Archivo de la categoría: Crítica a las grandes corporaciones

«Bill Gatillo Fácil Gates»

Desde hace ya tiempo venimos escuchando muchos chismes sobre Bill Gates, alias Gatillo Fácil, este apodo por la capacidad que tiene de probar sus inventos al aire de sus voluntades.

Es necesario recordar, que salvo aquel MS-Dos que tanto beneficio trajo a la humanidad, el resto de los sistemas operativos de este y Microsoft, siempre han dado problemas.  Hasta el punto llegó, que quienes estábamos al día en informática, actualizábamos el sistema con 3 años de retraso para evitar daños en la información.

El primero que funcionó medianamente bien, fue el famoso XP al que luego vista la falta de rentabilidad, eliminó el apoyo para luego, traernos una licencia on-line que nos hace la vida imposible. Es el auténtico y genuino Bill Gatillo Fácil, sin contar el origen de la copia mala y defectuosa que hizo del sistema operativo de Steve Jobs para Apple.

Visto su arte, no es de extrañar que medio mundo esté en alerta cuando se mete en temas de vacunas o medio ambiente, como ha ocurrido recientemente en Suecia.

El personaje nos trae una idea para enfriar la tierra, intentarlo de manera artificial a través del llamado, Experimento de Perturbación Controlada Estratosférica, es decir, cubrir el sol con toneladas de polvo de carbonato de calcio.

Como es lógico, los indígenas suecos han alzado la voz sobre semejante experimento, solo les faltaba que alguien con capacidad de hacer aquello que le viene en gana con los demás, les llenara el cielo de partículas para ocultar al astro rey.

Creo que es necesario, es mi parecer y estoy seguro ello, que a Davos deben darle un tirón de orejas en condiciones, junto a este enemigo natural de la madre tierra, donde su único propósito, es seguir enriqueciéndose a base de los demás. EEUU y la UE deberían poner de una vez por todas, los cimientos de un mundo mejor, pero sin este elemento, pues en ocasiones nos dejamos guiar por el éxito de una persona, creyendo que es un fenómeno, cuando en realidad podemos estar en las manos de un sin escrúpulos a la hora de fijar su tope en la vida o alguien a quien se le ha ido la cabeza. ¡A saber!

La revista Dsalud.com publicó unos datos sobre la vacuna del papiloma humano de la Fundación Gates y Melinda, en la India, donde fallecieron 7 adolescentes y sufrieron un centenar de ellas, crisis epilépticas, sangrado copioso o menstruación precoz. Sin contar los problemas que tuvo en el mismo país por su anterior vacuna de la polio. De manera que ya saben, ¡ojo con Bil Gatillo Fácil Gates!

Si te das de alta en mi cuenta de Patreon «El buscador de soluciones» podrás participar, dar tus opiniones y por supuesto, esas ideas que pueden ser el punto de partida de un mundo mejor. El de nuestros hijos.

«Medievales»

En el fondo y aunque no se lo crean, vamos en esa dirección, digamos hacia un feudalismo capitalista extremo, por supuesto, si antes no nos concienciamos y paramos en seco nuestras compras on-line, cambiándolas por otros rumbos en beneficio y pro de autónomos, pequeñas, medianas empresas. Es una realidad que muchos no quieren entender, sin embargo, es el futuro que dejamos para nuestros hijos, nietos y quienes vengan detrás, si les importa, por supuesto.

Por cierto, esta manera de pensar nada tiene que ver con Iglesias y su Davos. Son conclusiones propias, desde que tengo algo de capacidad para dilucidar el futuro a base de leer y estudiar, tanto el presente como el pasado. Hojas de cálculo con bases de datos y resultados devengados claritos, y ello, sin precisar de las cartas del tarot o consultar astrólogos y adivinos.

En esta ocasión no van por ahí los derroteros, sino de otros tiempos de lacayos y servidores de a pan duro, y de vez en cuando queso. Tal, como será mañana.

