Un paseo por la historia. “Ocaña”

De vez en cuando o de cuando en vez, cojo a Platero y le digo al oído.

-Burro de mi alma, fiel, honesto y duro compañero. Marcadme el horizonte. -Y sin saber ni cómo ni porqué, se abre una luz en un cielo cubierto de nubes.

Llueve cariño, es el agua que cae mansa y empapa la tierra, el semen de nuestras cosechas. Y de pronto…, el faro al fondo.

Cuando estas cosas ocurren sigo el instinto del animal, en este caso a cuatro ruedas y IMG_20191126_182005ganas de dar un paseo buscando algo nuevo, aunque la historia sea tu ideal matrimonio. Tal ha sido hoy. De vuelta de Getafe y el sur indicándome el camino, de manera que vista la situación, crucé a mi gran amada Aranjuez y puse el acelerador a paso de asno en dirección Ocaña.

Aparcar por esos fueros entre semana no es complejo, un poco de allá, otra de esos quesos tan buenos y puñeteros y a investigar.

Años hacía que no paseaba por esos entornos. Reyes de nuestras crónicas desde milenios ha, pero, a quien ama el esplendor de los siglos XV al XVIII, no se le escapan esos pequeños detalles, brebajes del conocimiento y esencia de lo nuestro.

Orden de Calatrava, Santiago, ¡vive Dios! Isabel, Fernando, Felipe II, Don Rodrigo deIMG_20191126_183317 Manrique se dejó la vida allí, el padre del que nos regaló “Coplas a la muerte de su padre”, Don Jorge, ¡válgame el cielo! Lope por el Comendador de Ocaña, o mi querido Quevedo por esos fueros.

Es el placer de viajar en los adentros de esta magna villa. Andas por su plaza y te desplazas, vives otros tiempos, sientes su silencio y si la suerte te acompaña en la soledad del camino…, vuelas por esos siglos como si estuvieras allí.

Ocaña me dejó sorprendido por su historia, pero también por sus gentes, amables, cordiales, hospitalarias y cultas, ¡no es para menos! Una lotera en la misma plaza mayor enamorada de la literatura. IMG_20191126_175334Paqui responde por santo y seña, encantadora como nadie, u Oscar, un artista de talento regentando un bar de copas LA Plaza, un maestro del 22 fuera de su casa viviendo la nostalgia donde las crónicas pesan tanto como los fundamentos.

No soy hombre de coincidencias, ¡pardiez que no!, cuando estas cosas ocurren las considero causalidades, y me da, me da, ¡me da en la nariz!, que con tanto 22, El Trébol Mágico de Paqui dará una alegría el día 22 de este mes.

El Duque del Altozano es fiel a la tradición, estaba en sus fueros, cómo es de Ley, y no les IMG_20191126_175804digo nada cuando los sentimientos afloran En clave de prosa  verso.

Os recomiendo una visita guiada, las hay, y como no puede ser de otra manera, esta pluma irá por esas tierras a vivir de nuevo la magia de aquellos tiempos guiado por quien conoce los hechos. ¡Manda cánones!, los míos…, que sí.

Ponte en contacto con la oficina de turismo, está en la misma plaza. Unos luceros salidos del mismo universo me despistaron tanto…, que no me llevé su dirección de Internet. Eso sí, su correo es turismo@ocana.es

Si vais y les indicáis que ha sido por este artículo, quizá me gane unos vinos, jajaja.

4 comentarios en “Un paseo por la historia. “Ocaña””

  1. Hola querido Fernando, con tan soberbia y encantadora explicación turística de OCAÑA, con seguridad, la próxima primavera será un destino en la travesía de ocio y placer.
    Gracias por el dato y el buen artículo.
    Un fuerte abrazo.
    Marianella Cabrejos C.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s