la vida, hambre, miseria…, tal como ocurrió hasta que conocimos esta democracia.

Es curioso, en muy pocos años hemos conseguido estar en la cima en todo aquello que nos hemos propuesto, tanto de manera individual como colectiva. Multinacionales por todos los lares del planeta con contratos envidiables, pequeñas empresas y autónomos tirando hacia adelante, períodos tan prósperos como los primeros siete años de este siglo donde no faltaba de nada, las infraestructuras que sorprenden en todos los países, calidad de nuestras playas, reconocimientos internacional por donde quiera que vayas para nuestros productos, jamones, embutidos, quesos, vinos, frutas, verduras, gastronomía, paisajes, estilo de vida, una seguridad social maravillosa, etc, etc, etc. Y sin embargo aquí estamos, en medio de una guerra entre regiones con ganas de ir solos sabiendo que juntos llegamos a cualquier puerto, políticos desastrosos tirando el futuro por la borda, hoy y antes, por supuesto.

Quisiera saber, qué hemos hecho para merecer todo esto, dónde está el origen del rencor, a qué se debe, diferencias entre ser de una u otra provincia, pueblo…

En mis viajes por cualquier rincón de este maravilloso país me he encontrado las mismas sonrisas amables, el corazón abierto de sus gentes, su hospitalidad y por supuesto los contrastes que embellecen tanto la cultura. Es decir, lo tenemos todo, o nos falta… ¿qué?, ¿no lo entiendo?

España es una nación rica, en especial sus gentes y capacidad para tirar hacia adelante, somos un pueblo aventurero capaz de surcar los mares y el cielo si fuera necesario. Cualidades como la constancia, sufrimiento, arrojo y tenacidad está en nuestros genes tan profundamente arraigados como el oxígeno al agua.

Somos competitivos, siempre hemos tenido ganas de triunfar, conseguir objetivos, y felices, un pueblo feliz hasta que los políticos entran a romper la gracia a base de utilizar nuestra bondad, humor y paciencia, pero incluso así, somos dichosos, pero…, algo nos carcome por dentro, quizá sea la arrogancia, falta de humildad y esto abra viejos recelos, es posible, aún así, no lo comprendo. Quizá usted sea capaz de rebanarse los sesos y darme la llave del armario de los tiempos para enseñarme la luz en la penumbra y pena del desconsuelo…

No sé cuántos millones de parados tenemos en este momento y tienen que venir desde fuera a recoger la fruta, casi 7.000 y finalizada la faena no  pueden irse por la falta de interés de nuestro vecino Marruecos aludiendo falta de medios para cruzar la frontera, ahí les tenemos, otros tantos para nuestras espaldas y esto queridos y queridas amigos, huele mal, muy mal. Nosotros cuando hemos salido nos hemos buscado la vida para volver, pero claro, con esa campana sonando IMV, no hay quien quiera irse, somos el plato de la vida. Manda narices y aquí, viendo llegar la otra cara la pandemia.

Unas personas ocupan una casa y no les falta de nada, sin embargo un anciano devuelve un par de recibos de 20 € y le cortan la luz o el gas. Piden recortes en las pagas extraordinarias a los jubilados y a los ocupas les cargan de derechos y ayudas. A los autónomos les dan por oriente y a quien no ha cotizado jamás, le colocan con el salario mínimo vital… ¿Alguna explicación lógica?

Algo falla en este país, el equilibrio se está resquebrajando hasta el punto de quebrar cualquier confianza. Todo es políticamente incorrecto. Un policía mata a un detenido negro en Estados Unidos y aquí, en una tierra donde les abrimos las puertas y damos trabajo, montan unas manifestaciones de escándalo contra la policía. ¿Hacia dónde vamos? En España cae un muerto por accidente por un fallo en el corazón mientras corre delante de la policía, y las concentraciones violentas en contra de nuestros servicios policías se vuelve un disparate, y el colmo, señoras y señores, además con gente de la nuestra apoyándoles. ¿Me pueden decir cómo pueden actuar las fuerzas de seguridad del estado ante un altercado donde una persona de color sea el motivo? Si es blanco, amarillo, azul o verde no ocurre nada, pero como sea negro el tema pasa a ser una cruzada racista en una nación donde la inmensa mayoría no lo somos. ¿Se dan cuenta de hasta dónde nos hemos dejado llevar por no saber defender nuestros derechos?