El CSIC, nuestro Consejo Superior de Investigaciones en un proyecto de investigación financiado por el Consejo Europeo de Investigación y dirigido por la española Ana Rodríguez, ha conseguido crear un mapa en España, sur de la France e Italia, de todos y cada uno de los edificios medievales por provincia. Una maravilla para quien sabe gozar de la arquitectura, y tiene la suerte de sentir la historia tocando las piedras. Mis queridas y queridos radioyentes, visitar estos templos construidos entre los años 1050 y 1300, es una obligación para quien desea saber, vivir, conocer y entender nuestras crónicas. Me incluyo entre ellos.

Suelo visitar todas las iglesias, ermitas, castillos o edificios religiosos cuando viajo, no es por fe y no me falta, sino por descubrir el arte entre sus paredes. A veces, te llevas grandes sorpresas, en especial, si agudizas el sentido de la observación, y por supuesto, has leído sobre los hechos acaecidos en este deslumbrante país. Por ponerles un ejemplo, durante los siglos XVI y principios del XVII.

Durante una de esas visitas, a Titulcia en Madrid, entré en la iglesia y me quedé con la boca abierta por su belleza. De frente te encuentras un fresco maravilloso del Greco, pero al mirar a la derecha, ves algo que no cuadra con los tiempos, una Magdalena semidesnuda en pose erótica, mostrando un pecho ante una Cruz con Jesús en sus manos.

Cuando vi la época de la talla, formidable y de un gran gusto, no me cuadraban los tiempos, pues una imagen de estas características durante los tiempos más bravos de la Inquisición, no era muy normal, pero ahí lo tienen, de un discípulo de El Greco. Una auténtica joya y obra de arte.

Para escuchar en «Cita a las 3 con Rafa Vega», pincha en RadioInter

«El Bosque en pie de guerra»

Incluso los supermercados de confianza engañan, tanto que se van diluyendo entre los reflejos de nubes que un día fueron ilusiones. Los vecinos de la urbanización El Bosque en Villaviciosa de Odón, de los madriles de toda la vida, se han levantado en pie de guerra contra el mayor imperio de supermercados español. Parece ser que la cadena valenciana tenía la estrategia muy bien definida.

En una zona especial de servicios para los habitantes de este “área de alto valor ecológico”, estableció uno de sus centros con la aparente intención de ofrecer sus productos, y así fue y sigue siendo, pero por tiempo limitado.

No contentos con el resultado, construyeron otro a siete u ocho minutos de dicha urbanización con mejores instalaciones. Cumplido el objetivo, la central dio órdenes para cerrar el super de El Bosque y reconvertirlo en un centro de redistribución para pedidos on-line. Ahí se montó el drama. Desde entonces en una zona natural privilegiada, dicha empresa comenzó a enviar trailers de gran tonelaje a las tantas de la madrugada despertando a los vecinos e incluso, obstaculizando parte de las vías por no estar preparadas para este tipo de vehículos.

Curiosamente, si se van de la parcela, dejan el espacio para que otra posible competencia ocupe su lugar, y claro, ya sabemos como funcionan algunas estrategias empresariales, mejor poner mirando a Cuenca a los vecinos, que perder el sitio y sus pedidos. Por parte del Ayto., no hay mucha voluntad, al menos hasta el momento, algo muy habitual cuando los políticos se deben a las centrales de sus partidos, o bien existen intereses que impiden tomar decisiones que permitan impedir situaciones como esta.

Los vecinos se quejan con razón, pues una cosa es tener un punto donde comprar los alimentos y productos necesarios, y otra muy diferente el uso del tipo polígono industrial, entre otras cosas por no estar ni sus carreras preparadas para la circulación pesada, ni las aceras transitables. Por supuesto y a mi juicio, el valor ecológico de un sitio donde las ardillas aún existen y se cruzan por las calles.

Este complejo recibe el nombre de El Bosque por lo que es, un área muy poblada de árboles donde aún se pueden disfrutar del cantar del ruiseñor, verdejos, ranas, sapos, culebrillas y otras aves dispuestas, e incluso insectos sin escrúpulos, que los hay.

El pasado miércoles los residentes se manifestaron en las puertas del centro por lo que acudió de inmediato la policía municipal con cuatro coches. Supongo que será para hacer acto de presencia, en ningún caso se produjeron actos de violencia, y en todo momento, se respetó la distancia de seguridad.

