Irena Montera y su deje de ovejera.

No sé cómo podría definir esos discursos la menestra de la pantomima y aparente libertad, la cultura de alguien quien en su momento debió estudiar sexología multitarea y multipuesto en lugar de psicología. Jamás vi en mis años un ridículo tan espantoso como el de Irena. He de llamarla así por ser femenino, salvo que la pansexualidad sea su tarjeta de visita, en tal caso deberá ser Irene, pero si le da por marimacho, ¿qué hacemos con su DNI, colocamos la “o” de machote?

Esto no es una paradoja, no. Puede ser que esa persona al cargo de un ministerio de España el de la supuesta igualdad, se haya estropeado por el camino a base de copas y claro, como ella baila sola, pues no sabemos si ha sido por exceso o por defecto del mejunje al que ha sido expuesto. No sé qué tipo de psicología estudian en estos tiempos en la universidad, desde luego, si el desarrollo se basa en dividir a las personas por su gusto sexual, está ganando el dividir para vencer, si intenta volvernos tontos a los demás, anda cortita de entendederas, sus neuronas deben ser algo similar a la Neurona de su pareja de Gapapagar.

Escuchar a alguien introduciendo una vocal al final para describir un género sexual nuevo, no es de personas con cabeza, no, sino de burros aún por educar. Es más, tal como vamos dentro de poco habrá que seguir creando vocales, pues ya no hay suficientes para su equidad y curiosidad sobre los demás en cuanto a gustos sexuales se refiere.

En un documento de la Universidad de Castilla la Mancha, al final hay un cuestionario en el que preguntan la orientación sexual de las personas sin tapujos. Bisexsual, pansexual, homosexual, heterosexual, y un no lo tengo claro, por si acaso. Debajo como es natural en las personas descabelladas y desnaturalizadas, preguntan el grado de inclinación. Ya sabe, al 20 u 80% dependiendo de las copas y quien la sujeta. Perdón, he puesto un verbo, y no sé escribir en eso llamado lenguaje para simios. No obstante, voy a intentarlo.

El sujeto la sujeta el sujete. ¿A qué suena? A mí personalmente me parece muy erótico. Si la sujeta, coge el sujete y se lo da al sujeto, no me gusta, no, pero si el sujete se lo da al sujeto y ella la sujeta, es que hay algún mamporrero. Veamos de otra manera. La sujeta el sujete al sujeto. Sí, ahí me quedo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s