PRIMER FORO INTERNACIONAL DE ESCRITORES Y PROFESIONALES AFINES

Capítulo I

 Tal día como como ayer, pero de hace al menos un par de años comencé a estudiar las “RS”, redes sociales para los que seguimos analizando el entuerto y aún después de algo más de 25 lunas y un pico de Santo Tomás, ¡esta vez sí!, tengo que reconocer que es una jauría, pero de plumas y no por ello, emplumados, ¡señorías!, sino de manos que presionan aparatos soltando tinta diluida para plasmar bellas palabras sobre un papel que no lo parece, pero sin embargo lo es.

¿Más autores que lectores?, ¡parece y así se aprecia!, que siendo tantos en darse a conocer es fácil, pero… ¡tela si quieres vender! Me lo hizo saber otro de los Dones, en esta ocasión Don Juan, pero Antonio, ¡ehhh!. He ahí la cuestión, innovar para diferenciarte o como siempre, ¡Amazon!

El caso es que dábale vueltas al tour de la opinión de las experiencias de los demás y todo muy bien, ¡sí!, y bonito también, ¿pero resultados?, una rima como patatero podría ser la perfecta definición. Así que viendo un horizonte que se alza tan cerca pero que no se ve, decidí hacer algo para culminar la investigación que tantos binoculares han desgastado para tomar la gran decisión.

Ferias de libros para editoriales, casetas a raudales, escritores como la copa de un pino, consagrados en vida y tantos con el mismo mal. Cinco en la fila de Javier Sierra, cuatro y dos niños que suman lo que hay para Eslava Galán, la gran Julia Navarro con cinco y mitad,  y va un cocinero con los 100 mil hijos de las perolas, a dar la vuelta de compradores buscando la firma del fogonero con una fila que casi bordeaba el Retiro. ¿Cultura?, por supuesto, que la gastronomía lo es, pero, ¿y de la otra?, ¡sí!, la del par de pelotas que rondan la historia tal y como fue con toques de ficción para entretener y dar a conocer las crónicas del pasado, presente y futuro a base de poemas, romances, suspense, intrigas, humor por nombrar algunos estilos de lo que realmente nos hace falta, ¡a la literatura me refiero!

Dolores de cabeza, migrañas en los dedos, tinta en las uñas de mis vientos y no vendo en Amazon, ¡perdón!, que tampoco, tan solo unos cuantos, pero pocos y comentarios cinco estrellas todos ¡oiga!, y Andayqueledén al Duque. Así es guste o no la realidad, de los que empiezan con grandes críticas, esperando ver como sube la novela en la global imaginación de una editorial y distribuidora universal, ¡pero no, que no!, algo falla.

Viendo el resultado de dos años con cuarto y mitad de búsqueda del GRAN SECRETO en Twitter y Facebook, me doy cuenta que las cosas funcionan a base de muuuuchas horas cada día, tanto que no te da tiempo ni a escribir, de manera que contemplando la escena, prefiero dedicarme a INNOVAR, ¿ser o no ser?, he ahí la cuestión, ¿estar y no vender?, he ahí la otra.

Solo hay una forma por la que un escritor o escritora, y espero que disculpen las señoras, voy a escribir en nuestras plurales formas para definir sin que el sexo sea un distintivo, entre otras cosas porque así ha sido siempre para mí.

Dos personas conocí hace unos meses con las que sintonicé, no voy a dar sus nombres, ¡falta no hace!, pero puedo decirles que cuando tomas una decisión que puede enviar tu credibilidad al garete, al menos tienes que sentirte bien acompañado, y nada tiene que ver con sexos, sino con personas. El caso es que vi la oportunidad, una reseñadora y una periodista, ambas con talento para dar, tomar y regalar, y sobre todo con ganas, ¡sí!, esas que da el hambre cuando no se tiene y se quiere. Una camarada fantástica, el resto estará por venir.

Hacía falta algo que estimulara nuestras realidades, las de todos, y se hizo, crear el PRIMER FORO INTERNACIONAL DE ESCRITORES Y PROFESIONALES AFINES, un plan perfecto, por lo que tiré hacia delante, como el mulo que elige un camino sabiendo por donde va, pero que en realidad era un humano colocándose las manos a uno y otro lado, para simular no escuchar y evitar dar un traspié por el sendero de la real incertidumbre.

Tres semanas negociando sitios para el gran evento, ¡tres!, y por fin llega en forma de Windoox.com y Monedero.tv dos patrocinadores que ponen la pala y las viandas, con una par de… narices, ¡eso es!