A veces nos dan el tocomocho y esta, puede ser una de ellas, de manera que ya saben, señoras, señores, damas, damos, domos, damiselas, señoritos, y gentes de vivir como se puede en estos tiempos, atentos y a seguir con la lucha armada a base de lengua, pluma, tesón y buen hacer.

Para escuchar en «Cita a las tres con Rafa Vega» pincha en RadioInter

Y los precios en ascenso. ¿De quién es la culpa? Denúncielos en comentarios.

Y los precios en alza. ¿De quién es la culpa? El pánico ha desatado la fiebre por el almacén, da la impresión de que con tanto tiempo libre el enfebrecido comprador le ha dado por invertir en bolsas, y no es broma, no.

Los primeros afortunados fueron los grandes inversores de a papel higiénico los maleteros, para seguirles con algo más de sentido común, abrelatas, pastas y legumbres para pasar de inmediato a los productos como el alcohol, guantes y similares.

A falta de mascarillas, habrá por ahí alguno comprando preservativos para la cabeza, eso sí, de talla mediana, que no hay tanto seso.

Después de esta locura…, me pregunto dónde está la sensatez en esta nuestra tierra, no se preocupen, al cielo gracias no somos los únicos afectados por los «Black Week» de a quince la cuarentena, ¡debe estar de buena!, y no, no me diga ná, culpa mía no es.

Cuando vayan de compra a los superPRECIOS de los centros abiertos observen con estupor cómo van saltando con alegría. He ahí unos ejemplos.

Antes el desinfectante bucal «Total» de Mercadona, de esto hace unos días, costaba 1,10 ó 1,20 €, ahora y gracias a quienes deben tomarlo con hielo o en cubata, o flambear los solomillos… ¡a saber! Se ha debido correr la voz y está casi a precio de whisky, a 1,95€ el antojo, ¡oiga!

Y sigo, el vino Hacendado de rioja, ese que hace unos meses estaba a 0,99 y luego subió a 1,20, y hace unos días saltó a la fama con un 1,50€, eso sí, le duraron poco los aplausos del público, pues alguien tomó la decisión de dejarle sin las medallas de las diferencias y volvió a su valor real.

Con la sobrasada lo mismo, 1,10 o 1,20 a 1,50 €, pero esto se debe a que los políticos estánimages enfermos, no se encuentra mucho en buen estado para la manteca. ¡Digo yo!

En fin, yo sigo comprando al día, mejor dicho, cada tres para no exponerme en demasía, pero…, lo justo para esos plazos, porque estoy seguro que mañana de nada me va a servir tener 100 rollos de papel higiénico, 30 botes del elixir bucal o 20 kilos de sobrasada. Amen de estos detalles, la solidaridad no solo es ayudar a los demás, sino evitar que las grandes empresas hagan los agostos gracias a la generosidad de quien tiene como principales activos, seguir invirtiendo en bolsas llenas de supermercados.

En las farmacias está ocurriendo algo similar, ha aumentado el trasiego de clientes proporcionalmente al terror desatado, al punto de ser puntos complicados para el contagio, el preocupado viandante prefiere preguntar a estos facultativos sobre las posibilidades de haber contraído el coronavirus antes de ir a hospitales y centros médicos, algo muy natural.

Antes de la crisis, las mascarillas tipo SFFP2 le salían a los farmacéuticos menos de 2€ la unidad. Hoy las empresas fabricantes están especulando de tal modo que, las farmacias se están viendo obligadas a pagar a 10€ incluso más por las protecciones. Muchos de estos profesionales están vendiendo el producto casi al coste para no dejar sin asistencia a sus vecinos.

Hay otros que se han aprovechado de la circunstancia, siempre hay garbanzos negros, pero…, quien se esté beneficiando en pro de sus bolsillos sin tener en cuenta la salud y vida de las personas, tendrá como retorno la misma energía que está enviando el universo. Que se preparen.

Tengo amigos de este gremio, personas leales a su trabajo y conscientes del servicio que prestan a la sociedad, sin embargo viven al desamparo del gobierno y como es lógico, están preocupados.

