Archivo de la categoría: Artículos

«Música, maestro…»

Música maestro…

Ayer de nuevo pude disfrutar de los pocos placeres que de vez en cuando te da el Metro madrileño. Dispuesto para volar en el interior del suburbano y llegar a tiempo al estudio de RadioInter, volví a gozar del mundo real a golpes de mano contra un instrumento musical metálico y redondo, del que desconozco el nombre. El músico, golpeaba la esfera con el mimo de quien sabe darle el ritmo a los acordes. Sin compañía y con un solo aparato, consiguió que pareciera un enorme concierto de percusión. Le di mi tarjeta, siempre he sido muy cortés, ¡la de crédito no!, por supuesto, ni hay fondos ni ná de ná, sino la mía personal para que me llamara. La idea era convencer a Rafa Vega, «es más duro que la batalla del Ebro», para que en alguna ocasión, permitiera a este artista del dale que te doy con las manos, deleitarnos con unos golpes de timón a base de su excelencia.

Chris Clausen en acción.

Luego, a saber, el corazón que tiene el caballero, seguro que a base de cenas invitadas por mi, y pagadas con su bolsillo, podría dejárselo como la mantequilla de Soria, aunque fuera para que no le invitara más.

El mismo día y en el estudio de la prestigiosa RadioInter, tuve la suerte de escuchar a Javier Emzo y Alba de «La Década Prodigiosa» sobre el estado general de la cultura, y para ser franco, dio una explicación bordada a la realidad del panorama de nuestro país con unas puntadas hiladas a la perfección. El caballero nos ofreció un punto de vista inteligente y real de España como nación de servicios, no me refiero a los cuartos de baño, que también lo es, sino al turismo, historia y cómo no, a la ligadura de trompa existente entre la cultura, turismo y las crónicas de nuestro amado país.

Qué gran razón, ahí está, por nombrar algo, el barrio de las Letras de Madrid un todo en uno, donde la cultura es su máximo exponente para el turismo, y sin embargo, queridas y queridos amigos, ahora está al pairo de las velas del silencio, y al abismo de un mal sueño.

Nosotros somos cultura, somos el punto de referencia mundial en todas sus facetas. En sí, junto con el sol, el origen y motivo de millones de personas encantadas con conocer o volver a pasear entre músicos, escritores, actores, pintores y artistas de todos los géneros, junto con la gastronomía y cómo no, esa maravillosa manera que tenemos para vivir y disfrutar de la vida. «Sin la cultura la Iberia española…, solo serían el sol, y una compañía aérea».

En «Cita a las 3 con Rafa Vega» en RadioInter

Hoy sábado 24 de septiembre, volví a tener la suerte de escuchar a Chris tocando el Handpan. «Ya sé cómo se llama el instrumento»

«Emergencia climática en…»

24 de septiembre y los meteorólogos del metro no se han enterado, ¡anda ya!, es normal, están bajo tierra los que han entrado en servicio de mantenimiento del suburbano madrileño.

9:50 Am. Corrí tanto como pude hacia el vagón que me llevaría a la línea 5 desde Príncipe Pío. El autobús llegó con retraso, ya se sabe, en Madrid cuando caen cuatro gotas la circulación se transforma en atascazo y solo es posible llegar puntual subiendo por encima de los vehículos dispuestos para ser pisoteados. Aún no hemos llegado a esos extremos, pero poco falta.

-¡Rayos, no llego! se cierran las puertas a escasos metros, a punto estuve de tirarme al estilo Casillas al interior, pero…, los huesos ya chirrían y es mejor ser un tanto prudente. Miré la pantalla para ver cuando llegaba el próximo, pero el tren seguía sin salir.

De pronto se abren las puertas, los altavoces expulsan un sonido espantoso, parecido al de “La guerra de los mundos” de George Wells. Pregunté a unos señores que salieron del transporte, si sabían qué estaban indicando desde los emisores de ruidos. Ellos tampoco eran capaces de describir los chirridos.

-¿Entonces por qué se han salido del interior? -pregunté y respondieron que no sabían, había un estrépito tremendo dentro, se han abierto las puertas, y por si acaso hemos preferido disfrutar del andén.

