Archivo de la categoría: Artículos

“UNIDOS JODEMOS” ¡Hasta aquí podíamos llegar!

Nunca pude imaginar hasta qué punto se puede retorcer la tuerca para obtener beneficio de ella, ¡manda cánones que no!

El sábado, guste o no, a esos que claman en contra de la libertad de opinión a base de apoyar con desparpajo a quienes a base de sus talentos quieren imponer su propia constitución sin contar con el resto de los mortales, ¡se volvió a defender el derecho, ¡sí!, ¡el que a todos nos ampara!

De nuevo volví comprobar como la carencia de escrúpulos impera sobre la Ley, ¡por supuesto!, esa maravillosa constitución que nos cuida y protege.

Echenique alarmado y en estado de shock porque el gobierno había roto la democracia en España. ¡Con un par!, pero disculpe s…, Robba, su segundo apellido y que pocos conocen, usted hace la misma patria que el resto de sus compañeros de cámara. Ayer se demostró que la Constitución española, la que no firmó por no ser de estos lares, ¡funciona! El sÉ QUE EL ÁRBOL DE LA VIDAsábado el presidente del gobierno de esta nación, ¡nación señor Robba!, ¿ha entendido la diferencia?, cumplió con su obligación, la de instaurar la Ley, ¡sí!, esa que ustedes no quieren reconocer y que está aquí para protegernos de los sinvergüenzas que buscan los recovecos para ir a sus anchas.

El pasado sábado no habló un partido político, ¡pazguato!, sino el estado de España en respuesta a unos acontecimientos que veo les interesa, pero para seguir recabando entre la miseria de la ignorancia, entresijos de quienes llevan puestas las orejaras, cual caballo que sale al ruedo para que no vea lo que le viene encima.

¡Mira por donde!, estaba buscando argumentos que me permitieran rebatir que son ustedes, ¡sí!, cómo engañan y mienten, las maneras de utilizar a las personas en su propio beneficio, ¡el poder y el dinero!, porque no hay otro detrás, y encontré por casualidad un video que ya está en boca de todos, una película que cuenta el auténtico film, ir siempre en la dirección del viento de los votos a pesar de lo que fuere necesario, y de la boca de su dios, ¡con minúsculas!, que el infierno existe y ahí le van a poner…, ¡cómo le van a dejar al pobrecillo, en vida y después de ella!, si es que tiene capacidad de reflexión y humana, cosa que lo dudo y con razón.

Lo lamento por todas esas maravillosas personas que conozco y creen en ese simulacro de bazofia que ya huele a sus entrañas, de veras que me sabe fatal, puesto que puede que les pierda como amigos después de este artículo, pero tengo tan claro que dentro de unos meses, cuando se den cuenta de la realidad y del engaño, volverán.

Solo me faltaba ver este vídeo de youtube que les dejo al final,  sé que la mayor parte dirá que es imposible, pero ya saben, el árbol de la vida da frutas, solo hay que esperar a que maduren y caigan por su peso y eso sí, no permitan que se las quiten estando verdes.

¡JUNTOS  JODEMOS!

Anuncios

Catalunya. Daños colaterales.

Hablaba esta mañana con un amigo sobre la necesidad de modificar para mejorar la Constitución y las leyes, y qué gran razón. Hoy hemos podido ver cómo el interés partidista rompe con la necesidad de unidad en momentos tan lamentables y significativos como los que estamos viviendo.

Hablemos nada menos. Yo me pregunto de manera sensata, ¿pero esto qué es? Me quedé con la  boca abierta al ver cómo la necesidad de votos es capaz de destrozar CataluñaConocer la historia más de lo que está, lo digo con toda sinceridad. Cuanto más tiempo se tarde en solucionar la avería, peor le irá a los catalanes.  Esto no es una tregua entre enemigos, no, es un asalto por las bravas a nuestros derechos como ciudadanos de este país, y llámenlo como les de la gana, puesto que en definitiva el desarrollo de los acontecimientos es el que podría tener Francia, Italia, Alemania, U.K. y mañana incluso México o EE.UU.

La constitución nos protege de los desacatos de quienes en su propio interés pueden levantar una región contra otra. Les doy algunos datos históricos que parecen de risa, pero que son realidades muy próximas, tan cerca están, que se produjeron durante la primera república, después de haber abdicado Amadeo I de Saboya. Conocer la historia sirve para tener esos puntos de referencia tan necesarios y desconocerla, para que nos tomen el pelo o por el pito del sereno.

