La debacle de Catalonia

Ayer domingo pudimos ver hasta qué punto pueden llegar los políticos para manejar a sus anchas a quien cree en ellos. Una imagen perfecta de la actualidad que refleja ni más ni menos la realidad del que no escucha y solo atiende en una sola dirección.

Llamamientos a los anárquicos y supuestos anarquistas de todo el mundo, una proeza en comunicación, ¡tengo que reconocerlo!, miles de personas de todas las partes del planeta defendiendo lo que no conocen como si la vida les fuera en ello y ocupando Barcelona y otras cidudades de la senyera.

No es que se viera venir, ¡no!, estaba cantado lo que ocurriría si los mossos de escuadra no acudían al trabajo que se les había encomendado,  órdenes del fiscal general del Tribunal Constitucional y de su ministerio, ¡ojo!, el que abona esas sabrosas nóminas tan altamente remuneradas con respecto a sus homólogos de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, estos dos últimos cuerpos, en mayúscula, bien se lo merecen después de haber aguantado con proeza y sorpresa, cómo muchos padres ponían delante a sus hijos, o éstos colocaban al frente a los ancianos, ¡ver para creer!

La sensación que me llevé fue emocionalmente dolorosa, Cataluña es una tierra que siempre he visitado y querido, una segunda casa, pero lo que pude ver ayer, ¡no lo es! El odio con el que se ha impregnado el ambiente es letal, el fétido olor de quienes sueltan lo peor de sí mismo para afectar a los demás. Esperpéntico y espantoso.

No hubo una llamada a la cordialidad, sino una respuesta meditada por parte del gobierno de la Generalitat, contundente con sus maneras, “que los mossos no acudan, nos interesa la brutalidad policial para vender Catalunya en el exterior”. Supongo que son las palabras de Puigdemont o de cualquiera de los dirigentes de esa tierra, señoras y señores, ahora estarán satisfechos de haber intentado un golpe de estado, de demostrar hasta qué punto son buenos comprando la comunicación, y seguro que no se les caerá la cara de vergüenza por todas esas personas a las que enviaron sin más nobleza que sus tiranos intereses. Pueden poner la mano en el fuego.

Hoy España está de luto, ¡entera y se lo garantizo!, hemos visto con nuestros propios ojos la realidad que acontece en la Catalonia de los libertarios y malpensadores y en la Cataluña o Catalunya de los que creemos que unidos somos únicos.

Las redes apestan a tráfico comprado y manipulado, tuberías infestadas de odio de baja estofa de quienes solo saben imponer en lugar de hablar y negociar, pero con lógicos razonamientos, ¡vive Dios!, faltaría Más, implantar criterios y extenderlos en el tiempo para que no se vea lo que viene detrás, los juicios de los que han adulterado y mangoneado a la sociedad catalana, he ahí lo que debe saber la prensa internacional y todas esas personas que creyendo hacer el bien, son manejados para extender el mal.

Triste y lamentable los sucesos que vivimos ayer, ¡por supuesto que sí!, dos cuerpos de seguridad del estado defendiendo los intereses de Cataluña y otro, el otro, ¡qué pena me da! Hoy puedo decir que si fuera mosso de escuadra, no podría dormir en muchos años, ¡no!, me sería imposible coger el sueño, puesto que en lugar de servir a los catalanes en general, lo hicieron por los políticos que intentaron levantar a un pueblo para cepillarse de un plumazo la libertad y los derechos que adquirimos después de una cruel guerra civil y cuarenta años de dictadura. ¡Tiene narices!

Bomberos con honor y dos pares haciendo lo que debió hacer el cuerpo los mossos de escuadra, no todos, porque hubo quien siendo de ese cuerpo hoy para mí, en deshonor, pese a haberles aplaudido en el atentado terrorista,  se saltaron las órdenes de sus superiores, cumpliendo así los mandatos de la Constitución y salvando a su pueblo de las cargas en las que tanto la Guardia Civil como la Policía Nacional se vieron obligados a incurrir. ¡Bien y un aplauso por ellos!

Sepan que la primera bola de goma que salió de una de las escopetas, fue motivada por el manotazo de uno de los inquisidores de Cataluña, lo he visto tantas veces que aún me sorprende la poca atención que se presta a la realidad. De parapeto había ancianos y niños en un gran número de colegios, sabiendo que los cuerpos de seguridad debían cumplir con su trabajo.