Volví a mirar el soporte informativo y leí textualmente. Tren con destino a hospital… cortado por “emergencia climática”

-¡Manda narices!, ¿emergencia climática?, eso es nuevo, lo normal para estos casos es. Tren con destino a hospital… cortado temporalmente por inundaciones producidas por la lluvia, pero…, se ve que los nuevos contratos han debido salir de los ERTES en el Servicio Meteorológio Estatal y claro, allí están acostumbrados a la Dana, Nostradamus con la Ciclogénesis Expansiva o Juan Sarmiento, ya saben ese huracán que le pilló haciendo sus necesidades y se lo llevó el viento, pues como es lógico, utilizan el mismo sentido apocalíptico al que nos tienen acostumbrados.

En las próximas, habrá parte meteorológico en El Español. Pedro J. Ramírez sabe sacarle jugo a esa pomada, de manera que, a prestar atención, y recuerden, antes de entrar al interior de la capital para transportarse, busquen en sus móviles los servicios de El Tiempo en el metro madrileño. Seguro que lo encuentran incluso por estaciones.

«CASCOS Y RECAS…»

Son los desconectadores de la vida, artefactos deshumanizadores enchufados a sistemas colectivos especializados en esquivar la realidad y razón de existir.

Cada día en el metro, autobús, tren, parques, ceras, calles e incluso cruzando los pasos de cebra, se puede observar como pasean los sintonizadores con la nada. Son los espectadores del sin sabor, viandantes transportados al espacio sideral del todo me da igual. Una manera más de olvidar y dejar de sentir. Viajantes de metáforas ambulantes donde nadie entra, tan solo el sonido de los vaivenes de la música o de los continuos diseños de hormonas matasanos de millones de falsas informaciones llegadas para confundir al enemigo.

-Señorita, se va a quedar sin batería, lleva la linterna del teléfono encendida a pleno sol.

Ella no escucha, tan solo ve las gesticulaciones y alguien detrás de una mascarilla que parece decir algo y en el fondo piensa. -He aquí otro cretino.

Sordos a los avisos y consejos, incluso al buen verbo de la conversación e intercambio de opiniones o conocimiento.

De a dos piernas andan por los rincones de la oscuridad, los pares de pies mantienen el equilibrio de las testas sin ojos, ni orejas. Son los sesos que ni ven ni oyen, tan solo se concentran en excretar los continuos yo mismos detrás de las orejeras del mudo por placer, devoción y convicción.

Es el espacio de moda, el refugio de seres cada vez menos humanos en el perfil de su eterna soledad. Simiente del futuro independiente que jamás querría conocer. Deambuladores automatizados sin capacidad para cambiar el mundo, ganado ovino creado y hecho según capricho de cuatro lobos dispuestos a zamparse a las absortas Caperucitas del jardín de la evasión hasta dejarlas cual cordero dispuesto a servirse en bandeja de buen festín.

Volar es positivo, siempre y cuando se utilicen los medios adecuados, seamos conscientes del tiempo con el espacio, y por supuesto, se tenga en cuenta el terreno donde se cae. De lo contrario puede ser un aterrizaje forzoso o bien, el final de la cuenta atrás.

«Piensa mal y acertarás»

“Piensa mal y acertarás…”

Berlin, Madrid, Barcelona, de nuevo Berlín, Londres y el mundo plagado de teóricos pacifistas y amantes de la libertad en contra de la mascarilla y las vacunas.

Piensa mal y acertarás, pero dos veces y más si fuere necesario. En una guerra siempre hay unas cuantas batallas, unas se ganan y otras se pierden, pero todas tienen en común. Las estrategias, si una falla se cambia por otra. Son las constantes vitales que marcan las pautas de cualquier enfrentamiento, ya sea armado, o no.

Dicen que hay un complot a gran escala para exterminar un porcentaje muy importante de los humanos, y así evitar el caos de la superpoblación en el planeta. No lo pongo en duda, a lo largo de la historia siempre nos encontraremos zumbados o iluminados, prueba de ello fueron Hitler, Stalin o Mao sin “h” intercalada, por supuesto, la otra de momento sigue siendo española y se bebe muy fresquita.

