Examen de conciencia. ¿Dónde está el mea culpa?

Estaba claro, se venía venir y así ha sido la respuesta del electorado español, ¡contundente! Y podría haberlo sido aún mucho más si el miedo y los adheridos a un partido hubieran castigado con su voto las gestiones del PP, PSOE, CIU y IU, pero como es de saber, hay ciertas personas que jamás darán su brazo a torcer dando la oportunidad a otra formación que no sea la de siempre, desafortunadamente, ¡así es!

En la época de Felipe González, cuando la crisis empezaba a medrar la desconfianza y ya habíamos escuchado en más de una ocasión a Maragall citando a Pujol en el mismo Parlament aquél famoso 3% de comisión, y del que los empresarios ya decían que ¡ojala fuera solo esa cantidad!, el entonces presidente del gobierno sufrió un duro varapalo en las elecciones, tan duro que en público tuvo que reconocer que había entendido el mensaje. Dentro de lo malo, y me refiero a su última gestión, tengo que reconocer que por aquellos entonces ese tino de humildad caló entre los españoles, tanto que le dieron otra oportunidad, pero el tono de nuestro actual gestor del país, no lo ha entendido así, sacudiéndose las culpas por la crisis y por la corrupción, pero en ningún momento he visto atisbo de un mea culpa, un pellizquín de esa humildad que tanto premiamos, sino más bien y como viene siendo costumbre dentro del PP, escurrir el bulto.

Yo quiero recordar en este artículo algunos de los motivos que parece usted haber olvidado, ¡sí!, porque creo que ninguno de su equipo, ha realizado un examen de conciencia, y es bueno, puesto que ya que no es capaz de ponerse enfrente de un espejo para ver cual es su contenido, analizar de verdad esta clamorosa llamada de atención, al menos tenga en esta pluma una emotiva ración de manitas, como esas que se meten en el fútbol.

Los despropósitos de sus propósitos han sido una regla muy común entre sus más fieles allegados, por ejemplo entre los dos ministros de Economía, uno con la cartera de Hacienda y el otro con la de… ¿competitividad? Empecemos por el señor Montoro, ése que tanto presume de haber aumentado los ingresos de las arcas del estado a base de defraudadores, por supuesto y según los datos que se manejan, el 70 % de las pequeñas empresas y por supuesto autónomos, que reflejan nada más y nada menos que el 30% del fraude, porque del otro 30% que es el 70% del dinero robado al erario público, no hablamos, que podemos hacer daño a muchos de sus amigos, como por ejemplo a esos empresarios a los que les condonó mil y un señor pico de millones de eurazos, ¡si señor!, ¡con un par!, ahí se demuestra el talento y su talante. Pero no iba a empezar por ahí, mire usted, pero es que son tantas y tantas y tantas, que se me cuelan. ¿Por qué será?

Aún recuerdo al Señor Soria, el ministro de Industria cuando vio el orificio de entrada del agujerillo del famoso déficit tarifario, ¡tela!, me lo imagino, entre otras cosas porque guste o no, ese es el sector en el que mejor me muevo, como pez en el agua podríamos decir. Don José Manuel viendo el tamaño del boquete empezó a sudar, por lo que el canario buscando soluciones para evitar que dicho pozo sin fondo siguiera creciendo y además pudiera paliar parte del desastre, se le ocurrió la feliz idea de gravar con un impuesto a las empresas eléctricas que no pudiera ser derivado y cargado contra el consumidor, ¡coño, que ya está bien! y mira por donde el primero que en decir, ¡oiga!, ¿quién es usted para poner un impuesto?, esas son mis competencias, las del Ministerio de Hacienda. Y razón tenía el caballero Montoro, pero lo que no sabíamos eran sus afinidades por aquellos entonces con ABENGOA, ¡leches, que le intentaron perculizar el negocio!, ¡claro!, ¡por eso se enfadó!

En fin como esas muchas, pero una decisión ruin de verdad, ¡vaya dos pares de gemelos!, y ahora a los ministerios con cargo a Economía me refiero, ¡la nuestra por supuesto!, no se le ocurrió otra feliz idea que por Navidades, ¡señoras y señores!, ¡han leído correctamente!, por estas fechas tan señaladas eliminar la paga de los funcionarios, ¡oiga, que yo no lo soy!, pero que puñetera barbaridad, ¡válgame Dios!, resulta que en este país es de todos conocidos la cuesta de enero y febrero que viene del resultante de gastarse los dinerillos en regalos típicos de los niños, Papá Noel, los RR.MM., las comidas y cenas entre amigos, y mil cosas más, es decir, que el dinero según llega se va al mercado por aquellos entonces completamente parado, y a los dueños de los bares, peluquerías, tiendas diversas, centros comerciales, etc, viendo que no, ¡que no podían seguir aguantando las nóminas!, van ustedes y de golpe y porrazo, ¡zhassss!, ¡Santo Tomás que aquí no doy más! y acaba ayudando de la más vil manera a cerrar empresas, ¡sí señores menestros!, como está escrito, que es lo que son. Y me dicen que no entienden por qué se les ha castigado, pero esperen, esperen que sigo, que hay dar, tomar y regalar.