En aquellos tiempos las tensiones separatistas se dieron por casi todo el país, tanto que por ejemplo el Cantón de Jumilla le declaró la Guerra a Murcia, e incluso Granada a Jaén. Fue una experiencia grotesca pero que ahora resulta simpática. Esta anarquía generalizada y producto de los intereses de quienes entendían que mejor era ser dueño de un cantón,  centraron su revolución en Cartagena pensando que iba a ser la madre del nuevo imperio. Por poner un ejemplo, es ni más ni menos que el panorama que estamos volviendo a ver. En la época y ante una Ley y Constitución firme se desató una pesadilla en este país, donde se vieron implicados Murcia, Jumilla, Granada, Jaén, Alcoy, Castellón, Valencia, Toro, Écija, Salamanca, Cádiz, Almería, Málaga… Una serie de acontecimientos reglados desde Cartagena para extender la revolución. Se dio el caso, que incluso exigieron a Málaga el montante de ciel mil duros de la época, para cooperar a cambio de no tener soldados en su plaza y de elegir si querían ser un cantón independiente o no.

Les doy mi palabra que esto no es un chiste, son crónicas de nuestras barbaridades, háganse a la idea de que Cartagena viendo lo que le venía encima, solicitó al presidente Ulysses S. Grant la incorporación a EE.UU. a cambio de su independencia.

Por aquellos tiempos los republicanos, se daban de hostias los unos a los otros, como es de Ley en este país, es decir, federalistas contra los unitaristas. Como verán da ganas de partirse de risa, ¡pero no, es para tomárselo muy en serio!, entre otras cosas porque estamos viviendo tiempos muy semejantes. Visto el panorama  el general Manuel Pavía, recuperó el sur de España y acabo con las rebeliones cantonesas con un golpe de estado.

Expuestas estas anécdotas, vuelvo al principio, al no comprender el motivo de que 1874algunos partidos intenten vapulear de nuevo la capacidad de maniobra del gobierno. A mí me da igual quién esté en estos momentos en el poder, y lo digo con todas las de la Ley, quiero un Estado seguro, firme y que sea capaz de acabar con todo lo que estamos viviendo de una vez por todas, no deseo para nada que llegue la sangre, todo lo contrario, quiero y exijo la paz, pero con un criterio lógico que evite esos antecedentes tan cómicos y pintorescos.

Apoyando con diferentes colores no se va a ninguna parte, o sí, para esos partidos secesionistas a los que interesa la división de España por encima de todo. Señores y señoras, la única manera de evitar un problema más serio, es simple y llanamente que Cataluña se llene de Senyeras y la bandera de nuestro país, sin distintivos blancos que obliguen de alguna manera a la negociación, si la hubiere, daríamos un salto en el tiempo, pero hacia el año 1.874, para volver a revivir lo que en su momento pudimos evitar, y vernos libres de lucir crespones negros.

El gobierno no puede negociar, sería ceder y dar la oportunidad a otros tantos partidos independentistas que tenemos, a este paso, incluso en de la Sierra Norte de Madrid. Es un tema escabroso, no solo para nosotros sino para Europa y el mundo entero. La unidad constituye la fuerza y el orden, la anarquía por sistema, el desorden y al carajo la vela.

Ruedan muchos chistes en estos días, uno con el que me he reído mucho dice; “el govern de la Generalitat está reunida en estos momentos para definir el momento del traslado a Alcalá Meco”. El humor es sano y una virtud maravillosa de todos los españoles, en momentos difíciles, nada mejor que una bocanada de aire fresco.

Otros artículos sobre el tema en cuestión:

  1. ¡Hasta el alma me duele! ¿Dónde está la cordura?
  2. Debacle en Catalunya
  3. ¡Un poco de cordura! Las prisas del govern
  4. Catalunya. Desgracia por destino.

 

 

 

 

Catalunya, desgracia por destino.

Llevo días hablando con amigas y amigos en Catalunya. Son muchos los que no quieren saber nada de la independencia, 5,5 millones no lo desean, frente a las cabezas rellenas de alfalfa y zonahorias por doquier, en este caso 2 millones, un total de 7,5 M de personas enfrentadas por las necesidades de un partido en correr antes de que les pille la tormenta y desastre del dinero evadido a Suiza y otros países a través de Andorra.

Esos padres tan preocupados me han comentado lo que estaban atravesando, el dolor de la impotencia ante la injusticia, el sinsentido de miles de personas a las que han Desgracia por destinoejecutado una lobotomía total, pero sin bisturí y desde que se cedieron las competencias de Educación para implantarles la neurona “0” en la memoria, y así endosar en la cadena de ADN la información codificada y falsa de las crónicas de Catalunya y España, en consecuencia, el odio como teología y fundamento, a quienes ni siquiera conocen. ¿Racismo?, por supuesto, ¡hispanofobia por interés del tanto por ciento!, tema viejo por aquellos lares.

Solo les ha costado las viejas “putas y ramonetas”, tiras y aflojas con el Estado Español del momento, mientras seguían fabricando sus futuros soldados, robots al servicio y gracia de lo que definen y llaman “República Grande y Libre” como en los tiempos donde tuvimos 40 años de democracia. ¡Ojo!, que va con tornillo.