Pues bien. Imaginemos que fuera verdad. Alguien ha creado un virus y lo ha soltado por ahí por amor a la madre Tierra, y mira por donde los médicos y científicos encuentran medios para evitar la hecatombe:

¿Qué haría usted si fuera el creador del bicho? Póngase en ese otro lado y siempre encontrará la manera de seguir dando batalla, por ejemplo… ¿cómo seguiría infectando a la población de manera encubierta? ¿Se han dado cuenta? Muy simple, pagando mercenarios de la vida para crear organismos en contra de las mascarillas, por poner un ejemplo. De esta manera logran aumentar la penetración de la enfermedad y lo más importante, crear el miedo y reducir la capacidad de asistencia médica a base de saturar las emergencias y hospitales. ¿Más claro? Resultado…, aumenta el número de fallecidos por todas las causas y garantizan más test y vacunas.

¿A quién le viene bien? Háganse estas preguntas y llegarán a su destino, pero les garantizo que los fabricantes de tapa bocas no son, hay miles. Luego, si lo desean y quieren ayudar a acabar con el negacionismo de las mascarillas, compartan este artículo.

Creo que la grandísima mayoría estamos hasta las narices de tanta gente inteligente entregada a este cuento. Con razonamientos como estos, pueden ayudar a muchas personas a reflexionar, amen de recomendar a quien no lo haya hecho, leer el Príncipe de Maquiavelo o las estrategias de Sun Tzu.

Con este artículo no acuso, tan solo doy respuesta al sentido lógico de la vida por conocer de primera mano la situación en algunos hospitales desde el principio, residencias de ancianos, y algunas poblaciones de Ciudad Real donde los crematorios funcionaban las 24 horas del día sin dar abasto. ¡Qué poca memoria tienen algunos, o cuánta información fatal han recibido!

Y si es usted negacionista, recuerde cuando las funerarias elevaron el precio por exceso de demanda y riesgo.

«La retasca»

Estos días ejerciendo labores poco habituales de mis profesiones, he podido disfrutar de un sitio espectacular en la calle Ibiza de Madrid en todos sus conceptos. Las tapas muy al estilo, pero sin serlo del «Jaleo» de Washington, y con esto me refiero no al tipo de tapas, sino a la envergadura y calidad de proyecto que considero punto y referencia de la hostelería en este país. «La Retasca».

Todos hemos y estamos viviendo el cambio generalizado de estos profesionales desde hace unos años, pero aquí se vive de otra manera, sin las consecuentes prisas típicas de una tasca y por supuesto, con la debida paciencia de quien disfruta con mesura del sabor, estilo y el conjunto de grandes y pequeños detalles del establecimiento, y esos grandes profesionales de un sector que los iba perdiendo a goteo de un grifo enorme.

El café o los caldos de Jazz al calor de la presión aquí me saben a gloria. El fondo acompaña, música especialmente seleccionada en su punto exacto para mantener una conversación sin elevar la voz.

De la tortilla para qué vamos a hablar, ya se han encargado muchos periodistas de plasmar los merecidos piropos a tan sutiles maneras de transportar el paladar con algo tan típico en España, y a la misma vez tan suculento y diferente en La Retasca.

Sin duda alguna esta tasca castiza diseñada a los nuevos tiempos, es eso, un lugar de tapeo y bienvenida al sonido del silencio cuando escuchas a Paul Simon y Art Garfunkel mientras saboreas esos tiempos volando entre las nubes del placer terrenal.

Ahí les dejo el sabor intenso de la gracia divina, eso sí, tendrán que probar en sus fueros, si en verdad desean transportarse durante un breve momento al confín de Baco y todos sus manantiales. Con o sin sus tapas, por supuesto.

«La Retasca» C/ Ibiza, 38 – Madrid

www.laretasca.com

«El salvapatrias»

Directos al confitamiento. De la nevera al salón, del salón al balcón y a pedir perros prestados para salir y disfrutar unos minutos del color de la primavera. ¿Lo recuerdan? Hacia esas vueltas vamos, y creo, que no hay marcha atrás. De hecho, ya han pedido al ejército apurar sus vacaciones para encuartelar a los militares a la espera de la orden de ya.

Poca o ninguna vergüenza hay que tener para volver de su asueto y actuar como el salvapatrias. Gracias, Sánchez. A usted le debemos este plan venidero y actual, y no se ofendan los socialistas, pues al irse de vacaciones con toda la tribu del gobierno nos dejó a dos velas de la autoridad nacional y con ello, la responsabilidad para cada una de las autonomías sin alguien que sirviera para analizar el momento a nivel general, cruzar, los datos y en consecuencia, crear esas herramientas tan necesarias para evitar el colapso sanitario y económico. Por cierto, este último ya lo tenemos encima.

