¿Es posible? II – Conceptos básicos

En este capítulo entramos en aguas más calientes, nunca mejor dicho, pues del líquido y cristalino elemento va el tema, pero en compañía de esos kW necesarios para elevar la temperatura hasta el punto de confort deseado, o en su caso, si hay acumulación hasta 60ºC con golpes antilegionella de 72ºC.

Ya tenemos alguna noción de la energía calorífica de cada combustible, eso espero. No obstante, si usted no ha entrado en materia en el primer artículo, se encontrará un enlace al final de este. Pinchando sobre la dirección le permitirá ponerse al día.

Salto térmico. En términos amigables para este tema: es la temperatura necesaria entre la entrada del agua de la red y la de consumo. Es decir, si las canalizaciones entregan el agua a 8ºC y son necesarios 60ºC para el consumo, es necesario elevar la temperatura 52ºC (60 – 8 = 52).Energía para elevar 1ºC

La energía la definimos en kW.h para evitar convertir julios a calorías y a su vez a kW, de esta manera es sencillo de entender.

Para elevar un salto térmico de 1ºC a 1 litro de agua es necesaria una Kcal (kilocaloría),  en watios. 1.000 Kcal vienen a ser 1,163 kW.

He aquí la gráfica del coste de ACS para vivienda de uso residencial. +/- 28 litros por Gráfica de consumo de ACS salto térmico 50ºCpersona y día a 60ºC. Es necesario recordar el salto térmico medio anual, en este caso 50ºC. Diferencia entre la temperatura de la red y el agua a  60ºC  de consumo.

Al ser de uso residencial, los precios de las diferentes energías han sido incluidos con todos los impuestos y devengos de las CIAS suministradoras.

Sorprende el coste del gas natural, y no es para menos. Se debe a que todo está incluido en la factura, se ha dividido el importe total entre el número de kW.h y como resultado se dispara entre 8 y 9,5 céntimos de €. La tendencia de la energía eléctrica sigue a la alza, tanto es el precio que anula tecnologías como la aerotermia o geotermia, las amortizaciones se disparan en el tiempo.

 

Ahorrar agua es reducir el impacto general sobre los gastos. Según el I.D.A.E. el consumo de ACS es del 7% de la energía consumida en casa. ¡Ojo!, es la media, en el interior y zonas frías de la península el porcentaje es mucho más alto.

En la zona interior la sed tiene precios inferiores. Por ejemplo, en Madrid y zonas del Canal de Isabel II, oscila los 1,38 €/m3, mientras en la costa, Canarias y Baleares anda sobre los 2 €/m3, siempre sin penalizar y en el primer tramo de la factura.

Visto el aperitivo de los precios, ¿cuánto cuestan el m3 o 1.000 litros de agua caliente? Como pueden ver, no es para tomárselo en broma, sino para poner los medios necesarios y reducir el consumo del agua en los hogares.

Precio del ACS

En el próximo artículo hablaremos de diferentes maneras de ahorrar sin perder la calidad de vida, por supuesto.

Si se perdió el primero de los post. Pinche aquí. ¿Es posible ahorrar?

 

Fernando Cotta

Consultor

Eficiencia Hídrica y Energética

 

Un comentario en “¿Es posible? II – Conceptos básicos”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s