La Europa de las ayudas no vigila bien el origen del dinero invertido por el bien comunitario, si lo hiciera, no tendríamos tanta garrapata viviendo de asociaciones inútiles en contra del interés general. O se pone coto a estos disparates o toda la Unión Europea se irá al traste por no calibrar los peligros de quienes solo tienen un sentido, su interés personal. Es un de los grandes dilemas, tal como acusar a los gallos de violadores de gallinas o cuadrar con el mismo oficio al resto de los animales macho. Disparates urdidos en el fondo de nuestro pesar, lacra de una sociedad que iba por buen camino, pero en estos momentos se despeña sin remedio por el precipicio de los excesos cometidos por vivir con vendas en los ojos, tapones en los oídos y ahora, el tapabocas para callarnos.

“Visto, comprobado y verificado y la bien pagá.”

Cada vez que el estado suelta dinero a Cataluña para arrimar el hombro y ayudar a los catalanes, el presidente de la Generalitat utiliza los fondos como le viene en gana, visto, comprobado y verificado.

Nosotros, todos los españoles somos quienes estamos financiando a quienes viven del separatismo, un negociazo, incluso en medio de la pandemia, fueron capaces de subir el salario de los gerentes del gran pelotazo, actuales y jubilados, como ha de ser.

Torra ha vuelto a recibir nuestros dinerillos y antes de agotarlos, ha salido corriendo para reforzar sus 15 delegaciones aumentando la plantilla y cómo no, contratación de asesorías privadas para el caldo sustancial, ¡ya saben! Tan claro y cristalino como el agua, y para turbio, los millones que aún sigue pidiendo.

Más del 55% de los catalanes no quieren saber nada del independentismo. Por principio jamás me verán negar la ayuda al pueblo catalán, pero…, seguimos con las mismas guisas, nosotros ponemos la solidaridad y el embutido rancio la utiliza para sus propios intereses enviando por Montserrat el concepto general. Va siendo hora de que Catalunya vuelva a despertar y de una vez, expulsar a los grandes ladrones de su libertad a base de engañar, ensoñar y enfrentar pueblos hermanos.

Los nacionalismos son tan dañinos como el republicavirus, LaCoronaDeIglesias y las impertinencias del ensachismo, en especial si los devengos esperados de sus resultados son seguir inflando las carteras del amiguismo.

Hoy, estamos viviendo la destrucción de España, incluyendo País Vasco y Cataluña, pero también cómo va a caer Europa. Tenemos ante los prismáticos de la historia el negro presagio anterior a la IIª Guerra Mundial.

Todos los divisores buscan el poder ser alguien más, no les basta con la presidencia de una Comunidad Autónoma, sino de un país. Tal y como ocurrió durante la revolución de los Cantones en 1884, incluso los pueblos se rigieron como naciones.

Este país necesita personas que amen a sus gentes, sentido de la responsabilidad y de servicio, un honor muy desfasado en estos tiempos de ansiedad, angustia, desesperación, muerte y la miseria que nos queda por llegar.

Europa debe entender la importancia de ayudar a acabar con los nacionalismos y el comunismo. Si nosotros tenemos problemas, no se pueden imaginar el futuro de Francia, Alemania o Italia, por poner algunos ejemplos. En Gran Bretaña, ya lo estamos viendo.

Unidos hemos sido capaces de integrar la diversidad en pro y beneficio del interés general, hemos mejorado en sanidad, infraestructuras, roto las fronteras, aduanas y cuando surgen desgracias como el virus de Wuhan, la solidaridad de los países vecinos aumenta para echar el hombro y sacar adelante a los más afectados  salvo como ha sido siempre, el origen de la crueldad, a Flandes, Bélgica y algunos de sus vecinos me refiero, el gran cáncer de Europa.

Sin embargo, el separatismo está condenando todas estas ventajas en pro de sus propias carteras. Mientras no existan instrumentos para controlar los fondos enviados en situaciones como esta, todo será vano e inútil.