¿Qué solo el 10% de las familias han recibido el SMI? Se veía venir, perdón, todas aquellas personas que analizan la economía, sabían que el gobierno no podía cumplir «con el precio de un voto tan caro», incluido esta pluma que narra y critica los acontecimientos.

Señor presidente, no soy un especialista, sino un estudioso de muchas materias, aquellas que en la vida sirven para establecer el equilibrio tan necesario que por la fortuna de sus cualidades, hoy no tenemos y jamás tendremos con usted, salvo si se deshiciera del mal recibido en la mayor parte del país y lo demostrase con otros hechos diferentes, pero, ¿será capaz?

Hoy y gracias a su dejadez, o intención con los aeropuertos, por poner un ejemplo, tenemos la pandemia de nuevo encima, si no es un engaño, como es muy natural, pues de usted nadie se fía, y no se extrañe, a pulso se lo ha ganado.

Con Madrid corriendo en primer lugar tras haber recibido un 66% de contagios venidos de otros fueros. ¿Se sorprende?, por lo tanto…, si Usera tiene 529 casos, Carabanchel 401, Puente de Vallecas 399 y Villaverde 379, todos ellos cada 100 mil habitantes, ¿cuántos debemos a su majestad imperial?

Usera ya sabe usted, con un porcentaje muy importante de extranjeros viviendo en la zona, con la misma fotografía, Puente de Vallecas, Villaverde y Carabanchel tras el regreso de las vacaciones, amen y por supuesto, de los botellones que tantos quebraderos de cabeza han creado.

La inutilidad de su gobierno es tal, con casi ochocientos consejeros mantenidos como queridas de nuestros bolsillos, que solo saben copiar la elocuencia de otros, tal como las tomas de decisiones de Feijoo, con quien en algunas circunstancias no estoy de acuerdo, pues suele ser común en este país generalizar en todos los conceptos, incluso con las acciones, cuando siempre hay otras sin tanto dramatismo, igual de seguras y con menos repercusión sobre la economía. Pero lo dicho, un copy-past y cuando haya errores, le dan la vuelta a una de sus grandes especialidades, la tortilla.

Salvo Almeida, los suspensos son generalizados en todos los políticos de este país, incluso con Ayuso, quien empezó bien y por el camino, no sé si por las prisas o el devaneo típico de los intereses, ha ido cometiendo errores de fábula y cuento, pero aún así, no llegan a los constantes desaciertos del gobierno social comunista.

A Dios gracias que un juez le ha quitado la razón con el tabaco, Isabel. El martes las terrazas en Madrid aún funcionaban. El miércoles comenzó el descenso. Al día de hoy jueves son una auténtica pena, sobre todo la venidera, señora Ayuso, los parados y la dificultad para cumplir con todos los necesitados de ayudas estatales. Siempre hay maneras de buscar el equilibrio, quizá tan sencillas como separar más las mesas y no cobrar por ello a los establecimientos, pues yo no me creo ni en broma, que el virus haya aprendido a cabalgar sobre el humo, en especial porque el tabaco es un desinfectante extraordinario.

En fin, ahí vamos, al fondo del pozo y sus olvidos, el túnel de las desgracias y cómo no, a un mundo de esperanza desposeído gracias a la ignorancia y a la formación académica en su sector, de la mayoría de los ministros que en estos momentos nos desgobiernan. Es tan poco lógico, natural e irresponsable tener un filósofo como salvador de la patria sanitaria, como el resto de sus decisiones, señor Sánchez, «o no tiene ni idea o sabe muy bien lo que hace.«

«FVC…, el antivacunas»

Ya conocemos al autor de la fechoría, en este caso de la organización de la manifestación del 16 de agosto en la plaza de Colón en Madrid para, y se supone que, luchar contra los gobiernos por encerrar, controlar a las poblaciones y además, obligarnos a llevar mascarillas en unos momentos tan complejos como los que estamos viviendo.

Por lo visto, Fernando Vicaíno Carles de “Rebelión en la Granja” es un activista antivacunas. Un personaje a tener en cuenta por la capacidad de reflexión colectiva en pro y beneficio de la sociedad. Eso dice, pero en realidad tenemos a un titiritero muy vinculado con el Yoga y las energías con el don de pensar, que todas las personas han sido cortadas por el mismo patrón.

