ANIMALES, ¡sí!, ¡ANIMALES!

De piedra, ¡sí!, me he quedado de piedra.

Me gustan los animales, siempre ha sido así, pero he sido capaz de entender las sutiles diferencias que existen entre ellos y los humanos, aunque tengo que decir que visto, leído y escuchado lo que he, en estos días tras el desgraciado fallecimiento de un torero de una cornada, tengo que reconocer que hay humanos que aún no han desarrollado sus capacidades cerebrales y siguen siendo unos ANIMALES IRRACIONALES.

Los animales sufren, ¡por supuesto que lo hacen!, pero ellos no tienen obligaciones, trabajo, hijos que alimentar, impuestos que pagar, familiares o amigos a los que ayudar, etc, y es que, ¡oigan!, son simple y llanamente ¡animales!, guste o no, es la realidad, bichos que viven gracias a los cuidados de precisamente esos alcornoques cuidan, por no decir palabras más acordes a la realidad. Y con ello no me refiero al matador, sino a las comunes inteligencias que se supone, ¡nos diferencian!

Hay una pirámide alimenticia natural, ¡es la vida!, es posible que los ANIMALES que han tenido el detalle de alegrarse del fallecimiento de un ser humano a manos de un ser vivo que iba a pasar por el matadero para ser precisamente carne de muchos, se vayan reencarnando en animales cada vida, y por supuesto, cada vez, ¡más irracionales!

Sepan esos que presumen de ANIMALISMO que hay grandes diferencias entre sus propios padres, hijos, espos@s, hermanos y amigos, con sus gatos, perros, lagartos, e incluso cucarachas, que también hay quien las cuida y presume de humano. Esas pequeñas diferencias son notorias, entre otras cosas porque a buen seguro, usted eliminaría un millón de veces de la faz de la tierra a esas preciosas mascotas, antes que a una de esas preciadas personas.

Pero que además digan que desean que muera toda la familia del torero, ¡válgame el cielo y la tierra!, ¡INCREÍBLE!, sorprendente, porque creo que ese mengano o mengana, igual me da que sea “hembra o macho” debería estar en Ciempozuelos u otra población similar, pero dentro de esos psiquiátricos y encadenados a la cama, entre otras cosas porque quien es capaz de decir semejante barbaridad, es porque la piensa y por tanto, algún gen del ADN tiene mal, quizá por haber sido rata de laboratorio de algún ANIMALISTA, ¡que nunca se sabe!

Estoy francamente harto de quienes pretenden anteponer sus criterios sobre las razones de la humanidad, de esos y esas que en el conjunto de “su” bien general, son capaces de infestar un paraíso de lagartos con gatos y dejarlos en libertad. Esos ignorantes no son defensores de los bichos, son simple y llanamente… ¡unos ANIMALES!

“Andayquelesdénpomada”, aunque visto lo que he, ¡SIN ELLA MEJOR!

 

Anuncios

11 pensamientos en “ANIMALES, ¡sí!, ¡ANIMALES!”

    1. Gracias María Luisa:
      La verdad es que si me pongo en el lugar de esa familia que está sufriendo se me queda la piel de gallina. Esos personajes de tres al cuerto, que son capaces de decir y pensar semejantes barbaridades merecen un correctivo, pero muy serio, ahí es donde las redes sociales deberían cortar por lo sano, porque una cosa son los gajes del oficio y ellos ya saben a lo que se exponen y otra muy diferente que supuestos humanos se recreen en desgracias tan bestiales. La realidad es que el tiempo pone a cada uno en su sitio y la vida da muchas, pero muchas vueltas, castigando duramente aquello que haces mal y premiando lo que hiciste bien y esos, ¡a esos le dará de su misma oportunidad!

      Le gusta a 1 persona

      1. Vaya personaje. Parece mentira que haya individuos de esta calaña y con este tipo de pensamientos, que tienen una escala de valores tan equivocada. Y además dice que esta dispuesto a ratificarlo en cualquier lugar y juicio cuando precisamente está tan escaso de él .
        Si no fuese porque además demuestra que está lleno de odio , falto de nobleza y de sentido común pensaría que en sus genes hay alguna herencia de algún antepasado del toro éste.
        En fin que este tipo de individuos es un candidato con muchas posibilidades de ser un sicópata , un torturador y desde luego un peligro para la mayoría de la gente con sentido común , con sensibilidad y que sufren con las desgracias ajenas y que además aman a los animales.

        Me gusta

  1. Tienes toda la razón. Yo soy antitaurina, me gustan los animales, pero hay una clara diferencia entre los unos y los otros. No cabe en cabeza humana desear la muerte de un ser humano, ya sea de una manera o de otra. Y lo peor de todo será que no se indignan o les resulta indiferente la muerte de refugiados, u otros colectivos. Porque no llevan en el ADN la empatía o quizá se saltaron esa clase en el colegio.
    Seamos serios, seamos personas, ante todo el respeto ante las personas que mueren, victimas de lo que sean, respeto a sus familias que bastante dolor tienen, para lidiar encima con estas polémicas.
    Estos que se consideran defensores de los animales, que redirijan sus esfuerzos a luchar por protectoras de animales, zoos dignos etc.
    Esto me hace sentir vergüenza de mi condición humana. Hasta los mismos animales son más respetuosos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias por tu comentario Dolors. Yo no soy anti nada, pero tampoco taurino, tengo algo muy claro, un animal nunca puede estar por encima de la vida de una persona, ¡jamás! Esos individuus que anteponen la vida de una bestia, al de un humano, no son de esa raza que es capaz de analizar, pensar, deducir, transmitir y enseñar, son de una generación bañada en el odio de su propia desgracia e hipocresía, personajes que no van a crecer como tales, inadaptados de una sociedad que da oportunidades a quien quieren cogerla y que admite casi de todo, pero ésto, esto es miseria, lacra de una sociedad donde los que piensan hablan y los que no, lo intentan de estas crueles maneras para llamar la atención. ¡Qué lástima me dan!

      Me gusta

  2. “Maestro , educado ” ? Este comentario deberia ser motivo de carcel. Jamas he asistido a una corrida de toros. No soy creyente , pero jamas se me ocurriria tocar una teja de una iglesia, mezquita o sinagoga. ” maestro . De que?

    Le gusta a 1 persona

    1. Estas cosas ocurren porque nadie quiere polemizar con los animalistas. Una cosa es amar los animales y otra muy distinta lo que sale de la radicalización de los individuos que dicen estas cosas. Al paso que vamos y si no rechazamos la evolución de esas asociaciones, organismos, pitos y mi flauta, nosotros iremos de la correa de los perros.

      Me gusta

  3. Hola Fernando, llevo cerca de una hora pensando si escribo o no. Lo hago con lagrimas en mis ojos. Mi corazón está muy tocado por un virus mental que no tiene solución, lo tengo muy cerca asediándome continuamente. Una desgracia como cualquier otra.
    Un abrazo de Julio.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s