Un mal día estalla Gürtel, y mira por dónde lo que no se va en corbatas y trajes se va por otro lado, ¡hostias, quería decir por todos!, a la señora Mato, esa gran Menestra de Sanidad que tan bien tomó las decisiones sobre el Ébola, va paseando por su jardín a plantar unos tomates u otras cosillas, ¡digo yo!, y de pronto cuando abre la puerta del garaje, ¡al suyo me refiero!, una sorpresa…, de las semillas le han salido nada más y nada menos que unos deportivos, unos cochazos que la buena mujer no sabe qué hacen allí, pero ya que están, para qué desaprovecharlos, ¿verdad?, señora Matolasanidad.

A todo esto la U.E. nos manda un cable cargado de explosivos, una propinita de ná para ayudar al país, que anda constipado y no es bueno. Esa cantidad sin importancia al que negaron llamar rescate lo emplean, en lugar de ayudar a mover la economía, ¡a la nuestra me refiero!, en salvar a la suya, ¡más claro el agua!, es decir dándole unos golpecitos en la espalda a Blesa y Rato y unos dinerillos para que saquen adelante ese otro pozo sin fondo de BANKIA y los españoles de a pie, quedándose sin casas a medio o casi finiquitar, desahuciando ancianos, niños, madres y además quedándose con la deuda del piso, ¡con otro par!, ¡sí señor!, mientras los grandes directivos de este banco y otros que aún no conocemos, se ponen las botas con sus famosas tarjetas libres de impuestos, entre ellos políticos del PP, PSOE, IU, CC.OO., UGT, y a saber quiénes más hay por ahí que no sepamos.

Un honrado juez por fin consigue dar el domicilio que por Ley le pertenece a Blesa, ¡eso es valor y lo demás cuento!, y lo enchirona con los chorizos, ¡como tiene que ser!, pero hombre, ¿a quién se le ocurre meter a este señor en la cárcel?, pues por ello cogen y sin más preámbulos denuncian al que defiende la Ley, ¡LA NUESTRA Y LA DE TODOS! y no solo se conforman con expulsarle del caso, que poco les parece, le retiran sus fieles capacidades para seguir haciendo lo que sabe hacer, ¡y muy bien!, total que nuestro querido amigo sale de presidio y aquí no ha pasado nada.

Otro gallito sale al parqué, en esta ocasión el tesorero de la real sociedad del Partido Popular S.A., con acciones al portador, jajajaja, que ya tiene hasta su puesto de honor en Mortadelo y Filemón, el señor Bárcenas que entra también a gastos pagados en la misma hospedería que el anterior, pero éste durante un poco más de tiempo. Empieza el tira y afloja, la puta y la Ramoneta, según los Pujol, Mas y CIA, ¡o me sacáis o canto, ehhh!, ¡y mejor que la Pantoja, carajo!, y así entre aflojas y más flojas, el caballero consigue su permiso y de vacaciones, que han sido una mala experiencia, y los españoles, TODOS, viendo el gran circo en vivo y en directo, payasos y payasadas por todos los lados. ¿Esperaban chistes señores prolíficos?, es que ya se nos estaba yendo hasta el humor, ese tan sano que afloja las malas intenciones y ayuda a pasar lo indecible cargando contra nuestra sagrada paciencia. ¡Ya ni chistes!, y eso empieza a ser peligroso, pues cuando este pueblo no puede esconder las desgracias y los avatares de la vida con sarcasmo y fino humor, es que la paciencia está en el borde, y así se ha mostrado.

Pujolazo al canto, otra más pillado en el coche a 1.500 Km por hora, es decir cuando intentaba sacar provecho sin que nadie se diera cuenta del gran tesoro amasado tan dulcemente a base del sudor y la sangre de los catalanes.