Verá caballero, soy un estudioso desde chaval de la astrología y numerología, no un profesional, sino un humano inquieto que quiere saber más sobre el individuo, es decir, estudio por amor al arte la personalidad, para enriquecer mis conocimientos.

Hay signos muy enlazados con la conciencia del universo, tales como Capricornio, Cáncer o Leo y otros donde no hay manera, Acuario o Tauro, salvo por sus ascendentes o coyunturas, son algunos de ellos. El estado de conciencia y consciencia dependen de muchos factores, entre ellos el astrológico, de la misma manera que la capacidad de conexión con las energías cósmicas, por ello debe entender, digo yo, y así pienso por toda esa experiencia e información acumulada desde hace años,que no es posible utilizar las mismas reglas para toda la humanidad. Hay quien tiene la capacidad de crear un escudo de protección, otros de sanación y por supuesto, quienes no poseen esas cualidades.

Cuando vea una persona rozando los 60 años, con aparatos en las piernas o brazos para poder andar o manejarse, recuerde la Polio, gracias a aquella vacuna que nos daban en una cucharilla, esta enfermedad quedó neutralizada. Pero voy más allá. El sarampión, la rubeola, difteria, tétanos, tosferina, fiebres tifoideas y recientemente la hepatitis B, o la malaria, tienen un índice de mortalidad espantoso. Hoy gracias a esas vacunas la población vive sin esas enfermedades y temores, además de evitar pandemias mucho más virulentas y mortales que el Covid19.

El universo se rige por el equilibrio, no lo olvide, si tira de uno de los platos de la balanza, siempre habrá una energía que tire del otro, es la Ley de compensaciones y usted está poniendo toda esa fuerza sin tener en cuenta la importancia de mantener las debidas proporciones con los contrapesos.

Todo aquello que se da, vuelve, esta Ley natural debería conocerla bien. Fernando, o cambia y emplea su conocimiento para el bien común, o verá venir una ola terrible. Utilizar a la población engañándola con caramelos tan crueles, no es de ser humano, sino de un sinvergüenza y aprovechado de la vida, un delincuente. Esa asociación u organismo con el que está recaudando dinero, es el colmo, o quizá, ¿el filón de un negacionista del bienestar general?

Si no hubiera vacunas, es muy posible que usted no hubiera llegado vivo, o tan simple como haber nacido, la tierra tendría menos de la mitad de habitantes que tiene ahora. ¿Es posible que éste sea su objetivo? ¿Cobra de Soros?

Viene de «De tal palo, rebuznos sin mascarilla».

«De tal palo, rebuznos sin mascarilla»

Cuando me llegó el mensaje por Whatsapp sobre la manifestación para el día 16 de agosto, en Madrid, contra el uso de mascarillas, me quedé de piedra. Analicé el origen y pensé que esto no podía corresponder a personas cuerdas, sino a un alevoso sabotaje contra nuestra sociedad. En primer lugar, intenté comprender de quién podía venir semejante idea, y visto que no podía ser bueno, concluí como lógica absoluta, que el origen tendría que ser de algún partido radical antisistema. Es natural, ya saben, de tal palo, ya no son astillas, sino rebuznos sin mascarilla.

Me puse en marcha para avisar a todas esas personas con capacidad neuronal. Era vital dar a conocer el evento sin enviar los datos, nunca sabes en qué manos va a caer. Para sensibilizar hice dos sátiras con el momento, una con la zarzuela La virgen de la Paloma y otra con el afamado chotis, “Madrid, Madrid, Madrid”. Desconozco el impacto, pero sí sé cuál fue el mío el día 16, camino a unas gestiones por la capital.

Antisistemas con mochila y sin mascarillas por la calle Narváez a eso de las 18:20 horas, me indicaban que, en efecto, la manifestación se celebraría sin remedio. Solo nos quedaba la posibilidad de que la Policía Nacional tomara la iniciativa para disolver el encuentro de sin dedos de frente, pero no, no ocurrió.

El resultado, varios miles de burros, perdón por los equinos, saltando y danzando al ritmo “bote, bote, que aquí no hay rebrote” y otras singularidades muy particulares de falta de conocimiento.

Personajes de 60 años y hasta chavales dando rienda a la pasión de un sueño, ilusión de quienes no entienden, o no desean comprender el daño generado con dicha concentración.

“No tenemos miedo”, como en el 8M que contaminó media España y confinó, por poner un ejemplo, a Lerma.