Ser positivo en estos tiempos es un esfuerzo enorme, yo sigo siéndolo, mantengo la esperanza en nuestros paisanos, en que de una vez por todas se den cuenta de que cualquier país necesita personal preparado y no cuenta cuentos de irás, vivirás y luego, ya verás . El flautista de Hamelin tiene muchos discípulos, auténticos profesionales adaptados a los tiempos, ahora no necesitan flauta, sino cursos de teatro y buena verborrea para conseguir sus objetivos. España, tiene un gran número de ellos. Las redes sociales son el ejemplo, Twitter en especial, ahí se les ve preparando su espectáculo bien estudiado, hasta que se encuentran con los cazadores de a euros de la desgracia bien formados, entonces, callan como borracho inflado de vino en el suelo. Es la orden de los perroflautas y republicanos de a media pela o a céntimo de ilusión la hora, y un objetivo común, ser otro miembro de la bien pagá en prejuicio de todos.

“Que desgrasiaita mi España tu eres…, teniéndolo tó”.

Los inicios de la nueva anormalidad.

Y tanto, a tenor de la era de la nueva anormalidad, los registros históricos van a ser muy complejos de superar, salvo y como suele ser costumbre, los laureles se queden flotando entre los sueños, nadie actúe y vengan otros vendedores de duros a peseta. Hoy diríamos, euros a céntimo.

La pérdida del contrato de Avantia para fabricar las fragatas estadounidenses fue el comienzo, luego movió ficha Alcoa y al final los nipones decidieron llevarse a Nissan. A estas huidas debemos sumar 6.794 industrias que han puesto el sello de “finiquitao por la gracia del poder”.

El lastre no viene del coronaparo, en absoluto, el virus de Wuhan tan solo ha sido la puntilla, tal como se cuadra en el toreo cuando el matador no acierta la suerte de una estocada.

El asunto viene desde las tomas de decisiones tan brutales como subir el precio del Filoterrorismo económicogasóleo por capricho de las mentiras. Un vehículo de gasóleo de los de hoy, contamina mucho menos que uno de gasolina. Eso lo saben quienes hacen las cuentas utilizando cada ratio, para sacar la calculadora del bolsillo y constatar las diferencias de consumos entre unos y otros. Ahí están las sagradas diferencias, amen de los costes de emisiones de vehículos con una duración muy inferior, ¿o no cuentan las soldaduras, el acero, plásticos, neumáticos y un sinfín de materiales necesarios para crear un vehículo con un 60% menos de vida útil?, hablo de los de gasolina.

A Garzón, puedo llamarle necio con tranquilidad, y no debe ofenderse. Tratar el 12% del PIB turístico de calderilla, es llamarnos idiotas a todos los españoles en persona, por tanto respondo con la misma falta de respeto y el mismo trato al de la espinilla en la nariz que nos ha salido con semejante elemento. De números no tiene idea, ese porcentaje sumado a los desastres y huidas arriba indicados, representan el 20% del PIB español, sin contar, por supuesto con el otro menestro, a Uribe me refiero, quien da de lado a los toros, y con posibilidad, hará lo mismo con la caza. Tarde o temprano PACMA se aliará con Podemos para estos menesteres y aquí, manda el coletas, eso, ya lo sabemos. Esto, sí es radicalismo.

Tenemos unos elementos en el gobierno para reírnos, pero por no llorar, en solo unos meses hemos perdido más del 8% del PIB con la industria, el turismo se recuperará, pero ¿saben cuánto representa ese porcentaje que ha volado por otros fueros? Casi 100 mil millones de €, háganse una cuenta de resultados. Del turismo, casi 150 mil millones. Pongo la suma en números, se ve un tanto mejor. En total 250.000.000.000 de € para este año, de momento, faltan otros muchos gremios.

Esto es filoterrorismo económico, ¿de qué otra manera se le puede llamar al invento cuando en tan poco tiempo se ha conseguido ese extremo? Aún faltan por llegar el cese de contratos internacionales de nuestras multinacionales, no se olviden, señoras, señores, damas, domos, damos, caballeros, damiselas, donceles y gentes de buen o mal vivir, que ahora, llegará el hambre, pues con el SMV no podrán afrontar el próximo año las pensiones y Europa nos dará un poco de coba, pero nada más.