Y para colmo, no es capaz de ver la realidad, ¡manda cojones!, como está escrito por que yo  soy uno de esos ciudadanos de este país, que está muy, pero que muy cabreado con sus formas, tejes y manejes, porque estábamos pidiendo a GRITOS, ¡señor Rajoy!, que hiciera la debida limpieza, que lo que estaba haciendo iba en contra de todo el pueblo español, que si usted presume de patriota, eso que tan bien venden, pero que en realidad les importa un bledo, y así lo han y siguen demostrando, no ha hecho, y le entiendo, créame, pues comprendo que depurar el partido de la escoria que se ha dedicado durante tantos años a engañar en beneficio de su propio bolsillo puede ser muy peligroso, y así es, porque es tan grande la mierda, que la mayor parte teme acabar dónde deben, en la cárcel, pero en una de esas bolivianas, donde no hay sitio ni para ir al servicio, ahí es donde yo con todo mi cariño y en virtud de los hechos, les habría enviado.

Eso no es más que una breve sacudida de sus conciencias, porque la que vendrá si no toman el camino adecuado ya, será muy, pero que mucho más dura, durísima, ¡créame usted!, porque entre otras cosas nos enviará usted al mismo infierno.

Por favor recapacite, piense, analice, mézclese entre las gentes, la de todos los lados, sin miedo, que no le va a pasar nada, pregunte, escuche y luego, si tiene lo que hay que tener, actúe en consecuencia a la realidad.

¿Le parece poco?, si es así, dígamelo por favor y sigo que no me cuesta ningún trabajo seguir escribiendo con más detalle todo lo referente a su gestión, porque entre otras cosas además, puedo decirle que me viene bien para relajarme.

Anuncios

4 pensamientos en “Examen de conciencia. ¿Dónde está el mea culpa?”

  1. Los estertores de un régimen siempre son patéticos, estentóreos y hasta ridículos. Esperanza es el mejor ejemplo. Convoca una rueda de prensa a la que llega 40 minutos tarde porque su tiempo vale más que el del resto y en un delirante discurso sobre el centro, el centro-centro y el centro del universo, pretende convencernos de que deben unirse todos los partidos contra Manuela Carmena porque la jueza quiere acabar con el orden democrático constitucional y traer los soviets y las checas. La del Tamayazo llamando antidemócrata a una jueza emérita del Supremo y a medio millón de votantes. Su indecencia, desfachatez y maldad no tiene límite ni cura. Su reinserción es imposible, Manuela. Es de centro, sí, pero de centro de día porque chochea.

    Me gusta

    1. Al final todos reparten por el mismo lado, si no es uno es el otro. Tan solo espero que Carmena nos salga como en sus tiempos el profesor, a Tierno me refiero, que administre de forma lógica los impuestos de los Madrileños y que haga lo que haga sea autosuficiente y no a base de aumentar de la carga fiscal. Adelante y bienvenida alcaldesa, que con su juicio haga crecer sabiamente los madriles y que por supuesto, gobierne para todos, así y dicho ya sea de paso, le demuestra al PSOE que sabe hacerlo sin distinguir entre credos y patrias, que es lo suyo.
      Gracias por el comentario José Manuel, siempre es de agradecer, y para el que quiera y no se atreva, he de decir que no hay censura en este blog, puesto que está completamente abierto, que tan solo es imprescindible evitar el insulto.

      Le gusta a 1 persona

  2. Aquí nadie asume responsabilidades , ni pide perdón . Supongo que viven de espaldas a la realidad , pero eso les lleva al desastre. Deberían de tener un Pepito Grillo a su lado que les recordase algunas frases sabias .
    * ” Medita bien lo que vaz a decir, para no tener que pedir perdòn ”
    *Es mas grande quien es capaz de reconocer sus errores, y sabe decir perdon . No se puede luchar cuando predomina el orgullo.

    En fin que no se puede pedir peras al olmo.
    y me temo que nunca rectificarán .
    Vergonzoso el tema sobre estos personajes que han surgido y que siguen viviendo como dioses Blesa, Rato , Bárcenas. Ni siquiera demuestran arrepentimiento más bien todo lo contrario . Nos daban lecciones de comportamiento y ahora creo que nos miran a todos por encima del hombro . Se sienten superiores . ¿ Habrá alguien que les ponga en su lugar?.
    Espero que la gente nueva que está surgiendo como consecuencia de estos comportamientos no pierda después la perspectiva.
    Ah y en principio mi apoyo a Manuela Carmena , me parece una persona inteligente y con sentido común . Espero que las manzanas podridas que tiene a su alrededor no la maleen .
    Quizás podamos quitarnos de en medio para siempre a Esperanza , ejemplo de intolerancia, prepotencia y orgullo.
    Salud y esperanza. (de la buena claro)

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s