En definitiva, crear un estado independiente y en apariencia libre donde poder seguir haciendo las cuentas a su antojo. Hoy no les salen ni las del Gran Capitán, que no era de allí, pero después de ésta, seguro que los pollinos de dos patas a los que tanto gustan los campos de cultivo de “daucus carota”, por no ser repetitivo, se apropian hasta de Don Gonzalo Fernández de Córdoba. En fin, que las cosas están tal como se ven y como les voy a contar ahora.

Hay imágenes que valen más que mil palabras y aquí les he dejo algunas. Reflejos de la realidad que está viviendo la sociedad catalana, mobbing en empresas secesionistas oNiñños manifestación cataluña modifcada con directivos de la misma calaña, y lo que es aún peor, la utilización de los niños y abuelos como escudos y parapetos, pero a estos ecos y como decía Hitler: “Cuanto más grande sea la atrocidad, más publicidad hay que hacer de ella, los seres humanos no se la creerán, pues que ellos no comprenden que se pueda llegar a ese punto de maldad”. No es así con exactitud, pero sí lo que transmitió y cumplió a rajatabla, tal y como hacen ahora los separatistas, lobotomizar y luego contar mentiras haciendo un ruido escandaloso, comprando incluso a personajes como Asange y Wikilinks, ¡que ya es delito!

Screenshot_2017-10-06-09-41-37 modificadaEl colmo del ocaso de esos canallas, y perdonen la palabra, pero no encuentro otra que se ajuste al término sin que explote, es seguir dando candela en los colegios e institutos a los niños que son hijos de los que cumplieron con su trabajo, ¡es de juzgado de guardia! No solo imponen su criterio,  hablan de democracia y asustan a los hijos de guardias civiles, policías nacionales y seguro que incluso están metiendo en el mismo saco los guardias urbanos y mossos de escuadra que se negaron o denunciaron el hecho.

Ya lo hicieron antes de la manifestación encubierta en Paro de Catalonia, ahí empezaron a señalar a sus posibles víctimas con el dedo y un cuadernillo con la intención de repartir lo peor de la naturaleza humana en caso de obtener la independencia. Al viejo estilo de las vendettas ruines y salvajes que se han dado en las posguerras civiles y post golpes de estado de toda la historia internacional.

Cuando escucho o leo lo que me envían por correo electrónico, mensajes o Whatshapp, la sangre me hierve hasta el punto de explotar. Supongo que a todos los que somos personas por encima de un sentimiento político nos pasa lo mismo cuando la crueldad llega hasta estos extremos y oigo o leo a padres y madres que me dicen:

-¡Pues no le han dicho a mi hija de 13 años que tiene que ir a defender sus derechos!

-Están acosando a mis hijos por cumplir con mi deber.

-Hoy han obligado a mis hijos a acudir a la manifestación.

Estas frases que tengo grabadas a hierro y fuego en la sesera y tantas más. La cobardía ya se vio cuando enviaron a sus hijos al frente, niños para impedir que los cuerpos de seguridad de Estado cumplieran con su trabajo, a sabiendas de conocer que el origen de las órdenes. Hay fotografías en las redes sociales que estremecen, he aquí algunas de ellas, una niña que tendrá 14 años haciendo frente a un policía nacional. ¿Dónde están sus padres?, ¿quién la llevó ahí?, ¿se imaginan lo que estaría pensando en ese momento esa persona que está dentro de un uniforme para efectuar su trabajo? Supongo que; o tienes unos padres que no valen para nada, o como coja al profesor que te obligó a estar ahí, se va enterar de lo que es bueno. Quítate de ahí alma cándida, no hagas caso a quien te inculca el odio, no quiero hacerte daño, por favor. Creo que esto se le pasaría por la cabeza a cualquiera en dicha situación, a mí el primero.

“Cuando la intención de un objetivo supera la lógica del lado humano, nada queda en su interior, sino un lejano vacío , el horizonte que no se ve, la humillación como destino, el desacato por amparo, la cárcel por escuela y la desgracia como destino”.

El sábado siete de octubre estaremos con todos en Catalunya, enseñando que nadie puede manipular un pueblo a su antojo, echando ese cable tan necesario para que la prensa internacional se haga eco de la realidad. ¡Por vosotros catalanes!, los que siempre habéis estado ahí, por esos millones de personas que han demostrado su generosidad y hospitalidad.

200 niños de un instituto piden respeto para los hijos de guardia civiles.

Un poco de cordura y realidad. Las prisas del govern

Debacle en Catalonia

¡Hasta el alma me duele!, ¿dónde está la cordura?

 

 

 

Un poco de cordura y realidad – Las prisas del govern por la independencia.