Las recientes palabras de Fernando Simón el virólogo tan presente en las noticias y buen vendedor de cuentos de Caperucitas, les duele, y no es de extrañar, como se pueden pronunciar palabras tales como “los farmacéuticos no necesitan mascarillas” La verdad, sorprende, aunque vistas las reacciones de tan preparado ejecutivo español, no es de extrañar.

Las próximas inversiones, señoras, señores, damas, caballeros, domos, damos, damiselas, han de ser en sembrar alfalfa, tenemos tantos jamelgos, pencos, pollinos, merluzos y besugos, que sin duda alguna acertarán.

Por ello les pido para las redes sociales unos hastag adecuados.

#QuedateEnCasa #CompraConLaCabeza #NoPierdasElControl #LaBolsaDeLaCompraNoSirveComoInversión #PiensaEnTodos

Y recuerden, si ven que un producto ha subido en exceso, comuníquelo los comentarios de este blog indicando el sitio, establecimiento, producto y precio anterior y posterior en estos días. Todo será publicado. Así, nos ayudamos.

Un enorme y fuerte abrazo

Black Friday, Ciber Monday ¡y al carajo la vela!

Si quieres escucharlo, pincha AQUÍ

¡Qué menos! Digamos que, si de verdad estimamos una sociedad más justa y equilibrada, deberíamos mirarnos al espejo, contemplar la desolación interior y tomar decisiones para comprometernos con el resto de la humanidad.

¡Un plan perfecto!, pero…, ¿cuántos estaríamos dispuestos a tomar esa decisión?

Compromiso. Bella y olvidada palabra. No lo digo porque sí. Cuando el camino es el descargabeneficio del interés general, hay que buscar y ofrecer soluciones para mejorar. El primero de los factores negativos a eliminar, es esa zanahoria que tan ricamente nos han puesto delante de los ojos. ¿No les parece?

¡Llega el Black Friday, Ciber Monday y la hostia viene en versos!, ¡oiga! Los versículos son ropa, teléfonos, coches, balones y hasta uno mismo. ¡Que sí, oiga, yo al 70%!

Y toda la humanidad de las personas se va por peteneras, Sierra Morena, ¡perdón!, ahora es amarilla, a Montserrat le ocurre lo mismo y no digamos a la famosa cumbre del Teide, azafranada al chino color.

¿Quién se beneficia de estas aparentes fiestas de los descuentos? ¿Se lo han planteado alguna vez? Y por supuesto, ¿a quién perjudican?

Enero siempre fue el mes de las rebajas, y no es por ser un “carca” o tradicionalista, no, sino por sentido común. Estas fechas son el comienzo de la liquidación de los excedentes de temporada. Son tiempos para renovar, así ha funcionado siempre, bueno, hasta que a alguien le dio por crear el terrible “Black fotoscoches-black-friday_xoptimizadax-kyVD--620x349@abcFriday” justo un mes antes de esas maravillosas rebajas y claro, autónomos y pequeños empresarios tuvieron que subirse al carro de la desesperanza o del “sin un duro”.

¿Quién se beneficia estos días de la fiesta del Dios Consumo?

-¡Consuma!, con suma gracia y placer comprando, por favor.

-¡Compre, compre!

-Compre o se quedará sin las cosas que no le hacen falta, ¡oiga!

Y el público enfebrecido corre a los centros comerciales por si se quedan sin los pantalones Juanito, ¡hoy cuestan poquito!, las zapatillas Jacinta, “con poco dinero, ¡qué

Black Friday in Sao Paulo, Brazil - 22 Nov 2018

pinta!, el abrigo Monada, “te  lo pones y no sientes nada….”

Emociones, y más emociones expuestas por el siniestro mundo de los titiriteros, y nosotros, señoras, señores, damas, damos, domos, damiselas, donceles, corceles y yeguas, cruzamos con alegría y alevosía la frontera del supuesto paraíso, ¡el de las gentes de mal vivir!

¿Duro?, noooo, ¡por favor!, ¡aún queda el Ciber Monday!, y el gentío pensando en elimages teléfono, es necesario para ver las mega pelis en technicolor, estéreo, surround y hacer las foticos en 30 D y 1.000 P, ¡faltaría más!, y en lugar de dejarme 1.500 plumas, solo se queda en 1.200 el “desplumao” y otro año más, Santo Tomás, por aquí no, que si viene Santa Rita, me lo quita.

