CONDUCTA EN LAS REDES SOCIALES.

Conducta en las redes sociales

Es un tema que tenía pendiente, pero que además considero que es necesario, entre otras cosas porque hay quien no sabe cómo funcionan, esa era mi situación hace ya dos años y un tanto más.

En la mili cuando entrabas como recluta, el primer día nos decían:

-Ese edifico que está a la entrada son el cuerpo de guardia y los calabozos, de manera que los que tenéis algo entre los pantalones, lo dejáis ahí hasta que acaba vuestro contrato con el ejército.

Parece que no viene al caso, pero créanme que sí, en especial por que no es un problema de atributos femeninos o masculinos, sino del peor enemigo de los autores, hablo de la vanidad.

La vanidad en su justa medida es benigna. Es necesario y os lo digo con el corazón en la mano, que nos demos cuenta de que al final lo que escribimos y luego publicamos es simple y llanamente un producto más en el mercado. Sé que no suena bien, pero es la auténtica realidad, donde todo depende de múltiples factores, entre ellos la comunidad de autores que aún siendo competencia nos apoyamos y damos a conocer. De ahí que me sorprendan esas personas que quieren que les ayuden, pero ellos no contribuyen, es más, incluso de manera impertinente utilizan los nicks de otros compañer@s y los colocan como si no pasara nada, sin siquiera tener el detalle de responder al cable. Es algo que ya me ha pasado en algunas ocasiones, y en las que por cierto, he dado oportunidades, por supuesto hasta que mis talentos se cabrean y envían un aviso e incluso dos vía privada.

En una ocasión incluso me pusieron a parir para posteriormente bloquear mi cuenta en Twitter, ese elemento luego pudo ver mi respuesta de públicas formas, que es de muy mala educación no dar la cara después de faltar al respeto. Por cierto “ballero”,  las dos primeras letras que faltan no las merece, ¡si es que sabe lo que es!, por puesto, es posible que aún no se haya quitado la zanahoria que lleva delante de la frente. Recuerde que tengo muchos amigos, tan solo fíjese y verá, y que por supuesto, le debo una y bien, muy bien pagada, en especial porque además sigue dando cizaña por los bajos fondos a mis maneras de ayudar y colaborar con quien lo merece, y ya de paso y para vos, que no sé si es hembra, macho o a saber, posiblemente alcornoque, ¡de mal parido es ser desagradecido!, de la misma manera que al revés suena mejor.

Amén de los sinsabores que dan la vida y otros menesteres, las redes sociales sirven para darse a conocer, por ello quiero dejar en este artículo las prioridades por las que me visto todos los días, y por cierto, siempre ayudo a quien lo hace conmigo, ¡palabra de honor!, que la tengo, ¡y carácter también!

Un Twitt, vale dos RT, un RT es igual a otro RT, un corazón más de lo mismo, si alguien da la casualidad que me pone un comentario o tiene una atención especial, verá que respondo con la misma moneda, pero dos veces. Si el que lo hace tiene más peso específico que mi cuenta, respondo proporcionalmente a la realidad y luego hay personas de las que simple y llanamente me enamoro y hacen lo que les da la gana conmigo, es natural, lo acepto y hasta ahí llega el cuento.

Un corazoncito es muy bonito, pero no da de comer, entre otras cosas porque es tan privado que solo lo ven los propietarios del Twitt, sin embargo un Rt con un corazón viene a ser algo así como te doy a conocer porque me gusta lo que haces. Simple, ¿verdad?

Con esto ya les dejo, y si encuentran un pendejo que ensucie la letrina de los demás, delen viento, que es mejor limpiar antes que sufrir el tormento de no haberlo hecho en el momento, y que además lo malo y negativo se pega con facilidad. Voilé.

Un fuerte y sincero abrazo.

Anuncios

11 pensamientos en “CONDUCTA EN LAS REDES SOCIALES.”

  1. Tienes toda la razón.
    Yo acabo de lanzarme a las redes sociales pese a que mi blog ya tiene casi 11 meses de antigüedad. A mi me daba mucha vergüenza publicitarme y de hecho tuve una mala experiencia con una persona que llevaba una “comunidad” literaria y que publicitaba a gente aunque sobre todo a él mismo (de hecho ÉL contactó conmigo para hacer una especie de simbiosis y luego me hizo el feo de criticarme con innecesaria dureza para luego contestarme que ni me había leído ni le importaba) así que lo dejé todo un poco en el aire por miedo a ese rechazo que fue casi mi primera experiencia de intentar interactuar.

    Por fin estoy volviendo a darme a conocer y también conociendo a los demás, y está siendo una experiencia muy buena, al fin he encontrado gente que es digna de mi tiempo y que merece mis RT, aunque tenga pocos seguidores lo considero un elogio y a mi cuando me lo hacen lo devuelvo porque sé cuanto significa.

    Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

  2. Ya tengo fuerzas. Yo no comprendo muy bien el Twitter, aunque poco a poco parece que lo voy pillando. Mucha razón, pero ¿sabes? hecho de menos la espontaneidad, el comparto esto porque me gusta y no quiero nada a cambio.
    Como digo yo no lo comprendía o comprendo muy bien, y al principio había varias personas que me retwiteaban todos los días, y te hacía mucha ilusión, ver más o menos todos los días los mismos nombres termino creándote algo así como apego. Hasta que un día dejas de pasarte, por el motivo que sea, tanto tiempo en las redes, pones un par de cosas y ya… Y cuando vuelves te das cuenta que absolutamente nadie retuiteo tus dos cosillas, y empiezas a observar, y a comprender… que todo aquello era porque iba de vuelta y en realidad importas un comino.
    En resumen, estoy de acuerdo en devolver, pero también en dar porque sí.

    Le gusta a 1 persona

    1. Jajaja, yo hago lo mismo, doy porque sí a quien me apetece, pero sigo manteniendo ciertos criterio con rigor. Antes manejaba una lista, daba todos los días a esas personas que estaban en ella y me di cuenta que muchos se acostumbran y no tienen el detalle de responder y al final, querida amiga, que lo eres y sabes que estás en mi corazón, estoy en las redes sociales porque voy dándo a conocer mi obra, de la otra manera no estaría las mínimas 5 horas de cada día. El resto piensa de la misma manera, pero no lo dicen, salvo alguno, por supuesto. Gracias por pasarte por ésta, tu casa.

      Le gusta a 1 persona

  3. No tengo ni idea de qué le impulsó a escribir este post… Pero bueno, en las redes, como en botica, hay de todo. Hay que saber torear… Yo, contenta de aprender de un maestro.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias Doña Laura, pero soy un aprendiz de muchos maestros, entre ellos vuestra merced, puesto que aprender se hace, si se quiere, incluso de un bebé, por lo tanto profesor de nada y estudioso de todo. Un millón de gracias.

      Me gusta

  4. Gente maleducada hay en todos lados.
    Hay algunos que me ha pedido consejos de prepo y otros muy amables.
    Por suerte en este grupo abundan los respetuosos.
    Pero no te tienen que amargar el día porque el problema es de ellos, que no van a ser bien recibidos en ningún lado.
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Es un placer teneros por estos lares y además doble por vuestro comentario. El tiempo es un juez sin piedad, hay quien no entiende que la colaboración es necesaria, debe ser mutua, en mínimo en la misma proporción y que la regla más básica para triunfar a corto o medio plazo es la humildad. Un fuerte abrazo caballero.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s