Estos días estamos viviendo la hipocresía, mentira y manipulación como sentido, sin tener en cuenta que es el sinsentido de enfrentar a las familias por un interés absurdo. Es el momento de que mis compañeros de pluma y tinta echen un cable, para evitar la sangría que se verá en Catalunya.

De nada sirve que uno hable y el resto calle, no es cuestión de pasar, o como dirían por ahí, esta no es mi guerra, ¡no!, es el preciso instante en que tenemos la capacidad de escribir y transmitir para ayudar a parar lo que las noticias reflejan.

Antes y si es posible, mediten con este breve cuestionario, se lo ruego y sean sinceros con su espejo.

  • Si usted fuera jefe estado de un país 47 millones de habitantes y en una de sus regiones de 7,5 millones de habitantes se levantara 1,8 millones de personas rompiendo el pacto y las Leyes de la Constitución, ¿qué haría?:
    • Pasar, no va conmigo.
    • Dejarles libres e independientes, aunque la gran mayoría de esa población no lo desee.
    • Aplicar la Constitución para proteger los derechos de todos.

He ahí esas simples preguntas, en definitiva las mismas que se plantean los jefes de estado, y ahora, después del desconcierto que se creará en su propia mente…, decida.

————————————————-

Quien no lo sabe, no conoce el origen del problema que tiene Catalunya, el total desconocimiento de la prensa internacional. Hoy leyendo el New YorK Times, he podido constatar que el comentarista, periodista y columnista español es afín a un partido radical, por lo que su opinión ni sirve ni cuenta, tan solo al diario que tanto tiene que vender y a quienes de alguna manera desean ver la sangre corriendo por el asfalto de nuestro país y sin embargo da una información que nada tiene que ver las crónicas actuales.

  • ¿Merece la pena una gota de sangre?
  • ¿Han perdido algún familiar en su vida o un amigo del alma?
  • ¿Recuerdan ese atroz sufrimiento?

Es la poesía que viene de camino, lágrimas, dolor, muerte y desesperación, calvario, congoja y tras todo ello, la tortura de la guadaña por respuesta, remordimientos y en consecuencia nuestra desolación.

Un enfrentamiento que han creado quienes se defienden para evitar la exposición de su corrupción, otros por románticos sueños de grandeza que desde hace años les han inculcado en el corazón, sin tener en cuenta que el odio es el peor de los sentimientos, la conjura de los necios, de aquellos que limpiaron la historia para introducir en los sesos de los chavales, que morir vale la pena si es por los intereses de quienes cambiaron el futuro de un pueblo por un entorno…, donde solo se ven sus heces.

Catalunya tiene 7,5 millones de personas, de las que 1,8 millones exigen la independencia. Algo no cuadra y este fin de semana se tiene que ver, si salen esos 5,7 millones de catalanes a la calle luciendo la senyera y la bandera de España, se acabará la triste figura, porque se habrá ha impuesto la cordura para de una vez por todas, enfrenarnos a la realidad que se presenta. Es el momento decisivo en el que toda Cataluña, salga a decir que no a los que quieren y pretenden condenarles al asilo de su propia tierra, ya no hay vuelta atrás y para ello nos tienen a los que estamos dispuestos a acompañarles en ese paseo de la victoria frente a sus delincuentes el próximo fin de semana, todos de la mano y en paz con los criterios lógicos de quienes aman la democracia, hermandad, paz y sentido común.

30 mil millones de €, (30.000.000.000 €) es el dinero catalán que ahora está en las cuentas de los bancos suizos, los euros que se ha ido sacando de la sanidad, servicios y calidad de vida de los millones de catalanes, todo esto será visible el día 1 de diciembre, cuando los bancos andorranos den las cuentas y movimientos a conocer, es lo que están encubriendo el govern y que a toda costa quieren impedir. Casi la mitad de la deuda de Cataluña al completo extraída de manera vil y villana a sus ciudadanos.

A estas cifras hay que añadir las cantidades ingentes que los políticos han ido sacando por la misma vía, por lo que el día 1 de enero de 2.018 se sabrán las realidades que les acechan.

¿Prisas por la independencia?, por supuesto, ¡les pillan con las manos en la masa!

La debacle de Catalonia

Ayer domingo pudimos ver hasta qué punto pueden llegar los políticos para manejar a sus anchas a quien cree en ellos. Una imagen perfecta de la actualidad que refleja ni más ni menos la realidad del que no escucha y solo atiende en una sola dirección.

Llamamientos a los anárquicos y supuestos anarquistas de todo el mundo, una proeza en comunicación, ¡tengo que reconocerlo!, miles de personas de todas las partes del planeta defendiendo lo que no conocen como si la vida les fuera en ello y ocupando Barcelona y otras cidudades de la senyera.

