¿Es posible? III. Experimentos y resultados.

Este es el tercero de los capítulos. En los dos anteriores hemos entrado en materia de precios según carburantes, tecnología y cómo no, en conocer los conceptos básicos para ajustar el consumo.

Ya conocemos el coste del m3 de ACS (agua + energía), pero en esta ocasión nos vamos a centrar en pruebas, experimentos para cuantificar cuánto estamos gastando en la actualidad y de paso hacer algo diferente, comprobar, ver nuestra realidad y el plazo en amortizar tardamos posibles inversiones.

Comencemos. Más sencillo no puede ser. Necesita un recipiente de un litro o más y un cronómetro. No se preocupe, en su móvil tiene uno. Estos son los pasos a seguir.

  1. En cualquier grifo de su casa.
    1. Coja el recipiente y el cronómetro. Abra el grifo al máximo y cronometre el tiempo que tarda en llenar ese litro de agua.
    2. En mi caso, no tengo un recipiente de 1 litro, pero si de medio. En una olla de 3 litros vuelco el agua de ½ litro 6 veces y marco el límite.
    3. Procedo al experimento y tarda en llegar hasta la marca 00:22:22. Una vez dividido entre 3 el resultado son 7,4 litros por segundo.
    4. Si mira en la punta del grifo verá que hay una corona, puede ser interna o externa. Desenrósquela y ahora haga la misma prueba sin el aireador que tiene en boca. Cuando abra el grifo se irá sobre 22 litros minutos, dependiendo de la presión de la zona donde esté.
    5. Si cambia el aireador por uno de menor consumo, puede llegar a 4 litros/minuto para los lavabos y 6 para la cocina. Y no se alarme. Cuando va a un hotel lo normal en la salida de los grifos son 4 l/minuto y no se está muy a gusto.
  2. Ahora vayamos a la ducha y procedamos de la misma manera.
    1. A mí se me ha ido a 33 segundos los 3 litros, por tanto 11 litros por minuto y el ideal son 8 litros. Estoy un 27% por encima de las recomendaciones.
  3. En la cocina y cuartos de baño también estoy por encima del punto perfecto. Es decir, mi consumo en grifos se va un 46% en los lavabos, y el 18,9% en la pila de la cocina.
  4. Parecen cifras sin importancia, pero les garantizo que si son muchos en casa, serán importantes, tanto que mañana lo soluciono cambiando la alcachofa de la ducha y los aireadores por otros nuevos. Mi inversión rondará entre los 50 y 150 €, dependiendo de los materiales, sin embargo el ahorro es considerable. Ahí tienen la tabla, en función de la tecnología aplicada para calentar el agua. Y recuerden, eso es ACS, (agua + energía). Amortizada la inversión antes de 6 meses con toda seguridad, en algunos casos incluso en un mes. ¿Merece la pena? Pues ya verá cuando entremos en materias duras, a la calefacción me refiero.

Si se ha perdido alguno de los capítulos anteriores de este curso de gratuito de eficiencia hídrica y energética, puede entrar en ellos pinchando los enlaces de abajo.

¿Es posible?

¿Es posible? II. Conceptos básicos.

Ahorros

                                        Fernando Cotta

                                                                                       Consultor Eficiencia Hídrica y Energética.

2 comentarios en “¿Es posible? III. Experimentos y resultados.”

    1. A vuestra merced las merecidas gracias, aprovecháis con ganas los conocimientos de quien los cede para bien de todos. Pronto empezamos con algo más suculento como bocado de ahorro, la calefacción. Un fuerte abrazo!

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s