-Ya está, es el momento, ahora toca lo que hay, dos buenos atributos y a llamar a las puertas de los que quieren aportar. -Me dije en ese momento. Y comencé con la ardua tarea del trabajo en el que o te va de lujo o te vas al carajo.

-Señor Don Juan Antonio Tirado, estoy preparando un foro abierto de escritores y profesionales afines para buscar alternativas que nos permitan dar a conocer las obras con facilidad. ¿Quiere usted participar como ponente en el EL PRIMERO FORO INTERNACIONAL?

-¡Faltaría más!, ahí me tendrás. –Confirmó el Don, que bien se lo merece y con mayúsculas, ¡por favor! Uno de los grandes profesionales de la comunicación  de este país y escritor en la mesa de opinión.

La idea pintaba en oros, escritores, periodistas, ilustradores, artistas, bloguers, imprentas, editoriales, todas las profesiones que viven o disfrutan de la literatura con un mismo fin, controlar el timón de una nave con un rumbo sin definir, para enviarla a un horizonte cercano y menos aparente del que se ve en las redes sociales.

Confirman la asistencia en el palco de los sabios de la innovación, Doña Dolors López, Doña Mar Olayo, Don Ismael Álvarez de Toledo y Don Gonzalo Moreno y ya está el remate más delicado de un asunto que o tenía cuidado o me iba a costar un riñón, dos y hasta el corazón, pero eso sí, sin ánimo de lucro. C`est la vie.

A unos días, el primer sofoco, la presentadora, periodista y escritora no puede asistir, ¡mamma mía!, y yo con estos pelos ¿ahora qué? –Duro fue ese momento en el que a punto estuve de tirar la toalla, pero el aliento de otra grande de la información ahora retirada y amiga de la infancia.

-¡Hola guapísima!, ¿cómo andas?, cuánto tiempo sin saber nada de tí, ni siquiera por tu Manuel, ¿pero dónde te metes?

-¡Anda que tú, Andayquetedén!, ¡jajaja! –Más o menos, palabra de casihonor.

El caso es que le comenté el dilema, actuar o coger ese famoso camino que recomendaba El Gran Capitán, al enemigo que huye, puente de plata, pero no, cogió la experiencia que tiene quien desde niños me conoce y…

-¿Miedo tú?, pero Fernando con las tablas que tienes ¿qué has de temer? –Y me la colocó, dio el remate de quien sabe hacer las cosas empujando hacia adelante a quien sabe que puede hacerlo, y así ocurrió. Ya no había marcha atrás, un evento en el camino de un destino incierto para la mayoría de los que tan solo han oído algo de este narrador.

Vista la respuesta de mi siempre y querida amiga guapísima, ¡que lo es!, Doña Carmela de los Santos y Cabezuelos, ¡me pasé un par de pueblos!, espero unas risas y no las hostias que da que las conozco bien, tiré en una sola dirección, la del empujón de alma que tiró de mi cuerpo, marqué los pasos, el norte y a la comarca de la justicia me dirigí sin pensarlo dos veces, que ya tuve tiempo antes.

Telefonazo por aquí, whatshappazo por allá, toma un E-Mail y dime si te va, a messenguerazos en el libro de la cara, un tú y terazo a base de mensajes de uno a otro lado, cartelito que te va, otros que te vienen, la ayuda que quienes dan y reciben las bendiciones de cualquier que se preste a hacer los mismo, que es de Ley, y las redes sociales con un porcentaje elevado de noticias que nada tienen que ver con la política o el sexo, sino con la literatura y las ganas de encontrar lo que buscamos los parientes de Padrón, unas veces se encuentra y las otras non.

Desde la siempre bien avenida en los madriles de toda España viene una catalana, la primera que desde fuera echa el par en la sartén, ¡sí!, desde Barcelona y se presenta a las 8:30 horas del día anterior al primer evento de esta naturaleza.

Besos y abrazos en la estación del AVE, eso sí, con anécdotas por medio, porque estas cosas si no las cuento jamás se saben.

-No te preocupes Loli, ¡perdón!, Doña Dolors, ¡válgame el cielo, qué error! Allí estaré con puntualidad de Ciempozuelos, ¡palabra de honor! Y así fue.

-Ya estoy aquí, con 10 minutos de antelación, ¿y tú? –Primer comentario de la contienda que aún estaba por venir.

El coche situado a la entrada de la estación del mirlo, ¡perdón del AVE, quise decir!, esperando mientras observaba como los aparca coches virtuales y reales se llevaban los autos uno dos o más días por módicos precios a un sitio donde quedaran bien cubiertos y pertrechados.

-Cuando salgas de la estación, mira a tu izquierda y me verás, justo al lado del monumento al 11 M.

