«Madre del amor hermoso»

Cómo anda el patio, los mentideros ya no son a base de rumores, sino de voces alzando al son de los tambores en todas las direcciones. Pensaba olvidarme una temporadilla de escribir sátiras políticas, pero, pero, pero, ¡por los monta tanto, Isabel y Fernando!, viendo el panorama es imposible evitar plasmar el momento que se está viviendo en este país, ¡válgame el Cielo que sí!

Polonia le dice a la Unión Europea que nos rescaten, falta nos hace, aunque no sé cómo llegaran los refuerzos teniendo en cuenta que el primer gran paso para ser estado de Venezuela ya lo han dado Sánchez, Iglesias y el visto bueno del PNV. Creo que los vascos han metido el pantalón entero, con piernas y hasta el cuello. Siempre he considerado que amen de las diferencias, ese partido sabía hacer las cosas, pero…, en este caso el patinazo ha sido de órdago.

“VeneEspaña de las bananas y barcos sin timón ni carajo”, ya está en marcha, el próximo paso será el más complejo, nos dejará a merced de nuestros caprichos y costumbres, ya saben; unos te mato por allí, ¡ay, que me han dado!, dile a mi madre que la quiero, no te olvides de mi novio y esas cosas típicas de las novelas históricas simpáticas que cuentan las crónicas en tono de humor para no hacer sufrir al lector.

Barruntan galernas, no una, sino un sinfín de ellas. Un porcentaje de la sociedad española muy importante o no entiende, o no se lo puede creer, pero el paso dado para ajustar la Ley a imagen y semejanza de los políticos es, es, es, es, cómo podría decirles, quizá la carta blanca para hacer aquello que les venga en gana sin por ello tener repercusiones el día de mañana en causas judiciales, hagan lo que fuere.

El equilibrio en el poder judicial era necesario entre los dos bloques, si el plato se inclina a un lado en demasía, queridas y queridos amigos, se tuerce el invento a fueros muy delicados. Con esto les digo, casi con total seguridad, que el próximo paso será la salida de la Unión Europea, o simple y llanamente la expulsión, y con ello, las ayudas se quedarán en ese viejo refrán tan conocido. Primero te dirán y luego…, por ahí te la colocarán.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s