Presentación de El Duque del Altozano en Granada cafatería García Lorca

EL DUQUE EN GRANADA “SU GRANÁ”

Sin prisas, pero sin pausas Goliath va ganando terreno. Hemos salido tarde, a las 20:30 horas de los Ciempozuelos de Dios, después de haber realizado un mix entre conferencia y presentación del Duque del Altozano en un instituto, una primera toma de contacto importante si queremos arrimar el hombro en cuestiones de potenciar la lectura desde sus bases, pero esta crónica nada tiene que ver con ello, otro día y sin prisas me haré cargo de poner en antecedentes lo que allí aconteció, que ahora y por primera vez me salto las fechas, y es que el amor que nos encontramos allí, ¡no se paga ni con Visa ni con Master Card!, podéis estar seguro de ello.

Tras unas horas de carretera paramos a cargar el combustible necesario, una cervecita acompañada de un par de montados de lomo a la orza y por último, unos chorizos que nos decían, ¡venid, venid, probadme!, y nosotros que siempre hemos sido muy atentos y dispuestos, pues al tajo, ¡y como estaban!, ¡pardiez, rediez, córcholis!, y lo que fuera menester, vaya chorizo, señoras y señores, qué maravilla. La verdad es que el camino te da sorpresas de Padrón, ya conocen el dicho, unas buenas y las otras al paredón.

De nuevo en marcha y grata conversación por ambas partes, sobre literatura, cultura y esos menesteres que tanto aburren a algunas personas y que disfrutamos el resto por los demás, vamos llegando hasta el destino de la otra vez, Torrox, en la tropical frontera malagueña con el mar. Telefonazo al canto.

-Estamos llegando, calcula media horilla, sobre la una nos vemos allí. ––Avisa Nacho.

El viaje se nos había hecho corto, y eso que son 530 kilómetros, pero cuando las conversaciones son amenas, el tiempo es lo de menos. Suena el zapatófono.

-¡Turub, turub, turub!

-Dime, ya estamos casi en la puerta. –El copiloto maneja el trasto que da gloria.

-Altamira necesita descansar, de manera que os decimos dónde os toca pasar la noche y a dormir, que mañana es la presentación. –Responde Dolors.

Nacho me mira mientras giro a la derecha en la entrada que nos llevaría hasta una larga recta, otra línea un poco torcida en el mismo sentido, y…

-¡Como que no!, dejemos que descanse, pero baja tú y tomamos una cervecita, que para un par o tres de veces que nos vemos al año… –Ignacio.

-Vaaale, pero solo una, ¿de acuerdo? –La Princesa Ya Se Ve con dos tercios en lugar de uno, jajajaja.

Llegamos al punto de encuentro, y lo de siempre y que tanto gusta, besos abrazos, estás más guapa, cuánto has crecido, cómo lo has hecho, te veo muy relajado, venga ya, deja de tomarme el pelo, ¡que no, que no!, que te veo enorme de guapa, que te estás pasando, anda ya y vete a paseo…

Finiquitados los rituales típicos con sus tópicos, arrancamos de nuevo a Goliath, que era tarde y no era cuestión de finiquitar los zapatos a base de paseos buscando un garito por la zona. Después de preguntar encontramos el indicado y único abierto en la frontera con el mar.

Mientras íbamos en la dirección del bar prometido, unas palmeras y foticos al canto, que cudq1juxgaa1hwraunque fuera de noche, algo se vería, y qué buenas, ahí las tienen. Acomodados en la barra exterior, el atendedor nos pidió las requeridas consumiciones.

-¡Buenas noches, ¿qué van a tomar?

-¡Buenas son!, pónganos un par de bicicletas con pedales y un triciclo, ¡por favor! –Solicité.

-¿De Madrid? –El amable camarero.cudqbkhwgaasdvw

-Solo el 66%, el resto de la frontera del Mediterráneo con los Pirineos. –Ignacio.