No es que se viera venir, ¡no!, estaba cantado lo que ocurriría si los mossos de escuadra no acudían al trabajo que se les había encomendado,  órdenes del fiscal general del Tribunal Constitucional y de su ministerio, ¡ojo!, el que abona esas sabrosas nóminas tan altamente remuneradas con respecto a sus homólogos de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, estos dos últimos cuerpos, en mayúscula, bien se lo merecen después de haber aguantado con proeza y sorpresa, cómo muchos padres ponían delante a sus hijos, o éstos colocaban al frente a los ancianos, ¡ver para creer!

La sensación que me llevé fue emocionalmente dolorosa, Cataluña es una tierra que siempre he visitado y querido, una segunda casa, pero lo que pude ver ayer, ¡no lo es! El odio con el que se ha impregnado el ambiente es letal, el fétido olor de quienes sueltan lo peor de sí mismo para afectar a los demás. Esperpéntico y espantoso.

No hubo una llamada a la cordialidad, sino una respuesta meditada por parte del gobierno de la Generalitat, contundente con sus maneras, “que los mossos no acudan, nos interesa la brutalidad policial para vender Catalunya en el exterior”. Supongo que son las palabras de Puigdemont o de cualquiera de los dirigentes de esa tierra, señoras y señores, ahora estarán satisfechos de haber intentado un golpe de estado, de demostrar hasta qué punto son buenos comprando la comunicación, y seguro que no se les caerá la cara de vergüenza por todas esas personas a las que enviaron sin más nobleza que sus tiranos intereses. Pueden poner la mano en el fuego.

Hoy España está de luto, ¡entera y se lo garantizo!, hemos visto con nuestros propios ojos la realidad que acontece en la Catalonia de los libertarios y malpensadores y en la Cataluña o Catalunya de los que creemos que unidos somos únicos.

Las redes apestan a tráfico comprado y manipulado, tuberías infestadas de odio de baja estofa de quienes solo saben imponer en lugar de hablar y negociar, pero con lógicos razonamientos, ¡vive Dios!, faltaría Más, implantar criterios y extenderlos en el tiempo para que no se vea lo que viene detrás, los juicios de los que han adulterado y mangoneado a la sociedad catalana, he ahí lo que debe saber la prensa internacional y todas esas personas que creyendo hacer el bien, son manejados para extender el mal.

Triste y lamentable los sucesos que vivimos ayer, ¡por supuesto que sí!, dos cuerpos de seguridad del estado defendiendo los intereses de Cataluña y otro, el otro, ¡qué pena me da! Hoy puedo decir que si fuera mosso de escuadra, no podría dormir en muchos años, ¡no!, me sería imposible coger el sueño, puesto que en lugar de servir a los catalanes en general, lo hicieron por los políticos que intentaron levantar a un pueblo para cepillarse de un plumazo la libertad y los derechos que adquirimos después de una cruel guerra civil y cuarenta años de dictadura. ¡Tiene narices!

Bomberos con honor y dos pares haciendo lo que debió hacer el cuerpo los mossos de escuadra, no todos, porque hubo quien siendo de ese cuerpo hoy para mí, en deshonor, pese a haberles aplaudido en el atentado terrorista,  se saltaron las órdenes de sus superiores, cumpliendo así los mandatos de la Constitución y salvando a su pueblo de las cargas en las que tanto la Guardia Civil como la Policía Nacional se vieron obligados a incurrir. ¡Bien y un aplauso por ellos!

Sepan que la primera bola de goma que salió de una de las escopetas, fue motivada por el manotazo de uno de los inquisidores de Cataluña, lo he visto tantas veces que aún me sorprende la poca atención que se presta a la realidad. De parapeto había ancianos y niños en un gran número de colegios, sabiendo que los cuerpos de seguridad debían cumplir con su trabajo.

La prensa internacional solo hace eco de lo que ve en las fotos, sin pararse a pensar qué hay detrás, quizá todos esos diarios deseen el populismo antes que la democracia, o simplemente hayan publicado lo que en realidad vende, el sensacionalismo barato y absurdo.

Señoras y señores periodistas, nacionales y extranjeros, quiero dejarles estas imágenes, quizá no aumente la tirada de sus ejemplares, pero puede servir para que antes de publicar, tengan la amabilidad de informarse del porqué de los hechos.

No simpatizo ni con este gobierno ni con Rajoy, pueden estar seguro de ello, pero ante un golpe como el de ayer, siempre estoy con el estado, no como esos partidos al estilo de la vieja escuela de Stalin que pretenden llenarnos las cabezas de pajaritos fritos.

Este país no es una república bananera, es una nación, ¡ni más ni menos que España!, ¿pero qué carallo se han creído los que pretenden destrozar la voluntad de un pueblo de pueblos como este? Lean historia, ¡por favor!, que no esté manipulada y aprendan los que no la conocen quienes somos y de dónde venimos.