El secreto está en nosotros, siempre fue nuestra responsabilidad. Por una parte empezar a comprar en las pequeñas tiendas y comercios, exigir producto nacional incluso a los chinos, y por supuesto, rezar a quien le plazca para que estos gafes sin sentido y cenizos del abismo desaparezcan por los fueros de Venezuela o Cuba.

Dos medios puntos y…

Hoy lunes estrenamos dos medios puntos para obtener el primer boleto de la suerte, un décimo de lotería al peso de la espalda.

Ya estamos en esa fase de certidumbre y misterio, sonrisas y duelo, libertad y encierro, claridad y oscuridad. Dimos el primer paso hacia adelante después de sufrir los daños de un enemigo desconocido por nuestras generaciones. Pronto veremos la influencia colateral del virus de Wuhan en ambos sentidos.

Este fin de semana hemos descubierto parte de las secuelas físicas, nos faltan por conocer las mentales y emocionales. Entre ellas, el coronavirus ha provocado manifestaciones de indignación, rabia e incluso de odio en algunos casos por todos los territorios.

Me duele el corazón, sí, tanto como me dolió cuando el Orgullo fue utilizado como campaña política, o las mujeres en su día especial, el 8M. Siento un dolor inmenso cuando veo diferenciar a las personas por su género o sexualidad, todos somos humanos y es curioso, por una parte soy feliz, ha llegado el ansiado comienzo del desconfinamiento, y de nuevo, la vida se llena de perspectivas al futuro. Sin embargo, nuestra bandera ha sido utilizada como arma arrojadiza contra quien es español, la siente, pero no tiene el mismo credo político de quien la porta con tan aparente orgullo.

Es una paradoja, el contrasentido de quien ve el daño a corto y medio plazo en nuestro país, la toma de nuestra insignia en beneficio de partidos políticos. De ello, todos somos culpables.

Gran parte del gobierno y su ministro de interior, cuando se dejó llevar por la faceta más radical del comunismo contra las quejas de los ciudadanos de la nación arremetiendo contra el paño de nuestra representación.

Los políticos movieron ficha…, y han vuelto a ganar. Hoy, la rojigualda, la insignia de oro y sangre de todos, es el bastión de Vox y eso, no es bueno, no.

Como español, llevo la bicolor grabada en el corazón a sangre y fuego, pero siempre me he decantado por el centro con la salsa de los derechos sociales…, y golpes de timón para gestionar la economía. Y ahora, tengo la impresión de que el sentimiento de ser español es propiedad de otros.

Cuántas personas conozco con otra manera de pensar, amantes de los colores de España. Los políticos han vuelto a salirse con la suya, de nuevo, es la escopeta de uno u otro lado, la  frontera entre el soy y quiero y el quiero, soy, y no puedo.

Quizá pidiendo con el alma en la mano, que todos y cada uno de los partidos políticos lleve la enseña de esta nación con la misma fuerza y ganas, mañana, podríamos ganar la próxima batalla a quien vuelva a intentar apropiarse de nuestro credo, nacionalidad y sentimiento.

Un español que se viste por los pies.

“Sumando 0 coma…”

Y por fin sumamos dos ceros coma. Sí, el próximo lunes habremos atravesado  la barrera del muy deficiente, y saltamos directamente al deficiente. Bueno, tal cual eran las notas del cole en tiempos añejos, hoy…, no hay quien las entienda.

Con el 1 por delante, madrileños, barceloneses, manchegos, leoneses y otros tantos, pasamos el primer tribunal de la salud. Ahora queda en nuestras manos ser jueces y veredicto, con ello quiero decir, sensatos.

Las más carillas son la herramienta ideal para evitar otra penetración de mercado del dichoso coronadesgracias, y no es para andar con bromas. Creo y es a mi entender y estoy seguro de ello…, santa Prudencia también debe ser una buena aliada y compañera hasta que le demos al del Wuhan por donde merece.

Abren las tiendas, y nosotros tenemos en nuestra responsabilidad, ir alsuperenorme” o bien, utilizar el santo juicio de la balanza y equilibrar los platos. Si tomamos la última decisión, el país saldrá adelante mucho antes y por supuesto, con el agradecimiento de esas personas por el reparto tan equitativo de los dinerillos. A quien le quede, por supuesto.