-¿Coruña? –El tabernero.

-¡Claro que sí!, se ve que estás puesto, jajajaja. –Un servidor.

-¡Venga!, bromas aparte, qué bebéis.

Como es de Ley, pedimos nuestros líquidos relajantes y hala, a disfrutar de la conversación. No sé qué tendrían aquellas bicicletas, que al rato a alguno le dio por cantar jotas, ¡cosas de la vida!

A eso de las cuatro de la madrugada de la misma noche en que llegamos, dejamos a nuestra ilustre en el palacete que ya conocen, si es que han leído los capítulos de Nerja y Marbella, ¡por supuesto! y nosotros a nuestro apartamento.

Ocho treinta de la mañana, y los ojos como platos, cuatro orillas de descanso que me supieron a gloria. Un café bien cabreado, otro, mientras enciendo el portátil, miro Twitter y…

-Es increíble, solo unas horas y necesito un día para devolver los Twitts de los colegas que nos están apoyando, ¡madre del amor hermoso!, no sé qué hacer, cuando vuelva el lunes puede ser terrible, tantos días sin poder conectarme será una pesadilla después. Facebook igual, MB Romano se encargó de prender el fuego de las hogueras con la luz necesaria para que se vieran los anuncios desde lejos, como las de San Juan en las Canarias que me criaron, fogatas que antes de empezar a arder ya medían cinco metros de altura. Por eso y por vosotros, por ellos, los que pusisteis todo el empeño, va éste partido.

Laura juega por la izquierda, Raziel encuentra la pelota, Blanca Miosi la coge y regatea al contrario, Baena entra en acción y chuta, pero antes de entrar a puerta, Frank Spoiler luce una palomita, bota a Gabriel un par de veces contra el suelo y lanza de nuevo el esférico, el asesino está cabreado, pero sabe que sale con el capítulo X y que Nati le está esperando, en un despiste, se la vuelven a robar, ahora es Harodys quien corre, se cruza con Quiñones, quien se queda con ella, La Parda dice que no, que ha sido falta y se para el juego. Sevillano es el encargado de dar vida al partido, tira con fuerza y Pino despeja con la cabeza, Tirado que ve el peligro, para con el pecho, y a lo Olayo por la vertical buscando la portería, centra y… Monteagudo que despeja a corner.

Grau saca desde la esquina, ¡vaya efecto!, Cáceres se interpone y con un do de piernas, sujeta el culpable de juego, mira al frente y le da con fuerza, Anidiom es ahora quien corre, y cómo lo hace, no parece humano sino un sueño con ruedas, Sparti presiente el peligro, habla con su confesor y aprieta la marcha, Sandra se cruza con una tijereta y expulsa el peligro. ¡Vaya partido! Toñi recibe el esférico, se lo toma con calma  y de pronto acelera, ¡qué vértigo!, pasa de largo a Romano, ésta le brinda el gol y… ¡GOOOOL! ¡Piiii!. Fuera de juego, ¡increíble!, no lo había.

Olga saca da puerta con un patadón que supera el medio campo con creces, la pelota sube y sube, abajo están empujándose para seguir con el cable, Lía, Aun Ana Doria, Merche, Erth Desires, Cándido, Queiro y Entrelosnuestros codo a codo con Katy, Cinco Palabras y Brenda. Talarico observa como baja el esférico, sale corriendo y se cuela entre ellos llevándose la bola, Divagando se cruza y MiplumaLc cubre su carrera, Hacerfotos aprovecha e inmortaliza el momento, mientras Leer un Libro se apodera en ese instante, un largo pase a Merche de Melilla, toque en corto a Miriam Martínez quién con un dulce taconazo cede a AM Silva y Torrico que pide su turno, para allá va la esfera cuando de un salto Pelufo se apodera de la cuadratura del círculo, Guaita pide su oportunidad y entra en el terreno de juego.

