¿Es posible? IV – El quebradero de cabeza. ¡La calefacción!

Entramos en terrenos duros y escarpados, el gasto de los meses del gélido invierno desde finales de octubre, hasta el día en que la Candelaria nos avisa de la llegada de la primavera. Este año parece…

Por si no conocen el refranero, he aquí algunas perlas de la sabia y savia de los tiempos. “A Enero le sigue febrero, los dos fulleros”. Este otro un tanto curiosillo: “Febrero y las mujeres tienen en un día diez pareceres”. Si es con humor, tanto mejor.  🙂

Bueno, bueno, no es para tanto. Amen del simpático creador de ese dicho, hay muchos para tener en cuenta: “Para febrero guarda leña en tu leñero”,  “Febrero, siete capas y un sombrero”. En definitiva, hasta el 40 de mayo…

La calefacción, el desastre financiero de muchas familias o el frío en casa. He ahí la importancia del calor en fechas de escarcha, hielos, nieves, lluvias y vientos.

Hay maneras de caldear una vivienda y mantener al menos una temperatura apta para aguantar la crudeza de esos meses, ¡por supuesto que sí!, pero es necesario saber utilizar cimg3887la energía en términos de kW, igual da la tecnología o el tipo de combustible. De los monederos, ya, ya hablaremos.

Es habitual ver radiadores cubiertos o escondidos, pues bien, este es uno de los motivos del alto coste para mantener la temperatura adecuada en casa. He dicho tan solo uno y hay una cantidad asombrosa de causas. Aislamientos, horarios, manías, etc… incluso casualidades en apariencia disparatadas tales como sus vecinos de vacaciones.

El primero de los principios para reducir el consumo en kW pasa por investigar la manera de llegar a tener el hogar templado, quiere esto decir, evitar temperaturas para estar en camiseta. Es más, no es prudente. Los cambios bruscos en el tiempo son las causas de catarros y gripes. Es aconsejable adaptar la vivienda a una temperatura dra003_hr_ls_1000templada 20ºC son perfectos, mejora incluso la salud. Deben practicar con las calderas los siguientes puntos. De las bombas de calor hablaremos en el próximo capítulo.

  1. Si tiene radiadores
    1. Aluminio: Colocar la caldera con un máximo de 50ºC.
      1. Los termostatos a 20ºC
      2. Si tiene una caldera que le permite saltos térmicos, deje al menos 25ºC en el retorno. De esta manera evitará las constantes arrancadas de los quemadores.
    1. Hierro: En este caso debería cambiarlos por aluminio, no obstante pruebe con temperaturas entre 55 y 65ºC y el salto térmico entre impulsión y retorno de 25ºC.
      1. El calor no debe quedarse en los radiadores, sino en el ambiente, deje libre la superficie.
      2. radiador-de-hierro-fundido-de-epoca-bohemia-retroSi los radiadores están ocultos, busque la manera de enviar el calor hacia el centro de la habitación o salón.
      3. Ventile de 5 a 10 minutos máximo.
      4. Si tiene rendijas, grietas o similares, tápelas con algo, salvo las de cocina.
      5. Si los cerramientos son de aluminio no disponen de rotura de puente térmico (ventanas) y no es el momento para invertir en cambiarlos, compre tiras autoadhesivas y fíjela en todos los laterales de las ventanas, por ahí se escapan muchos billetes de 100 € en calor y farmacias.
      6. ¿Su vecino de abajo se ha ido de vacaciones?, ponga unas alfombras. Si es en la misma planta, recurra a la creatividad, coloque en la pared algo decorativo y aislante a la vez.
  1. Con suelo radiante.
    1. He visto en muchas ocasiones suelos abrasando pies, y no es broma. Este tipo de calefacción no está diseñado para estos menesteres, es más, mal utilizadoCómo-instalar-suelo-radiante-paso-a-paso crea problemas de circulación, varices, etc.
    2. Las ventajas de esta tecnología son muchas frente a los radiadores, empezando por la superficie de intercambio, dirección de la emisión del calor, inercia térmica y temperaturas de impulsión.
    3. El suelo radiante debe dar confort a la vivienda impulsando a 40ºC e incluso a 35ºC, dependiendo de la zona climática, por supuesto.
  2. Hay muchas tecnologías para caldear una vivienda, pero explicarlas en este breve curso de formación sería como darles con un mazo en la cabeza, por lo tanto cerraremos el tema de la calefacción con el próximo capítulo y las bombas de calor.

Esos pequeños consejos son un breve ejemplo cuando no se tiene los medios económicos al alcance o se pretende hacer mejoras para la próxima temporada. Existen innumerables maneras de reducir el consumo de energía en estas fechas.

Hablando de refranes hemos empezado, de esta manera rematamos la faena.

imagesRecuerden éste, propiedad de esta pluma: “Quien ahorra en radiadores, paga bien los calores”. Viene a decir…  Si está a punto de hacer obra y tiene la intención de tocar la calefacción, no ahorre en superficie por m2 de radiadores, todo lo contrario, duplíquela. Si tiene espacio, por supuesto.

¡Ah!, regalar radiadores eléctricos a su peor enemigo, ¡es de sabios!  🙂

Y si no han estado presentes en las anteriores publicaciones de este curso gratuito de orientación a la Eficiencia Hídrica y Energética, aquí les dejo los enlaces del resto.

                                                                             Fernando Cotta

                                                                                                          Consultor

Eficiencia Hídrica y Energética.

 

3 comentarios en “¿Es posible? IV – El quebradero de cabeza. ¡La calefacción!”

  1. 1.- Utilice la energía en términos de kWh. Fernando. El término kW se adjudica a la «Potencia» que es la velocidad con que obtenemos o generamos energía. Llevar a ebullición un vaso lleno de agua con un «potente» soplete es mucho más rápido que con la llama de una vela… PERO LA ENERGUA REQUERIDA ES LA MISMA. Otra cuestión es la energía desperdiciada.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias, y es un placer tenerle por estos lares. A veces dar a entender el funcionamiento de de las tecnologías a neófitos del asunto requiere simplificar ciertos conceptos. Como verá este artículo está enfocado a personas sin conocimiento previo de la materia. Si me paso con los datos técnicos dejan de leer. He ahí la cuestión. Y de nuevo un millón de gracias por el detalle de comentar en este blog.

      Me gusta

    2. En cuanto al tema de calderas, es de suponer que a estas alturas estarán preparadas para trabajar a baja temperatura. Es cierto que por debajo de los 50ºC se pueden producir problemas con aquellas destinadas a trabajar por encima, en especial cuando son radiadores de aluminio. A estas alturas y salvo en zonas geográficas muy frías, si no son antiguas es de suponer que los rangos de trabajo las permitirán trabajar a baja temperatura.

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s