Luego, y como no puede ser de otra manera, a la “mani”, todos de la mano de Greta para apoyarla. ¡El mundo se nos va! Pues claro, tiempo ha de nuestras manos, justo en el descarga (1)momento de la Diosa Demanda.

¿Se dan cuenta? ¡Qué rica la parejita de dioses! Por supuesto, riquísimos los cuatro gatos del teatro, el resto a emitir emisiones con esas cosas que no necesitamos.

No soy santo, varón sí, santo no. Antes caía como cualquier humano en el consumo desalmado. De hecho, en ciertas épocas de mi vida fui arte y parte de la diosa Demanda, sí, buscaba la manera de crearla para vender mis productos. Hoy la vida me ha dado otra oportunidad, y le doy las gracias. Me abrió una brecha en los sesos e introdujo una norma maravillosa, aprender a vivir solo con aquellas cosas que necesitas, sin más. Y qué sorpresa, en ese momento te das cuenta de los errores cometidos, de las fechorías hechas a conciencia e inconsciencia del consumidor. Ahora la energía fluye de otra manera, me viene en forma de gracia divina, de amor por cada minutos en el campo, con mis hijos, amigos, ver llover, salir el sol, el amanecer y todo cambia de color. Por ello, ¡doy las gracias!

Solo ganan las grandes compañías, “las casi sin impuestos” y sin embargo, queridas y queridos lectores, pierden los autónomos, pequeñas y medianas empresas, y cómo no, nosotros mismos, y por el efecto colateral, nuestra madre tierra. 

Por ello me niego a seguir el juego a quienes pretenden atentar contra nuestra calidad de vida sin tapujos ni escrúpulos. El próximo año, tal como este, durante el “viernes negro” o mejor dicho, “la semana de venta para esclavos”, yo ni iré a comprar a esos sitios, ni bajaré los precios de mis libros.

¡Palabra de honor!

Radicalismo ecológico o ecología radical.

Si desea escucharlo, pinche aquí

Un título curioso, radicalismo ecológico justo cuando estamos contemplando el ascenso de las temperaturas en la mayor parte del mundo, ¡menos en España!, donde este año el calor y “la caló” insoportable que cada verano nos azota sin pausa ni contemplación, se Un políticoha ido por otras patrias, tales como Francia, Alemania, Polonia, centro Europa y a saber. Eso sí, en contra nos estamos llevando el mal agüero de la sequía.

Somos el desecho de los plásticos, no todos, pero sí en su mayoría, el resultado de las cosechas de esas grandes compañías contratantes de expertos en hacer grupos de presión a los jamones de la Unión Europea, y cómo no, al resto del mundo. ¡Perdón!, quise decir políticos, me sale la vena de quien piensa…, “un político es culpable mientras no se demuestre lo contrario” y no es mía la culpa, sino de las reglas y competencias delEl día en que juego de la Oca, ¡del chorizo tiro porque me toca!

Plásticos para arriba, abajo y nosotros hacemos lo que a ellos se les pone del carajo. En especial a esas bellas personas que viven de asociaciones bien argumentadas y sobradas de glóbulos verdes y morados, entre 100 y 500 eurillos la tonadilla, ¡oiga!, ¿quién da más?

Una cosa es que actuemos en consecuencia para evitar ser un desastre medioambiental, y Nos manipulanotro que, en la buena fe de quienes vemos necesario actuar, creemos otro cisco a cuenta del primero. Y parece una paradoja, pero no, no lo es, es la congoja a la que nos enfrentaremos si no aprendemos. El día que dejemos de seguir las modas para primero reflexionar y luego actuar en consecuencia, la sociedad dará un cambio radical en pro y beneficio de la humanidad y nuestra amada casa, este maravilloso y formidable planeta. Si no lo hacemos, George Orwell y otros tantos como él, habrán descrito el futuro tal y como será para nuestros hijos y descendientes, vivirán un mundo que ya se está desnaturalizando a voluntad de los caprichos de esos desalmados e interesados en seguir haciendo de nosotros lo que les sale de sus malas voluntades.

