Edulis y el otoño

Susurrando entre castaños, hayas y robles, el Otoño aparece, mientras  que las hojas, rojas, naranjas, marrones y de todos los colores, caen balanceándose en el aire, que cuida y disfruta al son del baile de las mariposas, ¡viéndolas caer!.

Repunta marrón, casi negro del humus que le da la vida ¡el hongo cabrón!…, para  los que no llegan a verle, que para otros…, !que sabrosón!

Aparece su cuerpo, rallado , mirando el cielo y diciendo, ¿no me ves traidor?, y es que no hay mayor insulto para tal manjar, que no hacerle aprecio, puesto que no hay nada que mas añore ante cualquier rival, que ser el plato principal.

Por eso, ahora me dispongo a darle un tiento a este hongo, con amor y dulzura, con cariño y esmero, crudo en ensalada, a la plancha, o con mero, de cualquier forma, es anhelado en el mundo entero.

Anuncios

2 pensamientos en “Edulis y el otoño”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s