El pánico les vendrá ahora, cuando muchos de esos bichos comiencen a sentir los síntomas del “coronaTontos” y se den cuenta que son los responsables de infectar entre otras personas, a muchos de los suyos. Ya será tarde, pero a los supervivientes siempre les quedará, si hay suerte, la conciencia del desastre y con ello los remordimientos en vida, haberse dejado llevar por un movimiento que atentó contra la salud pública al quitarse las mascarillas y liarse a mil amores con abrazos, besos…, en fin. Si al menos hubiera sexo, podrían decir -¡Rayos, ha sido caro!, pero de perdidos al río.

Seguro que aún no han hecho cuentas del resultado. Por una parte, el aumento de la infección, por otra, han conseguido dar la guinda del pastel a cualquier gobierno para repetir confinamientos. Los sanitarios debes estar que arden buscando entre esas caras, quién puede haber faltado al respeto a su sacrificio a esta sociedad y por supuesto, Soros, a quien detestan, eso dicen, ha ganado la partida por goleada, pues nadie hasta este momento le había dado unos balones tan directos a sus delanteros con una portería sin portero. Así es, les guste o no. Ha perdido la sociedad en pro y beneficio de quien creo, se vendió a la excelencia del especulador.

Miguel Bosé está muy enfermo, necesita con urgencia ir al psiquiatra o bien, es una de esas bestias que han puesto el cazo a cualquier precio, pueden estar seguro de ello. Por cierto, creo que el elemento en cuestión, no se presentó a su manifestación. ¿Curioso?

En fin, cuando el norte se pierde, el horizonte desaparece y deja sitio a un vacío mortal, la ausencia de todos los sentidos.  

2ª capítulo.  «FVC, el antivacunas»

«Ya se ve la galerna…»

El patio se complica, vaya que sí, parece como si el período de confinamiento nos hubiera alterado el sistema general, y el apartado del software específico de resultados en función de las acciones, no estuviera dando los debidos resultados. Es decir, y en castellano de hace poco, “el de hoy también empieza a tener un problema con el sistema operativo», se nos ha ido de la fat del cisco duro la sentencia para contrapesar las leyes de la lógica y el sentido común.

Pensábamos que los calores y la alegría de estas magnas y excelsas tierras iban a acabar con el CoronaPuñetas, pero, queridas y queridos amigos, el virus de Wuham está demostrando ser una mosca tan negra como la plaga que tenemos encima en estos momentos.

Cierto es y me consta. En el transporte público el civismo está a flor de piel, salvo en momentos donde el metro llega con un poco de retraso. He ahí el dilema, entrar y estar a 30 o 40 centímetros del apeadero de la calle por una temporada, o esperar para seguir sin las compañías de la tos seca con estados febriles, seguir los caminos de la libertad añorados, y de esta manera, evitar extrapolar la voluntad a los servicios sanitarios.

Es necesario destacar que los bares parecen jubilosos en sus afueras, no por dentro. Las distancias entre mesas son las correctas, pero…, y he ahí una de las cuestiones, no entre sillas.

El pequeño comercio necesita de nuestro celo para seguir adelante y garantizar esos puestos de trabajo vitales que soporten los gastos de la seguridad social, jubilaciones, y otras tantas prestaciones.

Sánchez está feliz indicando que el 33% de los salarios son del estado, y les digo: el presidente no está bien, no, algo se le ha desbocado en el centro de control del sistema.

Si alguien quiere solicitar una ayuda al SEPE se encontrará el cartel de cerrado por vacaciones hasta septiembre. ¿Son esas las maneras, Pedro?, ¿esquivar y echar las culpas del desastre económico actual al virus de la miseria y el hambre que vienen? Ahora hay infinidad de personas intentando tramitar las pertinentes ayudas y no pueden, deben esperar a la venidera plaga del mes nueve. ¿Será entonces cuando de nuevo confine los medios necesarios para evitar el caos a millones de personas en este país?

Su compañero, el personaje de las mil faldas, no es el adecuado para ir buscando ayudas, hasta Suecia, país socialdemócrata por antonomasia, se ha negado a echar ese cable tan necesario para que esta nación siga su merecido curso, y es la Ley, sí, Ley de responsabilidad hacia con los demás, y no hacia uno mismo.