La prensa internacional solo hace eco de lo que ve en las fotos, sin pararse a pensar qué hay detrás, quizá todos esos diarios deseen el populismo antes que la democracia, o simplemente hayan publicado lo que en realidad vende, el sensacionalismo barato y absurdo.

Señoras y señores periodistas, nacionales y extranjeros, quiero dejarles estas imágenes, quizá no aumente la tirada de sus ejemplares, pero puede servir para que antes de publicar, tengan la amabilidad de informarse del porqué de los hechos.

No simpatizo ni con este gobierno ni con Rajoy, pueden estar seguro de ello, pero ante un golpe como el de ayer, siempre estoy con el estado, no como esos partidos al estilo de la vieja escuela de Stalin que pretenden llenarnos las cabezas de pajaritos fritos.

Este país no es una república bananera, es una nación, ¡ni más ni menos que España!, ¿pero qué carallo se han creído los que pretenden destrozar la voluntad de un pueblo de pueblos como este? Lean historia, ¡por favor!, que no esté manipulada y aprendan los que no la conocen quienes somos y de dónde venimos.

Y ya por último, y en vista de lo que ha acontecido por la manipulación de las crónicas en Cataluña, las de hoy y las de hace setecientos años: “Solicito que la manipulación de la historia en beneficio de algo o de alguien, sea contemplado en el Tribunal de la Haya como un delito grave que atenta contra los derechos internacionales, y sea castigado como merecen los traidores a la humanidad.

La incursión de los radicales en las redes sociales. EL PAIS

Un catedrático de historia demostrando la manipulación de la historia en Catalunya y cómo se gestó el odio a los españoles.

 

Anuncios

11 pensamientos en “La debacle de Catalonia”

  1. Negro sobre blanco. Pero por más que queda despejada la incógnita de esta ecuación todavía habrá quien quiera quemarte por defender que la tierra se mueve alrededor del sol. La Inquisición moderna tiene los tentáculos largos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Qué le vamos a hacer caballero, pero son cosas que no debemos callar. No es de Ley que se ensucie la integridad de un país y que nos quedemos con los brazos cruzados. Europa está apoyando la acción del estado español, ¡es de Ley!
      El gobierno de la Generalitat ha sabido moverse en las redes sociales comprando incluso a entidades como Asange. Cosas que se escapan y que ahí están, al margen del interés de algunos países en destrozar la UE y por supuesto el España.

      Le gusta a 1 persona

  2. Ya estaba asqueado, viendo a los forofos desaforados de unos y otros soltando vómito, sembrando odio. Harto de estar en medio clamando por la serenidad y pidiendo responsabilidades a quienes nos han conducido, a sabiendas y escondidos en la seguridad de sus despachos, a una reinterpretación de un pasado no tan lejano.
    Gracias por aportar, con serenidad y criterio, una mirada pausada y limpia.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Me place su manera de expresión, cabellero y no sabe cuánto!, denota lo que estamos soportando muchos, “in o out”, para la mayoría de los que estamos buscando entendimiento y compresión antes de que se forjen las realidades de la paradógica irrealidad. Un fuerte y sentido abrazo.

      Me gusta

  3. Buen artículo amigo Fernando, te felicito por el enfoque que le das al tema que tan asqueado nos tiene a tantos y del que tantos están sacando su tajada. Creo conoces que tengo otra cuenta en Facebook de los tiempos que me dedicaba a la crítica política, en esa cuenta lo he publicado incluidos los enlaces que pones en el mismo.
    Un fuerte abrazo

    Le gusta a 1 persona

  4. Te aseguro que los Mossos duermen bien. El pueblo les aclama, van a sus cuarteles a aplaudirles y a tildarles de valientes. Ya no se acuerdan del “incidente” en Plaza de Catalunya, cuando los héroes “arrancaban cebollas”. Será que los indignados no tenían los mismos derechos que los independentistas a manifestarse y expresarse. En fin… Genial artículo, Sir Cotta.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias Laura. Es cuestión de oportunidad, el pueblo les aplaude para que el peso de la vergüenza sea más ligero. Hay muchos mossos que han dimitido por ese mismo motivo, se han dado cuenta que todo se podría haber impedido sin un rasguño, pero que antes están los intereses de los políticos de la Generalitat. Un enorme abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s