¡Hasta las narices!

Para escucharlo, dale aquí

Y de lógicas conclusiones, hasta las narices estoy de tanto vendedor ambulante al estilo de los viejos tiempos de los barberos. No de los buenos, sino de esos que por vender, fabricaban aquellos ungüentos para el pelo, vivir eternamente sin más motivos que hacer el negocio de a necio el billete verde.

Hoy y parece mentira, volvemos a vivir lo mismo, eso sí, con medios un tanto diferentes. Las telecomunicaciones han sido el trampolín de muchos mercenarios de a dos cuartos y un tanto más que, por salir adelante no dejan ni su madre en condiciones. No es una broma, ¡no! Hace muy poco en un evento de Madrid, con un profesional uruguayo venido de la otra orilla pude verlo en vivo y en directo. El sujeto se atrevió a decir delante de varias personas relacionadas con la sanidad que…, ¡no se lo pierdan!, merece la pena, ¡no tiene desperdicio!

-Los bebés no deben tomar ni la leche ni de su madre, ¡con un par de narices o metralletas de un soldado a sueldo de sus propios intereses! Andayqueleden sin pomada, ¡leches! Presencié a ese cretino con varias compañeras del sector de la salud y todos nos quedamos de piedra. El elemento soltaba disparates a tal velocidad que no dábamos abasto para digerir la realidad.

Cada día, tan solo hay que ojear los periódicos nos encontramos a uno de esos vendedores de crecepelos, estafadores de a tontos, y lo digo con ganas y alevosía, que a las frentes de más de dos dedos, no les engañan y es de sentido común. ¿Recuerdan cuando Francia nos hizo la guerra gastronómica con el aceite de oliva? Por aquellos entonces se decía que era malo para el corazón, aumentaba el colesterol y hasta era efectivo para evitar el priopismo, ¡bueno!, esta última no es así, pero casi.

Años más adelantes les dio por el pescado azul, esos peces eran terroríficos, a tal punto fue, que si te comías un par de boquerones casi tenías la plaza en la tumba asegurada. De nuevo era el colesterol, triglicéridos, y el copón de la baraja, también.

Ahora es peor, que si el queso es el enemigo número uno de los alimentos, tome usted arándanos, ¡oiga!, vivirá mil quinientos años, no se le ocurra tomar zumo de naranja, ¡la casca!, y todo sigue de la  misma manera que esos tiempos donde los vendedores de a paja por cien euros, siguen haciendo sus agostos mes a mes.

La manipulación mediática nos está sometiendo hasta el punto de no saber qué rayos hacer y yo les digo: señoras, señores, damas, domos, damos, caballeros, damiselas y donceles, ¡no hagan puñetero caso!, salvo y como es de Ley, sean alérgicos a un producto determinado, en tal caso callo, pero en el resto y recuerden, somos un país longevo, el segundo detrás de Japón, según dicen por ahí, y eso no se lo debemos a los traficantes de malas ideas, sino a nuestra dieta mediterránea, al vino, las cervecitas, tapitas, el sol y alegría que nos caracteriza. El resto es cuento, el peor de todos.

Ustedes verán, en mi caso lo tengo claro, como aquello que me da la gana y cuando me apetece, conozco mi cuerpo y sé que no debo abusar ni de le lechuga, si me paso puedo volverme de color verde y si es de maíz, de amarillo canario.

Va siendo hora, digo yo y muy en serio, que la prensa deje de buscar entre las miserias de los demás para vender las noticias empaquetadas en falacias de tres céntimos el click, ¿No les parece?, y la mejor de todas las maneras es evitar el paso del cursor por esas enmarañadas comunicaciones sin verificar. ¡Yo el primero!

4 comentarios en “¡Hasta las narices!”

  1. La valiente pluma de Fernando Cotta, nos habla de la manipulación de las noticias que casi siempre son influenciadas por las finanzas o la política y las opiniones o afiliaciones de los propietarios de los distintos medios. Con su pluma audaz, irónica y con sentido del humor, realza nuestra dieta, nuestra alegría como los principales ingredientes para tener una buena salud. Sí Fernando, el aceite de oliva español, es buenísimo, la dieta mediterránea que quieres que te diga… si todo ello lo regamos, (así a lo grande) con alegría, nos harán vivir mejor. Muy buen artículo, mi felicitación.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s