Siguió a la perfección las instrucciones cuando de nuevo me llamó para indicarme que no me veía, ¡que no!, que a su izquierda tenía unos grandes ventanales verdes de algo parecido a un colegio, ¡y yo!, pues que les puedo decir, que mirando al Ministerio de Pesca, al monumento y la glorieta y que no veía ninguna ventana verde.

-¿Será daltónica? –Me pregunté, a ver, sé que pinta al óleo, igual tengo a la resurrección de Van Gogh en versión femenina de visitante y no lo sé, ¡vete a saber! –Pensé. –Como es de Ley tomé aire para analizar la situación, observé que el Museo Nacional de Antropología estaba en obras y parecía un verde oscuro, porque yo sí que no distingo bien esos tonos, así que ni corto ni perezoso a base de golpes de oído y móvil.

-¡Dolors!, ¿te refieres al edificio en obras?

-¿Cómo?, ese está bien cuidado, un tanto de otra época pero no veo chapuzas por ningún lado. –Contestó.

Ya no sabía dónde estaba, quizá no se hubiera dado cuenta y se había embarcado a Chamartín, que nunca se sabe. De nuevo tomé el oxígeno necesario para hacer funcionar las pocas células intermedias entre el blanco y el negro que me quedan, miré hacia la entrada principal de la estación y ¡sí!, allí estaba, pero no ella, sino el edificio de las ventanas de tonos verdes pastel.

-¡Hostias!, algo no va, ¿será que no reconoce la izquierda y la derecha? –Me pregunté. –Enfermedades haylas de todo tipo, desórdenes neuronales también, de manera que para esta pluma cualquier cosa puede ser.

-¡Vamos a ver! –El comunicador electrónico echaba chispas en mi oreja. -¡Dime que tienes enfrente!

-¡Muchos taxis!, estoy en un semáforo. –Me dejó a cuadros, tal como lo cuento y se lee, estaba aparcado al lado de ellos y no la veía. ¡Redios!, ¡esto no puede ser!, así que de nuevo.

-¿Muchos taxis y un semáforo?, pero si estoy al lado y no te veo. Que más hay, ¡cuéntame!

No daba crédito ni a mis oídos ni a mis ojos, nada cuadraba. ¿Será que le da vergüenza? A estas alturas el inconsciente juega con el consciente a la ruleta rusa.

-Estoy a la salida de un edificio blanco y al lado de una glorieta muy grande.

Estaba claro, lo de la glorieta, porque lo del blanco edificio estaba por ver y mira por dónde, miro enfrente y veo lo que antes no pude ver. Un edificio blanco, ¡sí como se lo cuento!, el de la salida o Puerta de Barcelona y yo sin darme cuenta, ¡tela, tela y requetetela!

-¡Ya sé dónde estás, voy para allá!, ¡no te muevas por favor! –Y allí estaba, esperando a la salida de la vía de servicio y parking de la estación de Atocha. Delgada como anunciaba y con una sonrisa radiante. No era daltónica y reconocía ambos lados por su nombre, sus neuronas estaban perfectas y el único que estuvo loco de remate, era el que venía de Ciempozuelos para llevarla a su hotel y enseñarle un poco Madrid.

Continuará.

Anuncios

10 pensamientos en “PRIMER FORO INTERNACIONAL DE ESCRITORES Y PROFESIONALES AFINES”

  1. ¡Pardiez caballero! Miope sí, daltónica noooo… Bromas a parte agradecerte que pensaras en mí para este Foro, ojalá que sea el primero de muchos. Fue un honor, un lujo y un placer esta experiencia al lado de personas tan importantes como Juan Antonio Tirado, Ismael Alvárez de Toledo, Mar Olayo y Gonzalo Moreno, y evidentemente junto a ti. Un gran trabajo el tuyo, sé de tu esfuerzo por sacar el proyecto adelante, y lo has logrado, y eso debería darte impulso para muchos más.
    Gracias a toda las personas que asistieron y al Espacio Monedero un lugar increible.
    Si a vuesa merced no le importa ¿me volverá a invitar al próximo Foro? Un beso Fernando eres grande.

    Le gusta a 2 personas

  2. ¡Rediós! a poco vas y nos pierdes a Dolors… anda queeeee ya te vale a ti, Don Fernando. Ja,ja,ja,ja,ja,ja. Menuda aventura en la estación de Atocha eh? En fin, menos mal que todo acabó bien, os encontrasteis, conoció algo de Madrid y, encima, el evento fue todo un éxito, ¿qué más quieres “zeño mirlo”? ja,ja,ja,ja,ja,ja.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s