Y ya por último, y en vista de lo que ha acontecido por la manipulación de las crónicas en Cataluña, las de hoy y las de hace setecientos años: “Solicito que la manipulación de la historia en beneficio de algo o de alguien, sea contemplado en el Tribunal de la Haya como un delito grave que atenta contra los derechos internacionales, y sea castigado como merecen los traidores a la humanidad.

La incursión de los radicales en las redes sociales. EL PAIS

Un catedrático de historia demostrando la manipulación de la historia en Catalunya y cómo se gestó el odio a los españoles.

 

Castrillo de Don Juan

Carretera adelante, camino de un pueblo desconocido para este viajero, y por el que gracias a la Divina Providencia, ¡nunca mejor dicho!, la de un buen amigo, Fran para mí y Francisco por esos lares, a quien tuve el honor de visitar y darme un paseo por sus calles, plazas, callejas y callejuelas.

Un horizonte de girasoles y viñedos, daban la bienvenida a otros tiempos en los que recorriendo la península de una punta a la otra, aún recordaba la soledad del campo y de las vistas al inicio de la primavera y en su final, verde esmeralda peinado por el viento y oro y gualda del centeno, trigo o cebada mecido con cariño por la eola naturaleza.

Poesía en su esencia, ¡la de Castrillo!, simple y sin cortesía, dándole el estribillo de su provincia, Palencia, con amor y alegría.

Por avatares del destino y en otras campiñas de lo que antes fue castilla y ahora por la gracia de otros, no lo es en geografía pero sí en su historia, conocí a un doncell caballero, profesor por la gracia de su talento y buen compañero de suelas, pero de otoño a primavera, que durante la canícula de este verano, largo y duro como la madre que lo parió, no hay santo que toque el asfalto.

Como les decía, el que obedece al nombre del primer párrafo, ¡no suban que falta no hace!, Paco es, pero así no le llamamos, me ofreció visitar su amado pueblo y ya de paso presentar en sus fueros al pájaro armado que tanto se ve por las redes sociales. El caso es que acepté y aproveché la circunstancia para volver a viajar por tierras castellanas un tanto más frescas que las del sur.

El Esgueva riega esa comarca, un río cristalino, truchero y frío del que ya tuve constancia tiempo ha por otros avatares, y que en esta ocasión dejo para una de esas crónicas que de vez en cuando me da por describir. El paso de sus aguas riega toda la zona, a excepción de esta temporada, donde hay aprtes en las que he podido constatar que llevan agua a las abejas, ¡oigan, que es tan real como la vida misma!

A medida que conducía el nuevo y particular vículo,  ¡no!, no busquen esa palabra que no existe, es la definición de un oche, ¡perdón!, que lleva cuatro ruedas, un buen motor y el tío le echa unos cánones que ya quisieran otros muchos, de hace 40 años, ¡por supuesto!

El caso es que Platero, así le llamo cariñosamente, y esta pluma, íbamos hablando por el camino, comentando de la belleza de esos entornos y de la magia que se respira a medida que nos acercábamos al punto y para.

Pensaba, a medida que avanzaba en llanuras tales como las del sur de Burgos, pero que va, ¡qué sorpresa tan agradable!, el terreno se iba haciendo montañoso, sin llegar a serranías, pero si a sus pedanías. La temperatura disminuía y los aromas hacían su agosto, hasta que tras cruces y otras confluencias, encontré el cartel de Castrillo de Don Juan y a la “dereché”, como diría un español con simpatía, alevosía y sorna a los franceses, ¡me adentré!

-¡Para, para!, ¿a dónde vas? –escuché mientras observaba bellos jardines de rosas a la entrada, tan bien cuidados estaban, que contemplándolos casi me paso de largo.

-¡Fran!, ¡witos!, si eres tú. Espera que amarro a Platero y bajo las cosas.

Un abrazo y a su casa, allí nos esperaba Natividad, su encantadora y hospitalaria madre, a la que después de dar un par de besazos y atravesar su jardín, no pude por menos que oler el perfume de sus rosas, ¡qué gozada!, no solo esas bellas flores, sino todas, hasta maracuyá tienen plantado.

Ella, agradecida y dulce como nadie agradeció el detalle con una sonrisa, pero…, no era lisonja lo que le decía, sino la realidad que había visto y comprobado, hasta el punto que cogí la cámara con teléfono de su hijo y no dejé planta por retratar, incluso me comí algunos de los pétalos de un geranio, rojo por supuesto, eran de la misma especie que en mis tiempos de Canarias, cuando de chaval paladeaba y probaba las plantas que me ofrecían ciertas garantías por oídos de los que sabían.

-¡Vamos a la bodega! –ordenó mi compañero. Cogió pan, lo partió y…, ¡pardiez que me pierdo! Sigo…, una lata de pulpo, queso, tomates, aceitunas y a pie al nuevo destino.