De esto habrá que hablar en otro artículo, pues lo primero y a mi entender, es evitar el incremento de desigualdades sociales. Con ello, el tiempo, fe, y unas estacas, conseguiremos que arranque el pequeño comercio, el autónomo y esas empresas tan necesarias para el beneficio del interés general.

No quiere esto decir en absoluto algo así como: abandonar a los grandes, todo lo contrario, sino arrimar el hombro con un poco más de nuestro tiempo para precisamente, empujar hacia adelante a tantas, y tantas personas con dicha necesidad.

Ya sabemos cómo funciona el reloj, engaña, pero…, la buena fe, constancia, perseverancia y colaboración, siempre tienen un premio excelente, el amparo del universo y la eterna sonrisa de quien sabe, que usted está en esa pequeña tienda, zoco o comercio precisamente para repartir, equilibrar el firmamento y como es de Ley, nuestra estabilidad.

Es de lógica cuántica, el sistema depende de nosotros, no dejen que sea del péndulo que penda. “En nuestras manos…, estamos todos”.

“La nueva anormalidad”

Con 1984, Orwell nos puso en antelación del futuro próximo, el presente de hoy. Hablan de la nueva normalidad, ¿ o por lo contrario será la nueva anormalidad? Sin complejos ni tapujos. Recuerden, el mundo en que vivimos ha vivido numerosas pandemias mucho más graves que el virus de Wuhan.

Dicen los agoreros… ¡nada volverá a ser como antes!, y la gente se lo cree, tal cual somos. Hoy fabrico unos pantalones para darle las constantes vitales en todo momento, y la población se vuelve loca buscando cómo y la manera de ponerse unos a la moda de cada día, eso sí, con enchufe directo al presidio de la enfermedad, o jaula hipocondríaca donde siempre recibirá apoyo comercial de los productos farmacéuticos y en consecuencia, la farmacia más cercana.

El ser humano tiene memoria, cajas donde se introducen los hechos, sucesos y emociones bien guardaditas en el armario de los sesos, pero…, con el tiempo esos recipientes se deshacen y solo quedan las entonaciones de los ecos de la vida. Así ha sido y seguirá siendo, solo es cuestión de unas cañas sin tomar y aviones sin coger, el resto, viene dado por nuestras costumbres.

Es posible que muchas de las personas tengan fobias causadas por el confinamiento, es de prever, pero ahí están los días, las semanas, meses y años venideros cubiertos del placer de la resistencia de quienes hemos salido ilesos de esta gripe.

Nunca he sido hombre de modas, la verdad, siendo práctico, no encajan en la conducta típica, por tanto y en la misma medida, me niego a llevar chismes para ofrecer datos al mercado y en consecuencia, vivir el desvivir de la conciencia de  una humanidad por completo deshumanizada y fabricada para los mercados.

Si seguimos los patrones enmarcados por el poder y las grandes compañías, pronto sufriremos el sabor de la nostalgia, sí, recordaremos aquellos momentos que salíamos por el campo sin controles, por los parques sin notificaciones o emparejabas con varias palomas, para eso esté el poliamor, ¿no?

¿Más carillas?, o menos si se las fabrica usted, tal y como llegará la abundancia de fábricas de filtros con aromas, llegaremos a poner esencia de rosas, jazmín, pan recién hecho o fabada a esos chismes creados para respirar más puro y fino el recuerdo de las crónicas, sí, cuando nos confitábamos en el confinamiento a base de nevera, y el ejercicio de muñeca a las 8 de la tarde.

Usted decide, para unos la vida será muy corta y para otros…, muy larga pero curiosamente, durarán el mismo tiempo. Libertad o esclavitud, he ahí el panorama, el regalo de un horizonte impuesto por los caprichos del destino y la puntilla de los ordenantes.

La viñeta de Miki y Duarte es perfecta para definir las crónicas venideras.

Por cierto, lo digo con miedo en el cuerpo por quienes se lanzan a la piscina sin mirar si está llena de agua. Sigan las pautas y pasos para volver a encarar nuestra naturaleza tal cual era. Por favor, tómenselo en serio, y en un par de años…, todo será un lejano recuerdo.

Relatos históricos, irónicos y sarcásitos de los que soy autor