Especial peluquerías y belleza. Entrevista a Rafael Pinto.

-Rafael, hoy es un día muy especial. Nunca hasta la fecha he realizado una entrevista para mi blog, muy en especial y a la misma vez, por ser un sector del que tú como periodista y profesional de la comunicación conoces a la perfección en el panorama internacional. Pero vayamos al grano.
En los últimos tiempos estamos viendo como proliferan peluquerías por todas partes, como si se hubiera puesto de moda. Aquí en España hay zonas donde se ven hasta tres o cuatro en una sola cuadra o manzana. Sobra decir que por una parte la cantidad de establecimientos y por otra la llegada de los llamados «maquineros» sin cursos que profesionalicen el oficio, ha creado una diferencia importante en los precios, y por tanto hecho daño a esos artistas capaces de hacer obras de arte con el cabello. Hoy se ven cortes de pelo hasta por 4 euros, algo impensable hasta hace poco, eso sí, sin lavado de cabeza y por supuesto, las tijeras se quedaron en el recuerdo de Eduardo Manos… Ya se ven los resultados, especialistas intentando sujetar los precios a base de servicios añadidos que nada tenían que ver con la naturaleza de su trabajo. ¿Qué opinas tú de esto?

FOTO RAFAEL PINTORafael Pinto. – Ciertamente, el emprendimiento en el fascinante mundo de la peluquería y la belleza aumenta en casi todos los países del planeta, con esta afirmación ratifico la proliferación de nuevos salones en España. Una primera precisión hay que hacer al respecto pues el arreglo personal sobre todo de la mujer, es el motor del negocio de la belleza desde tiempos inmemoriales, mucho se ha escrito sobre la belleza de Cleopatra y sus diversos métodos para cuidar su cuerpo, se habla de sus baños en una tina con leche de cabra u oveja, contando con una corte de asistentes que la ungían con aceites y la maquillaban.
Hice la acotación sobre todo del arreglo de la mujer, pero vale mencionar que el hombre va al salón de barbería con los mismos fines. Las damas tienen rutinas de belleza de mayor envergadura, por lo tanto, sus visitas al salón de belleza son más frecuentes para atender su cabello, depilación, masajes, manicure/pedicura, maquillaje entre otros servicios.
Cuando hablamos de tratamientos de belleza en el salón hay que tomar en cuenta los riesgos tanto en aplicación de productos como procedimientos utilizados, por ello debe ser un profesional capacitado quien asuma esta responsabilidad, la mujer debe elegir conpeluqueros5 sumo cuidado su peluquero, maquillador, esteticista, etcétera, cuando el profesional no llega a satisfacer los deseos de la clienta de inmediato se cambia de peluquería, para lo cual funciona mucho el boca a boca pues las damas acostumbran elogiar alguna nueva coloración o corte en el cabello de su amiga, para preguntarle también quien fue el autor de tan bello look para ir al mismo salón.
Hay mujeres que solían llevar una foto arrancada de una revista donde vieron un corte o un peinado de alguna famosa para solicitar a su peluquero se lo haga igual, sin tomar en cuenta que cada mujer tiene su personalidad, la cual está obligado su peluquero a tomar en cuenta a la hora de crear un look en el cabello de la clienta.
En el tema de nuevos salones, la inversión en empresas y marcas en el sector no siempre es peluqueros1de profesionales de la peluquería, pues la mayoría de las veces encontramos son abogados, médicos, administradores, entre otros profesionales los inversionistas, quienes simplemente tienen dinero disponible y le abren un negocio a su esposa o sociedades entre amigos y familiares, quienes luego se dedican a armar un equipo de profesionales de la belleza para manejarlo. Suele ocurrir que no sean los más idóneos las personas elegidas para trabajan como peluqueros o esteticistas, pues fueron reclutados simplemente para hacer la actividad por empresarios sin conocimientos y no investigan bien sobre la experiencia del aspirante. Afortunadamente es una minoría de audaces que dicen ser peluqueros pero no tienen las credenciales peluqueros4necesarias, lamentablemente cuando han dañado el cabello de una clienta se descubre al impostor, pero ya es tarde.
Si preguntamos a peluqueros con 50 o más años en la profesión, nos encontramos que aprendieron el oficio observando, peluqueros6trabajando como asistente en un salón donde barría los pelos del piso o se ocupaba de lavar cabezas y el dueño por lo general un profesional experimentado le iba enseñando las técnicas y el uso de los productos. Quienes aprendieron la peluquería de esta forma, por vocación o amor a la profesión, se dedicaron a continuar su preparación con otros peluqueros, viajaron a otros países buscando nuevas técnicas para hacer cortes, peinados y coloraciones. Las casas comerciales o sea las empresas fabricantes y distribuidoras de productos cosméticos capilares también han contribuido a la formación de buenos profesionales pues han dictado talleres, seminarios, cursos para enseñar la manera correcta de aplicar los productos que ellos venden y de esta manera también contribuyen a la tecnificación y profesionalización de los peluqueros.
Hoy la peluquería se estudia hasta en la universidad, hay carreras de 3 o 5 años para graduar profesionales académicos, la práctica en el salón le dará la necesaria destreza del trabajo “en vivo” haciendo cortes, aplicando tratamientos capilares, procesos de teñidos en colores de moda con distintas técnicas para embellecer aún más a la mujer, pues el cabello es el marco del rostro.