Por el camino nos encontramos a el regidor de tan ilustre pueblo, ¡Santiago!, para ponerles en antecedentes. Buen nombre y hombre, “santi hago”, que el caballero se da unas zurras a trabajar para todos que da gloria, ¡me consta y firmo! Tras el inicial y cortés saludo:

-¡Vamos a la bodega!, ¿te vienes? –preguntó Paco.

-Lo intentaré, pero aún tengo que ducharme.  –El alcalde.

Y de nuevo de paseo, a base de buenos días a todos los viandantes, algo imposible de hacer en las ciudades y grandes poblaciones, donde incluso a veces parece que sienta mal cuando entrando a un ascensor dices a viva voz, ¡buenas tardes! Qué diferencia y cuánto placer da volver a vivir lo que en otros tiempos se hacía. He ahí uno de los encantos de esta pequeña villa.

Cuando llegamos a la plaza, no piensen que hay mucha distancia, entre 150 y 200 metros, me volví a sorprender, en esta ocasión por la altura de sus muros, tanto como los de algunas catedrales. La edificación iba camino de basílica, pero los bolsillos del pudiente se quedaron mirando la fresca y a Onteniente y no pudieron con el resto de la construcción.

Unos cuantos pasos arriba, daba el sol en la sesera pero sin la fuerza de los madriles, llegamos a la iglesia de todo Baco, abrió la puerta y bajamos hasta donde estaba el caldo de la vid.

-¡Qué frío!, aquí debe hacer entre 13 y 15 grados centígrados. –comenté.

Quitó el candado empujó la reja de hierro forjado y voilé! Ahí estaban las botellas. Cogió un par de ellas y otra vez a la parte superior, donde todo estaba preparado, una gran mesa de madera y bancos para celebrar lo que el momento inspire. Corcho fuera y con cariño vertiendo el zumo en la copa. Vino casero y bien amado, así es el líquido elemento de la zona, bueno,  fresco y con carácter, cálido al paladar, afrutado y tinto de la Ribera del Duero, aunque no tengan el mismo sello de la denominación, ¡inmerecido!, se lo garantizo, pero…, hay cosas que no se comprenden.

Entre viandas y los placeres del tomate, ¡qué frutas da el pueblo!, ¡mamma mía!,  apareció el esperado, bien recibido y hallado, pero sin más que llevarse a la boca que el extracto del tempranillo y unas aceitunas, pues a lo tonto, saboreando el rato y charlando se nos fue la cabeza.

De nuevo y parloteando, observé que el edil era una de esas personas que viven y disfrutan sirviendo a sus gentes y que además no se queja, tan solo comenta en su idioma, que ya le gustaría que lloviera a gusto de todos.

Nos despedimos para dirigirnos al hogar de Natividad, allí nos estaba esperando con una fabada de esas que hacen de la gastronomía una auténtica antología, y es que la cocina cuando hay amor, experiencia, maña y ganas, sobran hasta los ingredientes, ¡un tanto exagerado!, ¡ya, ya lo sé!, pero ensalzar lo que merece serlo, no es más que hacerles utilizar la imaginación para volar, vivir y desplazarles para disfrutar de ese manjar.

Finiquitada la operación una siesta de 20 minutos y a la presentación. Había llegado el momento. Una duda me asaltaba. ¿Vendría alguien? Algo normal para cualquier escritor, la literatura es para muchos lo que se ve en las librerías y no debe tocarse, puede perjudicar el sentido de lo “acomún”.

Preparando el escenario del teatro, ¡que lo es!, empieza a llegar público. No me lo podía creer, quince minutos antes y ya había personas esperando, algo que jamás me había pasado. Llega el instante esperado y el ilustre regidor de Castrillo de Don Juan da el paso con una media verónica y se aleja del toro, no sea que le pille y le de un repaso. ¡Perdón caballero!, es una manera de expresar la velocidad del tránsito de su aparición. Que conste que no reprocho nada, todo lo contrario, pues demostró que la atención debía estar en quien se había allí presentado para la ocasión. ¡Gracias a millones!

Fran recoge la muleta, tienta con nobleza, da un par de naturales, unos redondos arriesgados, padresiana y suelta el astado dando la alternativa al narrador. Buena corrida y todos con dos orejas, rabo y solomillos, que no es típico en los ruedos, pero vista la faena y la cantidad de pañuelos, el jurado da por hecho que en innovar está el futuro, la fuerza y evolución.

El humor es Ley de buena vida, salmo 28, 35, 43 de los Canónigos. Números en los que nada consta y sin embargo y con respeto da un toque de verbo hilarante para quien comprende el idioma de la broma.

