«Chunda, chunda, changa, changa»

En el mundo de la música hay como en todas partes, quien decide ir por separado o en equipo, tal como el deporte, por poner un ejemplo, pero lo que no había visto en la vida, salvo en los niños cuando son pequeños y reciben con alegría un teclado, guitarrita, batería, flauta, clavicordio o a saber, es algo tan anárquico en una supuesta banda de música, pero a lo que iba, jamás en mis añitos había tenido el placer de destrozar los tímpanos subiendo el volumen de un himno nacional para poder, distinguir las notas, y por supuesto, aprovechar para disfrutar del chiste y reírme a carcajadas de las manos que utilizaron las herramientas para hacer sonar el himno nacional de España. ¡Jamás!

Se han sufrido otras cosillas, tales como recortar los momentos, e incluso colocar otro concierto en lugar del nuestro. Son avatares de la organización, o digamos, gafes del oficio.

A la recepción de Felipe VI, no fue una banda de músicos, en absoluto, sino una “chunda, chunda, changa, changa” de desparpajos, tocando los aparatos, al famoso estilo, “recientín”, ya saben, recién aprendiendo estoy. Hoy seguro que se pondrá de moda junto a los gallos cantando por soleares y las gallinas cacareando por bulerías manteniendo el “barbutillo”, pues de estribillo ná, de ná, y con el resto del equipo, llamas, perros, gatos, sin ofender y por supuesto, sin acritud, al cargo del “chunda, changa la machanga”, el sonido y la coordinación habría sido infinitamente mejor que el escuchado ayer.

La dirección general de Bolivia, debe sentirse muy honrada por los estrepitosos sonidos salidos de sus pentagramas, perdón, gramas y gramos de algunos vapores, que debieron pasar inadvertidos en la jauría del “misolsirelafado”, y algunas otras notas musicales inventadas sobre la marcha.

En estos momentos, todo hay que decirlo, está en estudios de ciencia ficción por si son claves de Fa del universo exterior. Hoy y gracias al gobierno boliviano, los científicos especializados en sonidos espectrales, tienen muchísimo trabajo.

Entero y sin desperdicios, escuchar el himno nacional de España por la banda los Colorados de Bolivia de la Escolta Presidencial. ¡Casi ná!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s