Nos manipulan los medios información, las redes sociales, los especialistas, los políticos, sus dividendos y por supuesto a todos ellos, los “generalifes” de esta guerra sin cuartel. No tienen cara pero sí una fuerza descomunal, son quienes crean el mundo a su imagen y semejanza y no son dioses, no, sino las grandes compañías y sus intereses, los llamados lobbies.

Si hoy dejamos de consumir plásticos nos encontraremos con un grave problema en el ecosistema, ¡la madera!, de algún sitio tienen que salir los envoltorios y envases, pero además el petróleo al principio bajará de precio por la reducción de la demanda hasta que los “petrodueños” del oro negro, almacenen cuanto deseen y den la orden de restricción del crudo a los mercados. Cuando eso ocurra ¿el combustible se pondrá a 200 € el barril de Brent? No es más que un ejemplo. Sin embargo si forzamos a buscar soluciones intermedias encontraremos ese equilibrio tan necesario para hacer que la vida siga su curso dentro de un mundo sostenible, pero pasa primero por limpiar, reutilizar y reciclar en lugar de dejar de construir o destruir puestos de trabajo, ¿no les parece?

 

IKeee, ¡Ah! ¡Vaya desastre!

Si desea escucharlo,  pinche AQUÍ

IKEA, ¿el resultado de la ganadería mejor domada de la historia? Pues no se lo tome a broma, ¡no!, no lo es.

Hasta que punto puede llegar el individuo como tal y en colectivo es al menos sorprendente cuando de trata de seguir las huellas de las inhumanas costumbres del consumo, faltaría más. Tal como suena y es.

Nunca he sido un ejemplo a seguir en cuanto a corderitos y ovejitas se refiere. Siempre IKEAque veo algo o alguien trazando un camino busco el origen del porqué y hacia dónde me quieren llevar. Es de natural término la desconfianza que siento en esos sinuosos senderos en apariencia rectos, pero con las curvas señalizadas en pro y beneficio de las muestras y maneras para dejarnos los reales. Para quien no lo sepa, la cuarta parte de una peseta de las de antes o en su defecto 665,544 por pieza de a euro el viaje.

No sé cuántos puestos de trabajo se perdieron en su momento por la novedad de sentir a unos elementos soltándonos por narices el aliento del sueco en la nuca y nada tengo contra ese país, válgame el cielo que no, salvo la tasa de suicidios y algunas cosillas por el estilo. En España siempre hemos sido abiertos a consentir casi de todo, la paciencia derivada del sentido del humor tan nuestro, siempre han sido determinantes a la hora de probar cualquier cosa nueva, ¡pero oiga!, ¿a qué precio? ¿Se lo han planteado en firme alguna vez?

Luego nos quejamos de los salarios bajos, escasez de trabajo y de tantas paradojas, el martirio de las congojas, tanto que no damos abasto. Sin embargo mucho discutir arreglando la nación, pero en tomas de decisiones, ¡ninguna!, para la somera y magna costumbre de Andaqueylatomeotro.

De IKEA solo puedo decir que es una fábrica de ganado, un centro donde la neurología no necesita otro camino que recorrer esos pasillos de muerte a las libres neuronas para ir encadenándolas de grilletes invisibles en nuestro cerebro, cerebelo y a saber delikea 2  subconsciente. IKEA es un jardín de guadañas a las libertades, un centro especializado en crear cuerpos sin alma o almas con la misma imagen, todos son propietarios de la república de su casa, ¡manda cánones!, pero leches, ¡si en la mía soy el rey! Bueno, bueno, no nos engañemos, ellas las reinas y nosotros los consortes con suerte.

¡Compre usted una “bord” y se va a enterar de lo que es bueno! ¡Solo cuatro tornillos, oiga! Cuando se lleve el trozo de manera, las cuatro patas por separado con las tuercas, la llave fija al estilo de las viejas maneras de los chinos y la aterrante idea de los ingenieros “ikeanos”, se va a enterar de lo que vale un peine.

El peine, los riñones, la paciencia y ¡al carajo la vela IKEA, todo sus ingenieros, y al dueño! ¡Andayqueledén sin pomada! Bueno…, si la tienen y es de su propia marca, no digo nada, así sufren en sus propias carnes de las casi tres horas para colocar, ¡cuatro puñeteros tornillos!

