«Naranjito y…»

Naranjito y CIA

De naranja viste, no es fruta ni a azahar huele, ¿qué es? Naranjito, por supuesto, un combinado entre el rojo intenso y el rosa fucsia de la pasión. ¡Hostias!, me ha salido un Imagen2estribillo de risa de un tirón y no es para menos. El color de las mandarinas y otras frutas ricas en vitaminas C´s deriva del colorao como la madre que lo parió y del amarillo ilusión del ácido limón. Todo cítricos, como ha de ser, excelentes para el resfriado y desengañol como complemento dietético y abundantes en otro importante, ¡caiga quien caiga!

También puede ser la fusión del paño español, oro y sangre y lo que nos quedará de la enseña nacional si seguimos por donde vamos y no señalamos los cruces como mandan las leyes de circulación, es decir: oiga,  usted pa ya y el otro donde Maroto.

Es el resultado del desajuste de los cambios revolucionarios, un compendio de ilusiones por un lado y de lógicas razones por el otro, de ahí Ciudadanos por el mundo, fabricantes de sueños y castillos que espero sean palpables.

Curiosa la denominación de un partido de dos mitades puras y un solo color, ¿nos traerá el señor Rivera el paño de un futuro descafeinado de lo que fue para construir otro dulce yImagen1 ácido con la intención de suavizar la textura de un panorama cada vez más justo e innecesario? Quizá y a saber…, mis manos no se queman como en otras ocasiones poniendo las manos en el fuego, luego pasa lo que es,  esperas y no  hay bomberos para apagar el quemazón.

No obstante y si me dan la venia, aunque ya está escrito y no tiene solución… de todos los partidos actuales, los enteros y divididos incluidos, éste me parece el digamos…, un tanto cercano al epicentro de la balanza, esos platos sujetos al falo que unas veces da y las otras también a base de recados sin lisonjas y bocados de tiburón.

La familia vitamina C´s, es hasta el momento la única dispuesta a ir afrontando medidas buscando soluciones, por ejemplo, ir expulsando a los corruptos según iban apareciendo en sus listas y eso, señoras, damas, damiselas, doncellas, caballeros y donceles, ¡me place!

Por otra parte y me constan, o nos, mejor dicho, los dos pares de Pilaricas de Doña Inés, buen nombre y un clásico de otros tiempos, crónicas pasadas donde la lealtad y el honor eran la cosecha de las tierras del cumplimiento y el deber. Qué bello nombre para un caballero enamorado del talento de Don José Zorrilla, ¡por favor!

Amén del descaro, y va por Lope, sepa vuestra merced que de éste, su pecho salen notas del corazón, y no me tome por un Tenorio, quizá en otros tiempos, hoy son lo que de él quedó, un amasijo de emociones sin rostro esperando el placer de figurar en ése, el vuestro.

¡Vaya por Dios!, salió el Duque que hay dentro, por ello os presento mis respetos y sigo con el castigo de quien mide y pesa estudiando el equilibrio incluso con nivel de agua, por si se diera el caso de un error en la medida de la báscula.

Ver cómo ha aguantado las barbaridades en la Cataluña que tanto amo, es suficiente Imagen3para darle esa palmada en la espalda y decirle, ¡señora, usted lo es!, por ello después de comprobar su valía como los antiguos caballeros doile mi mano prestada y a expensas de ver cómo cae la fruta por su propio peso.

Tan solo me falta ese justo recado, señor Rivera, recuerde…, la soberbia es pecado, y aquí la castigamos con esos votos tan útiles que mandan a los políticos al carajo de la vela para que aprendan de humildad y voluntad de servicio, pues quien paga sus bolsillos, son los nuestros.

No corren tiempos fáciles, nunca los fueron, quizá estos un tanto enmarañados pero si este pueblo sabe de algo, es salir siempre con la cabeza en alto. El dinero es cobarde, tanto que tiene vida propia, lo sé, muchos no se han molestado en ver cómo sale corriendo si la inversión no es buena. En este caso, caballero, y si usted quiere a éste, su país, luche contra los neoliberales, si no coge esa bandera, España no será nuestra, sino de los intereses canallescos de la inquisición financiera.

¡Por cierto! Confíe en usted y sus gentes y deje de bambolear de uno a otro lado buscando la repesca, esas son las maneras de quien da por hecho haber perdido el partido y no es así. Muy pocos quieren a un PP con un lastre tan importante, la corrupción sin apenas limpieza de sus altares, y lo digo con razón, Casado es el primero en decirlo, sus palabras: “me debo a mi partido” son suficientes para saber cómo va a gobernar si mañana le cae la suerte. De usted y de Babieca depende, con el PSOE estamos en las mismas, créditos y avales entre amigos de guerrilla, ya sabe, Podemos gobierna seguro si ustedes no marcan las pautas a un gobernante tan caro, no solo de Falcones, sino de los caprichos del comprador de votos al vuelo sin complejo, reservas ni escrúpulos.

«Especial Elecciones 2019»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s