«El museo de los horrores»

El museo de los horrores es, para quien la guerra civil fue una desgracia, el título perfecto para el Museo de la Batalla del Jarama en Morata de Tajuña, Madrid. www.batallajarama.es

Es la segunda vez que lo visito, en esta ocasión con ánimo de entender el porqué de un IMG_20190908_140432enfrentamiento entre hermanos. Nunca he sido capaz de comprender hasta qué punto se puede utilizar a las masas en pro de unas ideas que pueden estar o no equivocadas, para llegar a matar por ello.

Todos somos libres de pensar y de creer en temas para otros imposibles, pero el respeto, esa palabra mágica salida de quien atiende a los demás como le gustaría que hicieran con uno mismo, se perdió en aquellos nefastos sucesos.

La guerra no la ganó nadie, todos perdimos en ella, el daño que hizo a ambas partes es casi irreparable, salvo que el tiempo y la necesidad de plantar un árbol nuevo, ayuden a un pueblo de por sí hospitalario, agradecido, trabajador de luna a luna y sencillo. Tanto como la propia vida, en apariencia compleja, pero en la realidad, simple…, a dar por olvidado el ejemplo sin  quitar la vista atrás.

España es un país donde el humor forma parte de los genes, un antídoto maravilloso IMG_20190908_140830para soportar el tedio de la realidad que nos acompaña en el día a día, pero en especial y ahí voy a dar como ha de ser, a quienes miran por sus alforjas y del resto de los humanos solo quieren su apoyo.

Este museo es el reflejo del caos, un espejo perfecto para ver cómo y de qué manera acaban los extremos cuando se enfrentan.

Ahí tienen un casco de soldado. Esos agujeros son el finiquito al otro mundo de quien lo IMG_20190908_140038tenía puesto. Un tiro y metralla, cualquiera de nuestros hermanos, padres, hijos o nietos podría estar debajo de esa supuesta protección que de nada sirvió al valeroso guerrero.

Niños con las piernas amputadas, horrores de la guerra, monjas, frailes, curas, rojos, nacionales, todos ellos por el capricho de quien arrojó a un enfrentamiento armado a los españoles y del que nuestros abuelos no querían ni hablar por resentimientos hacia ellos mismos. Tampoco lo entendieron, les tocó el bando equivocado o acertado, y de ahí a los seiscientos mil muertos.

Vuelvo y repito. Este sitio de los horrores debe ser visitado por todas las personas, en especial los niños, ellos son el futuro de un país siempre grande, salvo cuando se ponen delante los políticos y destrozan las ilusiones de todos tan solo por el afán de poder o de sus bolsillos, y me da igual que sean de uno u otro partido, “los políticos deberían ser culpables hasta que se demuestre lo contrario”

Si tuviéramos esa conciencia, ninguno de esos sinvergüenzas nos engañaría. Pronto llegan las elecciones y de nuevo volveremos a ver los Burros Volando. Y yo les digo con todo mi respeto y cariño, pues soy de los que conozco el país de cabo a rabo y a sus gentes. Siempre he procurado rodearme de los abuelos cuando viajaba, ellos son la IMG_20190908_140157historia, la auténtica, con sus puntos de vista, para el resto ya está el que tiene la suerte de escuchar a los ancianos y analizar la información y consecuencias.

La contienda la ganaron unos, la guerra, queridas y queridos amigos, la perdimos todos. Hoy seguimos viviendo las secuelas de quien nos utiliza para seguir ganando votos. Son tantos los vendedores de paja que solo tienen una solución para llegar a nuestras huchas, dividirnos para ganar.

Entre las paradojas de la lógica aplastante, digamos la cal y arena o la chaqueta del guardia, como antes se decía, el ABC como Diario Republicano de Izquierdas y IMG_20190908_140203posteriormente dando las noticias con los partes oficiales de la fatídica guerra del bando nacional. Hoy este mismo diario es de derechas, no sé si republicano o monárquico, pero…

He ahí Gregorio Salcedo, el artífice de esa escultura creada a base de metralla, hoy símbolo para la paz y de este lugar IMG_20190908_140236digno de visitar. Su esfuerzo y trabajo ahora nos sirve para tener un lugar donde comprobar por nosotros mismos, hasta dónde nos puede llevar la falta de tolerancia y sobre todo, la capacidad de analizar y razonar los mensajes que nos llegan por todas partes, de quienes necesitan nuestro apoyo para lograr su éxito personal en pro de sí mismo.

En usted está la decisión. Como decía Shakespeare, «ser o no ser».

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s