¡Qué partido! Merche con el balón, se lo cede a Belén quien con una clase magistral luce un regate a lo Elena, la jugadora del Atletic y de la U.D. Deportiva, ve espacio, chuta y… paradón de Corrigenda.

Saca Ainara desde el área pequeña, fuerte y con precisión, KarMeLa recibe limpio el pase, corre pegado a la línea de fuera de banda, se aproxima con peligro, ¡centraaaa y…. ¡¡¡GOOOOOL!!!

-¡Pííííí!

¡Que no, que no!, que el árbitro dice que no le sale del pairo poner en marcha el marcador. Los jugadores se miran unos a otros y aquí no pasa ná. Un minuto para el final del partido, ¡vaya emoción! Saca de puerta Villamarzo directamente a la cabeza de Villalobos que peina la bola y va a los pies de Azorín, éste aprovecha la ocasión y se va por la banda izquierda, cual rayo venido del futuro, pero se cruza con Nieto y pierde el balón, centra sobre Celia que para con el pecho, y cede a Ibars, tira a puerta y ¡Uyyyyyyy!, por los pelos.

Es Mahoney quien toma la decisión, pasan cuarenta minutos del final y siguen jugando, ¡increíble! El esférico cae en CVC, quien pasa a Dolors, ésta a sitúa de la bola sobre el área grande, al punto de penalti, Romano salta y pasa a Toñi, ésta bombea por lo alto, saltan Raziel y Laura y ¡GOOOOOOOOOOOOOOOL! Esta vez no puede decir nada el colegiado, pita el final y todos se dan un abrazo, contrarios y contrarios, qué gozada de partido.

Para tod@s mis colegas y amig@s que apoyaron. Y si alguno me me ha ido por los cerros de Úbeda, dímelo por favor.

           Ignacio y yo hemos aprovechado para hacer unas gestiones de futuras presentaciones por la zona, nos llaman por teléfono para que no nos retrasemos, es la hora de rellenar el vientre de las viandas necesarias para cargar las baterías. Llegamos al palacete y ¡sorpresa!

-Chicos, que en unas horas tenemos que salir para Granada, así que vamos a comer, preparamos la presentación, siestecita malagueña y a por Goliath. –Nos dice Altamira.

-Pero, pero, pero, ¡pero si has preparado de comer una carta de restaurante!, y qué pinta tiene. –Me dejó sorprendido. Una ensalada templada de langostinos, huevos rellenos con piña natural y jamón con bacón salteado a la bechamel. Les sugiero que hablen con la jefa de cocina, que aparte de la pinta estaban de muerte.

En la mesa, Altamira, Dolors, Manuel y su chica, Nacho, y el que escribe sirvió los platos, ¡qué menos!, en un periquete y un tanto más acabamos con las delicias y a currar. A ti te toca esto, CVC Ediciones, recuerda la bienvenida y las gracias, para Loli las preguntas y después del León, remato la faena.

Nos despedimos para acabar de planchar las orejas y a las cinco en punto ya estábamos en pie de guerra, formados para el evento.

-Por cierto, hoy juega España contra Italia. –Me comenta la Cantobromalagueña.

-¿A qué juegan? –Pregunté tranquilamente.

-Al fútbol, para la clasificación del mundial.

En un principio pensé que era una broma, un trámite por el que ya pasé en la primera presentación del Duque, miré de reojo al resto de la tropa y me di cuenta que era la realidad por la que había que pasar.

-¡Hostias, hostias, hostias!, ¡vaya leñazo que me voy a dar!, ¡mamma mía!, pero, pero, ¿pero otra vez?, ¡mechachis en la mar, en la UEFA y en todos los esféricos del mundo!

Comencé a dar vueltas por el recinto, los orificios de la nariz soltaban humo, y no eran del tabaco, pero… una vez pasados diez minutos o noventa, no lo sé, pensé y me dije, lo que sea será, así que a disfrutar y ya veremos Santa Rita, que la ilusión, ¡no me la quitas!

