«El grajo»

Curioso pájaro, nos da el tiempo como la marmota en EE.UU., pero de otra manera, según la altura va notificando la temperatura y en estos días, por algunos sitios van a pie, tanto que algunos se han fijado al hielo como reclamo para decirnos, ¡abrigaos, soy un grajo, hace un frío del carajo!

Los corvus varios, vuelan por todo el país en busca de su carroña, tal cual comprobamos cada día, mala es la saña que traen los del pico y cuerpo enlutado, tanto como la famosa película de Alfred Hitchcock donde los pájaros dejaron de ser dulces, bellas y cariñosas aves, para comenzar a ser fieles y mortíferas cazadoras de la esperanza.

Cría cuervos, dice el sabio refrán, críalos y te sacarán los ojos. Nosotros lo hemos hecho, he ahí el dilema de los plumíferos de actualidad vestidos del color de luto oficial, sin más objetivo que seguir dando rienda a una ausencia total de capacidad, a base de aprovechar los recursos utilizados por todos los países desarrollados, como fuente de su propia creación. Pero con una gran diferencia, en Alemania, Francia o Italia las ayudas llegan, aquí en España son 800 mil personas viendo venir la procesión de la miseria y el hambre.

Salarios indignos para estos tiempos en el parlamento, con más políticos para alimentar y destruir las arcas del estado. Es el precio del premio que nos han otorgado a cambio de los votos, la miserable guadaña, un regalo a la nobleza de los españoles ahora manejados por pequeñas minorías. Al punto llegan los vientos, que ya se habla de la base de Rota frente a Canarias, pero en el Sáhara. Los traidores van a conseguir que incluso los 444 millones de EEUU, embarquen a otros lares.

Se va el año de la rata. Me decía el otro día un buen amigo, que teníamos el ADN muy similar. En absoluto, le respondí, será del mismo que los políticos del gobierno, esos no hacen asco a nada, pero ya se va, el 21 de enero entra el Buey de camino marcando la raya entre en bien y el mal, para enseñarnos a valorar qué somos y tenemos en esta y otras tantas vidas, la humanidad preocupada por los humanos y el resto, pimientos del picón, todos pican hasta dar el merecido ardor, a quien por sus fueros, no supo gestionar el bien preciado y sagrado…, de ser español.

Para escuchar en «Cita a las 3 con Rafa Vega» pincha en RadioInter

4 comentarios en “«El grajo»”

  1. Me gusta. Como siempre un texto muy edificante que se va a espolvorear y ni siquiera los tales pajarillos se van a dar por perturbados. Eso es así, amigo Cotta. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  2. Gracias, amigo Fernando:
    Cualquier excusa o tema te sirve de excusa para dibujar sobre él oportunas reflexiones, ajustados matices y barrocas consideraciones.
    Verdaderamente, maestro, como decimos en Extremadura, «no das puntá sin hilo».
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s