Un tributo en los bares.

¡Por supuesto!, un tributo en los bares a quien se lo merece. Otros tiempos que intervinieron en estos, música de la época cambiando de estación en las décadas desde ayer hasta el futuro.

Un tributo a los Beatles, ¡claro que sí!, honores bien merecidos de quienes saben hacer de las partituras y esas bellas piezas que vuelan dentro de ellas, ¡música celestial! No puedo decir menos.

En el Galway de Ciempozuelos de nuevo, y con la mano de nuestra amiga de las Eras Ibáñez detrás, no podía esperarse nada que no fuere un espectáculo en condiciones, tal cual se resolvió. ¡Enhorabuena Virginia!

Enrique, Alejandro, Gonzalo, Fernando, Thorry y José  Antonio dentro como grueso del ejército en el interior de un submarino que no era amarillo, el viaje a través del agujero de gusano trastocó los colores, que si no, ¡amarillo!, y no del amalillo colol, asaflán puesta de sol en Singapur, ¡no!, sino del canario de toda la vida.

50839965_2223410327873009_4833294665769811968_nThe Beat Band se hacen llamar, seis maestros de los instrumentos y un  vocalista que saben plasmar las delicias del público a base de sonidos idénticos a los de antaño, ¡increíble!, pero cierto. Escuchándoles con los ojos cerrados no encontrada la diferencia entre los de Liverpool y los de la España Cañí, solo abriéndolos para salir del sueño podía corroborar que…, ¡leches!, no eran los mismos, pero sí la música que salía de las guitarras, bajo, voces, teclado y cómo no, los pelos, ¡perdón, ya quisiera para mí!, me refería a mi tocayo, el batería.

Un seis versos de arte mayor, ¡vaya sexteto!, como lo digo. Un prodigio en el que Lenon, McCartney, Harrison y Ringo se pondrían de pie para aplaudir, pueden estar seguros de ello.

Por mantener, mantenían hasta las escalas de tiempos de la paradoja, al espacio temporal que los iba definiendo mientras se adaptaban a las circunstancias de los momentos presentes de antaño me refiero, hoy a  las crónicas pasadas.

Cuando tienes la suerte de disfrutar de un espectáculo semejante, no hay otra alternativa que devolver con alegría y ganas ¡las gracias que doy a Galway Irish Tavern que tantas buenas nos trae a Ciempozuelos y cómo no, dar el mismo tono a quien con años en el chasis, rodamientos y demás, pero con las ganas de los chavales, nos permitieron disfrutar de un DÍA ENORME para quienes gustamos de la música por excelencia, de esos grupos que cambiaron el panorama internacional y nacional-

¡GRACIAS BEAT BAND, GRACIAS Y…, ENHORABUENA!, sois simple y llanamente, ¡un espectáculo con todas las de la Ley.

Ahí les dejo la web con parte de su leyenda.

“The Beat Band”, The Beatles Tribute Band

Anuncios

2 comentarios en “Un tributo en los bares.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s