Todo fue a pedir de boca, buena y hospitalaria gente, entorno agradable, bello y para colmo, ¡cultura!, ¡sí, la que hay en esa localidad!, tanta que incluso el ayuntamiento ha creado un espacio para donar libros. ¡Como debe ser!, potenciar la lectura es garantizar el futuro y Santiago, en esta ocasión y para siempre Don, que ganado se lo ha, lo mismo que Fran y cada una de esas personas que por allí conocí, paisanos que nacieron en ese burgo y que por avatares de la vida ahora viven en Barcelona, Tarragona, Santander, Madrid, Valladolid, Palencia, Salamanca y a saber, pero que jamás olvidan de lo que es Castrillo de Don Juan, una infancia que todos los niños y niñas deberían tener, en libertad, connivencia y convivencia con la naturaleza, por ello hoy y siempre diré, ¡que viva esa hermosa villa!, que por derecho propio protege con sabiduría a los suyos, dándoles lo que necesitan, paz, experiencia, cordialidad, hospitalidad, amor y alegría.

¡Que viva Castrillo de Don Juan!

DOS DE MAYO y EL TRES…, ¡EL ENSAYO!

Tres y lo que vino después de aquel tratado que nuestro Godoy, ¡perdón!, que se me fue la pluma, ¡el de la botella quise decir!, al de Fontainebleu me refiero, ¡caray!, que esa no es la marca, sino la del macaco, no el de nuestro anís, el del Pepe que todo se bebía y que casi nos deja Chinchón sin su famoso licor.

Quizá su hermano el petite hijo de la Francia que le parió, tomando conciencia que Pepillo todo se lo bebía prefirió darle la vista por Antequera, ya sabemos que el amor hace estragos y el de esos dos, ¡sufragios animales!, que no hay, pero como si lo hubieran creado.

Chorizo de calzón blanco que fue el caballero a base de sangre ajena, tirano donde los haya, pero inteligente y con buenos tenientes. Todo hay que reconocerlo, ¡vive Dios que sí!, que no está de mal ver y aprender del látigo, cuando aprieta y da y cuando afloja y no se menea o si utilizado lo han, para a las moscas asustar o simplemente para dar algunos acordes a base de ¡ay!

A Napoleón no le tengo manía, en absoluto, quizá sí a su licor, ¡perdón, ya estamos!, me refiero a su inmediato familiar y por supuesto a quienes nos pusieron con el trasero al fresco para que nos dieran soleares y otros cantares con viento fresco.

Ferdinand VII, a quién no puedo llamar por el nombre en castellano por no ofender a tantos que defendieron este plural país, “que si algo tiene España es que gusta, para quedárselo”, ¡que conste que de mentir nada!, ya están los embutidos que vemos cada día dando sabor al relleno del cerdo.

Me duele, ¡sí! y de corazón lo digo cuando sigo viendo la estatua de ese indigno rey de un país donde el valor siempre fue Ley, el de los que en él hemos nacido,  darme cuenta me he que en otros lares el vacío se les hace a quienes dieron la desgracia a los demás, y sin embargo, ¡ahí sigue el tirano!, el único de un nombre noble, aguerrido, valiente y luchador por el de un cobarde y traidor a su pueblo. Ferdinand VII “el gallina”, sin menospreciar al bicho o bicha, que culpa no tiene.

Y como colofón, ¡la fuentecilla!, con minúscula la primera, ¡por favor!, conmemorando la llegada del mamón que en otros tiempos se la besó al emperador, por no darle un toque más porno a la realidad. ¡Vaya tela! No hay rencor en mis palabras, porque no lo quiero, pero sí desprecio a quien por su falta de gallardía y miserable cobardía a los franceses nos vendió.

No soy republicano porque en estas épocas el interés es lo primero, no por ganas, ¡quede ahí la puntilla!, pues siendo español por la gracia de Dios, si tengo que decir que debo dar la oportunidad a este rey que tenemos, pues noble parece, sensible a la austeridad que en estos tiempos nos atañen y a las relaciones públicas que nos hacen grandes, pero sí le pido y es por favor, que en el nombre sagrado de los Fernando, ¡y me apunto yo!, elimine la escultura de su antecesor, pues dos pares bien apretados tiene vuestra Excelencia Don Felipe, los que le faltó a al que por detrás nos dio.

La monarquía nada tiene que ver con el ayer, aunque algunos buenos tuvimos, ahí está un buen rey, al III de los Carlos me refiero, el Borbón que nos trajo la ilustración, pero terrible el que al francés por falta de agallas nos vendió. Así pues Don Felipe, ¡rey de estas Españas!, ruégole con el cariño y admiración que le proceso, que dé a esa calamidad de una vez el deceso, ¡a Ferdinand el gallina me refiero!, pues no hay peor en este país que la traición a su propio pueblo, la misma que el vendedor nos regaló y por la que muchos españoles con el mismo tributo de la deshonra, ¡pagaron con el paredón!