Para hacer un trabajo a una clienta, un peluquero debe realizar un»visagismo», para lo cual indaga sobre hábitos, profesión, definir la forma del rostro (ovalado, circular, etc.), la edad, personalidad, para entonces el peluquero sugerir un look para esa clienta, quien pudiera no estar de acuerdo porque ya trae una idea preconcebida pues vio a una amiga o una artista con determinado trabajo que quiere para su cabello, pero debe confiar en su peluquero y peluqueros3considerar su propuesta.
El peluquero llega a conocer a su cliente hasta en sus más íntimos secretos, es increíble la confianza que una mujer llega a depositar en un profesional. Ocurre con cierta frecuencia cuando una clienta llega al salón está triste, estresada y cuando sale va feliz, contenta, ello se debe porque drenó sus problemas hablando en confianza con su peluquero, quien escucha con atención desdichas, fracasos amorosos, mala relación conyugal, son secretos, él generalmente trata de no opinar, solo escuchar porque la mujer busca en el salón un amigo sincero dispuesto comprenderla y complacerla creándole un look espectacular para ver la vida de otra manera, de hecho el peluquero es un verdadero psicólogo.
Me preguntas: ¿La peluquería se aprende o es un arte vocacional?
Como muchas profesiones si no todas, el interesado en graduarse de médico o abogado, por ejemplo, debe sentir verdadera vocación para llegar hasta el final en los estudios con éxito, lo mismo ocurre con el peluquero pues si a usted no le gusta tocar el cabello de una persona, lavarlo, o no logras tener la destreza con las herramientas, hablo de tijeras, peine, máquina de cortar, navajas, definitivamente no tienes la disposición innata para ello y puedes estudiar en la mejor academia, universidad o disponer del tiempo del mejor peluquero para enseñarte y estoy seguro que nunca serás un buen peluquero. La diferencia con profesiones como la medicina es que si te equivocas le quitas la vida a alguien, en la peluquería si le dañas el cabello debes soportar el disgusto del cliente, pero al pasar unos meses le vuelve a salir el cabello.
-¿Por qué abren tantos salones?
Rafael -La peluquería es una profesión bien apreciada en la sociedad, reconocida, bien remunerada, si es una persona seria que le apasiona su oficio, nadie le puede poner precio al trabajo de un tercero, mucho menos en este trabajo que involucra tantos detalles para ser reconocido como tal y además ser recomendado.
En realidad la peluquería es un arte porque es de artesanos, creativos y con talento darle forma al cabello para crear un peinado, luego es un ambiente de trabajo agradable, te dedicas a hacer feliz a la gente, todo lo cual invita a estudiar y ser el mejor peluquero, que por cierto ahora le dicen estilista, por ser un creador de estilos, llegando hasta aconsejar cómo vestir con calzado, accesorios, maquillaje, para una determinada reunión social como invitada, entonces estamos hablando de un estilista integral.
-Cuánta razón tienes Rafael, el noble arte de cambiar y dar una imagen acorde a la realidad de cada rostro y sí, tenía entendido de esa otra calidad de los artistas como psicólogos, en definitiva, los hombres nos relacionamos con profesionales del mundo de la hostelería para desfogar nuestras calamidades y en el sector del cabello bien cortado y dispuesto son sus atentos personajes quienes dan rienda suelta a esas féminas señoras o señoritas para que desfoguen sus problemas. Tengo Patriciaotra pregunta para ti; es tan numeroso el número de establecimientos en estos tiempos, que los profesionales están rompiendo moldes añadiendo servicios para ampliar la oferta, te pongo unos ejemplos.
En Parla, una peluquería llamada Mamen Batres Peluqueros se ha dado de alta en ViasLiterarias de BarriosdeLetras, de esta manera su clientela, en gran mayoría bellas damas y doncellas, tienen libros para leer y comentar entre ellas. Es el primero ofreciendo cultura como un valor añadido. ¿Qué te parece la iniciativa de Mamen? 
RafaelComo toda actividad empresarial en este negocio hay competencia y mucha, así que es válido buscar atraer clientes a tu salón, yo conozco algunos que ofrecen tragos, en el caso de la peluquería de la amiga Mamen se trata de tremenda iniciativa porque el cliente además de embellecerse, aprovecha el tiempo para enriquecer sus conocimientos aumentando su cultura literaria, logrando una combinación que lo va a agradecer por siempre. «Entrevista y opinión a Patricia de Mamen Batres Peluqueros»
-Todo es válido si el objetivo es diferenciar el servicio y oferta de las competencias, digamos…, desleales? En mis etapas como empresario y emprendedor jamás me preocupó que copiaran mis ideas. La razón es de peso, quien arranca marca tendencias y caminos, eso sí, te obliga a estar en continua evolución. En definitiva los rivales son quienes te encumbran. Giovanny en Madrid. Su web aquí es un ejemplo a tener en cuenta. Dime qué opinión de merece, Rafael, el profesional en Giovannyestos menesteres eres tú, algo como decir el rey del mambo. «Entrevista y opinión de Giovanny de Giovanny Peluqueros«
Rafael -Mi larga experiencia en este sector me permite señalar que actualmente no existe competencia desleal entre colegas, si recuerdo hace alrededor de tres décadas que existía el celo profesional y los peluqueros se cuidaban de no revelar “secretos” de sus técnicas y procedimientos en la atención del cliente, pero con el tiempo esto está superado y no es difícil ver a peluqueros compartiendo en un restaurante o prestando espacios de su salón para dictar talleres y seminarios donde asisten sus colegas buscando mantenerse actualizados, creo que la creación de asociaciones empresariales de peluqueros ha ayudado a que ahora se compartan ideas para el manejo del negocio que han venido ha impulsar el crecimiento del sector, entonces vale decir que hoy la sana competencia es positiva para el sector de la peluquería.

