Matrix puede ser real.

Matrix puede ser real, eso dicen el creador y CEO de SpaceX, Elon Musk y otras personalidades de la física cuantico lo vea me lo creo, como el Astrofísico Neil Degrasse, o el clon de Illa, Nick Bostrom Tyson, un filósofo de a cáscara de huevo la gallina, que aún anda intentando averiguar cómo y porqué es ovalado.

Cosas de la filofísica y la ganadería tan necesaria para crear una logia suprematrixta capaz de colocarnos en la salida del orificio oval en el momento binario de las pertinentes necesidades.

Nada mejor que convencer al personal, de que somos un producto del plano físico pues claro, cuando somos chavales estamos planos, con los años, somos del físico circular.

Todo depende de cómo lo mires, hay quien el verde lo ve amarillo. Para otros, sin embargo, el círculo no es más que una línea recta unida por dos puntos de puñetera casualidad.

Por lo visto Parménides y Platón ya hablaban y sabían de ello, es posible que la Atlántida fuera un cuento metafísico a la quinta vuelta de la tortilla y el momento del armisticio entre los huevos y las gallinas, tras ver cómo se batían las yemas. Puede ser posible, de manera que no se alarmen, pues al final, todos vamos en la misma sartén de compañeros, solo dependemos del cocinero y sus habilidades para lanzar los caprichos por las nubes y amen de por supuesto, la manera de caer en la superficie, de un golpe o con el suave balanceo y equilibrio del sabedor de las distancias cortas, cuando un cheff se la juega.

Los tiempos cambian, los humanos también y por supuesto quien del ateísmo desea una revolución que aún le de más vanidad a sus bolsillos, pues es de Ley dudar del estado embrionario del espíritu que le trajo a esta dimensión sensorial, de la misma manera que ser un borrico, para no entender que sí, es probable que esto sea un mundo artificial donde vivimos según nuestros caprichos con la autorización del gran jugador, o jugadores del universo, seres a quienes debemos este estado de gracia en el tiempo y espacio virtual carnal, donde todo lo que tocas se nota y si te las tocan, tanto más.

Cuánto cuesta reconocer que hay seres superiores a nosotros en mundos que luego descubriremos cuando llegue el momento de la guadaña. Quizá habría que llamar por su nombre a quien es capaz de otorgarnos la libertad de sentir según baile el momento y por una vez decir, ¡gracias Dios!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s