Todos felices y en marcha, dirección al parque de García Lorca, y una cafetería con el mismo nombre, casualmente en la misma calle que vivo en estos momentos, pero en otro lado. La suerte estaba echada y de mi parte.

Llegamos al sitio indicado, aparcamos a Goliath encima de la cera, a un lateral y dónde no molestaba, debíamos bajar los libros, vino, rótulos y roll-up dispuestos para la ocasión, pero antes decidimos pasar a ver si estaba el señor URL y ahí se hallaba con sus compañeros Don Carlos Puntonet, al que debo el honor y del que estaré eternamente agradecido, ¡caballero!

-Muy buenas tardes Carlos, qué placer volver a veros. –Saludé el primero, que su majestad estaba de espaldas a la puerta. De inmediato abrazos, ¡besos y el carajo la vela!, como se dice en la tierra que me crio. Me presenta a sus compañeros y ¡vaya sorpresa!, abrazos y besos por todas partes, cual torero que llega al ruedo después de una dura faena. No me lo podía creer. Entraron Altamira, Dolors e Ignacio y de nuevo efusivos saludos, ¡qué maravilla!, así volvemos mil y una vez.

Comenzamos a colocar las cosas, con la ayuda del propietario de tan ilustre cafetería y img-20160904-wa0003restaurante y que responde al nombre de GARCÍA LORCA, ¿mejor sitio?, ¡no puede ser! Extraemos el roll-up de su estuche y con una paciencia y buen hacer increíbles, ¡viva Gabriel y la madre que lo parió!, así se llama, sin la coletilla por supuesto, el apuesto capitán de tan insigne buque. Paco Domínguez, Enrique y Carlos todos a una echando un cable a las ordenes de Eduardo, quien moviendo sillas mesas y a las neveras, ¡porque no llegamos!, que si no, ¡tela!, queda todo colocado. El último detalle y que quedaría para Gabi, ese excelente vino que solo se puede tomar en La Posada de Eufrasio, en Lerma.

img-20160904-wa0005
Ese señor de blanco del que no me quedé con su nombre.

Falta un rato, voy a por tabaco y en el mismo estanco en el que no tienen el aromático placer inhalatorio…

-¡Burubup, burubup, burubup!

-Estoy con las provisiones de nicotina, alquitrán, veneno y otros lares.

-Vente ya que hay un señor interesado en conocerte y llevarse El Duque del Altozano firmado. –La Princesa YA SE VE.

-¡Voy, voy, voy, dos minutos y un semáforo!, ¿vale?

img-20160904-wa0007  Corriendo, cruzo la calle y casi atropello un coche que por allí pasaba, la conductora me envía un dedo por el aire y a por vientos frescos, le devuelvo un cortés saludo, que tenía razón, ¡ella me refiero!, y llego en lo que se denomina un just in time, justo a tiempo, cuando se disponía a salir.

Nos presentamos y error fatal, como en la informática de Microsoft, no me quedé con su nombre, ni tan siquiera con la foto de la dedicatoria, y eso, señoras y señores, ¡pá matarme!, ¿que por qué!, nada más y nada menos que me había esperado un enamorado de la historia y con derecho, ¡vive Dios que sí!, un descendiente de El Gran Capitán, Don Gonzalo Fernández de Córdoba a quien por avatares de mi sesera, falta de descanso y otros menesteres concedí un título que no es suyo, el de El Rayo de la Guerra propiedad de Don Sáncho Dávila, dos errores de “procedure división” en un rato, el cobol ya no funciona como antes. Nos saludamos, hablamos durante un buen rato y se marchó. Volveré a verle, ¡palabra!

Llega la hora, todo está en calma, menos Eduardo, Carlos, Paco y Enrique, confirmando la asistencia al Tribunal de los Santos Oficios de Granada, ¡qué pasada!, si no es por ellos, me como las tapas, que estaban de lujo.

