Filósofos de la “filososuya”

La filosofía por decirlo de alguna manera, es una ciencia que estudia la razón y la lógica. Los filósofos son los prácticos de la filosofía, así pues, interpretan según su estado, experiencia y punto de vista. Por lo tanto, sus razonamientos son el resultado del devengo de su actitud y aptitud hacia la vida.

Un adicto a la heroína es un filósofo en potencia, de la misma manera que un amante a la marihuana, o cualquier otro tipo estupefacientes. Partiendo de esa base, ¿cuál es el resultante de su razón?

Según lo vemos todo es filosofía, tal como el gallo Manué, un auténtico filósofo del sexo. Quizá el término de filosofar sea un tanto desvariado, en especial cuando se habla de los huevos. Nadie sabe quién los puso, pero todos coinciden en que fue una gallina y claro, ahí es donde entra mi filosofía personal, ¿quién puede decir que no eran los míos en otra vida y además demostrarlo? 

Quizá eso sea metafísica cuántica avanzada con toques de criadillas de postín, ¡a saber!, pero queridas y queridos amigos que se dejan guiar por esta honesta pluma, cruel unas, y otras veces también, pero sincera, eso es filosofía, da igual que sea filososuya, filosomía o filotutía, la consecuencia siempre depende, no del péndulo que penda, en absoluto, sino de cómo está el péndulo en ese momento, y por supuesto de la experiencia de los golpes en las campanas.

A estas horas puedo jurar que no he tomado nada, tan solo he hablado con un chaval del instituto, al que han colocado un volao como filósofo y estas cosas son de cuidado, pues esta ciencia se basa en la capacidad de razonamiento del individuo, y por supuesto, cuantas gallinas se ha ventilado el gallo según el estado del tiempo, la comida y cómo no, el momento intelectual, pues cuanto más se piensa menos se ventila el ganao.

Asignatura de obligado cumplimiento en bachillerato y francamente, me parece maravilloso, por supuesto, siempre y cuando les enseñen quien fue Platón, Artistóteles, Séneca, Pitágoras, a quien tanta estima tengo, Tales de Mileto, Heráclito, Demócrito, Epicuro o Jenofonte por nombrar algunos para empezar, y no toquen la materia con la greña que tenemos actual, pues esas cabezas aún están blandas y cualquiera puede fomentar un lado tan oscuro de la vida, en especial…, la izquierda radical.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s