Por favor, quítese de encima al gallo de Galapagar y de una vez por todas, siga una ruta con sentido común para llevar a puerto seguro la nao con todos los españoles. Si el timón no le responde bien, no se preocupe, esa rueda de madera que gira, marca y dirige el rumbo, sabe cómo se debe capitanear una nave en tiempos de galernas.

«Visto, comprobado y verificado y la bien pagá.»

Cada vez que el estado suelta dinero a Cataluña para arrimar el hombro y ayudar a los catalanes, el presidente de la Generalitat utiliza los fondos como le viene en gana, visto, comprobado y verificado.

Nosotros, todos los españoles somos quienes estamos financiando a quienes viven del separatismo, un negociazo, incluso en medio de la pandemia, fueron capaces de subir el salario de los gerentes del gran pelotazo, actuales y jubilados, como ha de ser.

Torra ha vuelto a recibir nuestros dinerillos y antes de agotarlos, ha salido corriendo para reforzar sus 15 delegaciones aumentando la plantilla y cómo no, contratación de asesorías privadas para el caldo sustancial, ¡ya saben! Tan claro y cristalino como el agua, y para turbio, los millones que aún sigue pidiendo.

Más del 55% de los catalanes no quieren saber nada del independentismo. Por principio jamás me verán negar la ayuda al pueblo catalán, pero…, seguimos con las mismas guisas, nosotros ponemos la solidaridad y el embutido rancio la utiliza para sus propios intereses enviando por Montserrat el concepto general. Va siendo hora de que Catalunya vuelva a despertar y de una vez, expulsar a los grandes ladrones de su libertad a base de engañar, ensoñar y enfrentar pueblos hermanos.

Los nacionalismos son tan dañinos como el republicavirus, LaCoronaDeIglesias y las impertinencias del ensachismo, en especial si los devengos esperados de sus resultados son seguir inflando las carteras del amiguismo.

Hoy, estamos viviendo la destrucción de España, incluyendo País Vasco y Cataluña, pero también cómo va a caer Europa. Tenemos ante los prismáticos de la historia el negro presagio anterior a la IIª Guerra Mundial.

Todos los divisores buscan el poder ser alguien más, no les basta con la presidencia de una Comunidad Autónoma, sino de un país. Tal y como ocurrió durante la revolución de los Cantones en 1884, incluso los pueblos se rigieron como naciones.

Este país necesita personas que amen a sus gentes, sentido de la responsabilidad y de servicio, un honor muy desfasado en estos tiempos de ansiedad, angustia, desesperación, muerte y la miseria que nos queda por llegar.

Europa debe entender la importancia de ayudar a acabar con los nacionalismos y el comunismo. Si nosotros tenemos problemas, no se pueden imaginar el futuro de Francia, Alemania o Italia, por poner algunos ejemplos. En Gran Bretaña, ya lo estamos viendo.

Unidos hemos sido capaces de integrar la diversidad en pro y beneficio del interés general, hemos mejorado en sanidad, infraestructuras, roto las fronteras, aduanas y cuando surgen desgracias como el virus de Wuhan, la solidaridad de los países vecinos aumenta para echar el hombro y sacar adelante a los más afectados  salvo como ha sido siempre, el origen de la crueldad, a Flandes, Bélgica y algunos de sus vecinos me refiero, el gran cáncer de Europa.

Sin embargo, el separatismo está condenando todas estas ventajas en pro de sus propias carteras. Mientras no existan instrumentos para controlar los fondos enviados en situaciones como esta, todo será vano e inútil.

Ser positivo en estos tiempos es un esfuerzo enorme, yo sigo siéndolo, mantengo la esperanza en nuestros paisanos, en que de una vez por todas se den cuenta de que cualquier país necesita personal preparado y no cuenta cuentos de irás, vivirás y luego, ya verás . El flautista de Hamelin tiene muchos discípulos, auténticos profesionales adaptados a los tiempos, ahora no necesitan flauta, sino cursos de teatro y buena verborrea para conseguir sus objetivos. España, tiene un gran número de ellos. Las redes sociales son el ejemplo, Twitter en especial, ahí se les ve preparando su espectáculo bien estudiado, hasta que se encuentran con los cazadores de a euros de la desgracia bien formados, entonces, callan como borracho inflado de vino en el suelo. Es la orden de los perroflautas y republicanos de a media pela o a céntimo de ilusión la hora, y un objetivo común, ser otro miembro de la bien pagá en prejuicio de todos.

«Que desgrasiaita mi España tu eres…, teniéndolo tó».