«La era de las fobias…»

La era de las fobias, crónicas de unos tiempos donde la humanidad vivió la peor de todas las enfermedades. Miedos a comunicar sus ideas sin que alguien le acusara de fobo en algunas de las disciplinas del género más deshumanizado de todas las épocas. 

Antítesis a la tolerancia, respeto, comunidad, hermandad, amistad, libertad, derechos…, ni más ni menos. Si hoy me da por hablar o escribir sobre algo en lo que no estoy de acuerdo con respecto a LGBT, mañana alguien me llamará homófobo, a una persona con con familia y multitud de grandes amigos con diferentes gustos sexuales. Francamente, no lo comprendo, pues dicha palabra viene a decir odio a los homosexuales. ¿Pero esto qué es, a tal punto llega la protección del mundo gay en general que es necesario atropellar al heterosexual?

Nos están vendiendo la peor de las patrañas, la mentira más vil y canalla para utilizar el llamado LGBT como arma arrojadiza de los intereses políticos y los devengos posteriores de sus vicios y cestas. Si no despertamos a tiempo y comenzamos a dar batalla, la ganarán, pueden estar seguros. Será entonces cuando usted no podrá hacer nada por evitar que enseñen en las aulas a los críos como se practica el sexo y la homosexualidad sin dejar en libertad los derechos de los padres, niños y los gustos de cada cual.

Ayer leyendo esta noticia sobre Irene Montero Funcionarios utilizan lenguaje sexista, la menestra del Misterio de la desigualdad social, se me descompuso el cuerpo, como tantas otras veces, es una experta en abrir la caja de Pandora. Prepara una Ley para que todos los funcionarios hagan un curso con el fin detectar e identificar a quién es heterosexual en esta vida, y no tiene devaneos de otros estilos. Empiezo a sentirme harto del acoso al que estamos siendo sometidos. 

Es muy triste, la definición de esta patología se denomina heterofobia, en la Real Academia de la Lengua, odio a los heterosexuales, pero ahí no se queda, no, además es misándrica, siente una adversión terrible hacia los hombres, y si no, lean esta otra perla de esa cosa que tenemos en el Misterio de Igual dá ni en broma, acusando a los hombres de ser peligrosos para el cambio climático, y por ello, ser los causantes de la coronavergüenza ajena. La que siento por todas las mujeres en estos momentos. Tener a semejante enferma mental en un puesto de tanto valor en cualquier país, es ver como se va nuestra dignidad por la taza del váter.

Las mujeres y LGBT deben echar un cable para acabar de una vez por todas con la injusticia de estos tiempos, si en verdad desean la igualdad, por supuesto, o llegará un momento donde los hombres no encuentre una puerta de salida. Por el camino y velocidad que llevamos, no hay grandes distancias en el tiempo para llegar a ese puerto. Cuando ocurra, la cuerda se romperá y todo lo conseguido en cuestiones de equivalencia se irán al traste por no haber tomado las decisiones oportunas en su justo momento y haberse dejado llevar por personajes sin escrúpulos. Todo tiene un límite.

Si estuviera por estos lares Clara Campoamor, agacharía la cabeza por pudor y desazón, pero claro, estos dirigentes de ganado comprado, dirían lo mismo que en su momento Iglesias de Anguita. Estas son sus propias palabras

Igualdad, vaya falácia señora, señorita, o lo que sea, pero no se preocupe, siempre hay quien tiene la capacidad de comunicar la verdad sin miedo al camino, créame, yo soy de ellos, de esas personas rebeldes con causa, que se niegan a aceptar a los animales como compañero de sexo. Con usted, mucho más, pues no sé qué tipo de engendro es.

Quizá esté buscando la manera de igualarnos a Holanda en terrenos de pedofilia, donde las feministas han conseguido legalizar un partido que la defiende de ahí que en este país se encuentre alojadas más del 50% de las páginas de Internet con este tipo de contenido ilegal. Hay asociaciones por ahí que se están encargando de ello, como el llamado Movimiento Amantes de los Niños. ¿Es esto lo que está buscando en España, señora Montero?, de ahí que hayan paralizado la comisión para la investigación sobre los abusos de sus gentes en Baleares. Feo asunto ese, los niños en este país, no se tocan y quien lo haga, lo pagará con el fuego de sus propias entrañas.Y esto no es odio, es una advertencia a quienes utilizan a las criaturas como instrumentos sexuales.

Fernando Cotta Pollo

Un rebelde sin miedo y soldado viejo por el interés general, nuestra libertad.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s