¡Sorpresa, sorpresa!, un suceso inesperado, ¡pardiez, que locura!, ¡sí!, Dolors está en la puerta y se encuentra con Fernando Goooomez Mancha, ¡vaya toalla!, aquí sí hay bocadillo de caballa, y de caracoles sin cáscara, si falta hiciere. Abrazos, saludos y qué les puedo decir, un momento inesperado. Gracias tocayo, eres un Fernando.

Empieza el partido España-Italia, la hora cero de la presentación y Gabriel con un par de dos, apaga la televisión. ¡Increíble!, primero la cultura, que del resultado ya nos

img_8563
Nacho y Eduardo

enteraremos y comienza el desfile a entrar, llamo a misa y todos al altar, salvo Nacho que con una cerveza y buena compañía, no se entera de . Suenan los tambores y el León se sienta en el estrado.

 

Comienza la presentación, Altamira da la bienvenida, las gracias y se come parte de lo preparado en la cocina. Con buen tono y alegría recupero la pelota y se la entrego a Dolors, que con hambre también se va por img_8562peteneras, ¡vaya partido!, el esférico en mis manos y devuelvo la jugada, todo vuelve a salir de buena mano y con alegría en las gradas.

Nacho finiquita su parte, cojo al mirlo y a dar la cara, que para eso hemos venido. Acaba la función y ahí quedan las preguntas, ¡qué maravilla!, hora y algo respondiendo, Eduardo se sale con a viva voz por García Lorca, eso, amantes de la literatura, ¡no se paga con Master Card! ¡Gracias, gracias y requeté gracias!

Llega la hora, la más temida, en la que el toro se la juega y Gabriel arremete con fiereza, sujeta un ejemplar y ¡lo quiero ahora mismo dedicado!, me lío con pluma en mano img_8486y ¡hala!, todos a por El Duque del Altozano. Qué les puedo decir, tan solo que he narrado esta crónica como si de una competición deportiva fuera, y es que todos los que allí se presentaron, esas maravillosas personas, son aficionadas a nuestra selección, ¡la española!, y ante un día como éste, no se lo pensaron.

Gracias Carlos. Para ti, lo que aún me quedaba en la cabeza del Cobol y como no, para un caballero que se llevó tres ejemplares, uno de ellos img_8522dedicado con El Duque del Altozano nada más y nada menos que en turco, don Juan Romero, un auténtico mirlo blanco y para esas extraordinarios seres humanos que tan bien nos atendieron…

¡GRACIAS, GRACIAS, Y UN MILLON DE MILLONES DE GRACIAS!

 

Con mi corazón en la palma de la mano, abierta y a vuestra disposición…

Granada años ha me había ganado,

pero ahora, mis queridos amigos

un trozo de mi corazón…

¡allí y con vosotros se ha quedado!

Anuncios

8 pensamientos en “EL DUQUE EN GRANADA “SU GRANÁ””

  1. Joder caballero me a impresionado la retransmisión del partido de la Cultura, que no el de España/Italia. De verdad que haces gala a cada paso del ingenio que posees. Corroboro y doy fe de todo lo que aquí has escrito. Enhorabuena por esta estupendísima crónica.
    Un abrazo, amigo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias Leti, la verdad es que lo he escrito con esa intención, debía ser rápida, qué mejor de esa manera, faltan cosillas, pero es que no puede ser que una crónica sea un libro de 40 páginas, jajajaja. Un besazo y gracias por visitar y acudir a ésta tu casa.

      Me gusta

  2. Menudo partidazo!! Siendo tú el capitán no podía fallar nada. Siempre en tu equipo mientras tú quieras, claro está, no vaya a ser que me pase como a Iker y me dejes en el banquillo. Pero también podría abandonar como Piqué, pero creo que yo soy más del tipo Iniesta. Fiel siempre a mis colores.
    Gracias por contar conmigo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s