-Hay peluqueros de prestigio que siguen el mismo camino de siempre, jamás decaen en su negocio, es el caso de por ejemplo Ángel de Gaudencio Peluqueros en Getafe, en estos momentos creciendo. Su arma sigue siendo la misma de siempre, dar sus clientes aquello que necesitan. Su web. Aquí le tienes manos a la obra son su opinión personal. «Entrevista y opinión de «Ángel de Gaudencio Peluqueros»

ÁngelRafael –El amigo estilista Ángel de Gaudencio tiene los pies bien puestos sobre la tierra al hablar del fascinante mundo de la peluquería, se trata de un profesional serio, disciplinado, fíjate que ciertamente atendió al Tenor Plácido Domingo antes de una actuación en el Teatro Real pero para nada se atribuye la amistad de este personaje sino que narra su experiencia en esta importante actividad de arreglar a los artistas que se presentan frente al público, lo cual forma parte relevante de su currículo, no es cualquier cosa digo esta experiencia.
Gaudencio en la entrevista confirma la tesis que el buen peluquero tiene que ser constante en su formación, él afirma que se mantiene al día en todo lo que acontece en el mundo de la moda cabello para darle el servicio más actualizado a su clientela, el hecho que trabaje con damas y caballeros significa que es un estilista integral, domina el arte de la peluquería a la perfección, al mismo tiempo Gaudencio señala en una parte de su declaración que está atento a lo que quiere la cliente cuando busca sus servicios pero él la orienta y pone a su disposición sus conocimientos al realizarle un look atendiendo a su personalidad, en suma es una entrevista enriquecedora y que vale la pena compartirla con las nuevas generaciones de peluqueros para que se mantengan al día y no dejen de estudiar nunca, porque como se dice en otras facetas de la vida, todos los días se aprende algo nuevo.

Gracias Rafael por ese tiempo tan precioso que estás concediendo en pro y beneficio de los artesanos y artistas de este mundo que tanto amas. Gracias  por esa moneda tan cara, jamás vuelve de la misma manera, el tiempo. 

 

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s