Quizá se les olvidó incluir la mira telescópica con laser de alta precisión, niveles y contraniveles para instalar las patas. ¡A saber! Y encima, señoras, señores, damas, domos, damos, doncellas y donceles, hay que pagar el desencuentro con la vida de una fatídica mesa de infarto. ¿Y quién se hace cargo de los daños colaterales? Me refiero al cabreo, sudores y la cantidad de papel higiénico necesario para limpiar todo lo que en esos momentos se le pasa por los sesos en memoria del inventor de semejante empresa. ¡Tela!

En IKEA solo tienen una cosa buena, siempre lo he dicho, las velas pequeñitas, son baratas, van en grandes paquetes y son estupendas para el tiro al blanco con una escopeta de perdigones, siempre sabes dónde se queda el balín. Es lo único que vale de semejante insulto a la capacidad de quien piensa por libre y entiendo que eso es una falacia más de la vida, el vivo ejemplo de una empresa hecha a medida para conducir a las personas.

Por eso, vuelvo y lo repito, ayer solo hice un favor intentando acoplar lo imposible, ni fui, ni voy, ni volveré a ir jamás a donde no solo me sale carísimo, sino que destruye empleos, aborrega, tengo que utilizar mi tiempo, quieren meterme el sueco por sus derroteros y no sigo, tan solo les envío mis queridos y amables saludos y a por viento fresco.  

¿Ética en las grandes empresas?

¿Ética en las grandes empresas?

No es común que dedique mi tiempo a escribir o describir las formas y situaciones de algunas empresas, pero hay veces que no puedo con la soberbia y falta de humanidad que engendran, en especial cuando las personas pasan a ser simples números que conectan y mueven mercados, más si utilizan sus plataformas para vender los artículos humanos por definición, ¡a los libros me refiero!

Unos días atrás, tantos que se me hacen solo dos, leí un artículo en el New York Times que ayer mi querido hermano me recordó, y no era para menos, pues él es uno de esos clientes incondicionales de esa multinacionales que venden casi de todo en la red, y con esto quiero decirles AMAZON. El caso es que el menor de mi familia mostraba un digno y lógico cabreo por la falta de tacto de esta compañía con los empleados que sin desearlo, ¡pues seguro estoy y la mano en el fuego pongo!, nadie quiere adquirir por derecho una de esas enfermedades que te destrozan en vida y en muchas ocasiones te llevan al otro lado de celeste esfera, quiero decir con esto, que los enfermos de cáncer y otras patologías de iguales finales, son arrinconados en zonas especialmente adaptadas para que se vean como tales, y así ahorrarse los costes laborales que implican las ausencias por médicos, hospitalizaciones y otros desagradables menesteres, cuando ya no puedan más y su dignidad les pida…, que tienen que irse.

He ahí cuando se me enciende la sangre y digo, ¿hasta dónde?, ¿cuál es el límite?, ¿merece la pena?, ¿cómo se sentirán los dueños y altos ejecutivos en el final de sus días?, ¿tendrán conciencia?

Llega un momento en el que la ambición se transforma en uno de los peores pecados, y no por serlo, sino por lo que conlleva y destroza a lo largo del camino. Como ustedes ya habrán averiguado, me refiero a la avaricia. ¿Es necesario romper las fronteras de la ética para seguir creciendo sin parar?, ¿no hay un punto de equilibrio entre la ambición y el conjunto del bienestar social?, ¿no se dan cuenta que esas personas son parte del secreto de su éxito y además con toda seguridad…, sus clientes?

Mi conciencia me dice que no debo alimentar a esas corporaciones que además de enriquecerse de forma inmoral, luego evaden impuestos utilizando países de la misma Unión. ¡Vaya tela!, y nosotros comprando y colgando nuestros libros en el centro del expolio universal del bienestar social, ¡qué pena!

De la misma forma que castigamos a las petroleras por sus abusos, creo que deberíamos hacer lo mismo con dichas infraestructuras creadas para sumar capital a costa de la dignidad y los empleos de los demás. ¿Están de acuerdo?, al menos de forma temporal, pero quizás, casi con toda probabilidad la gran mayoría…

Tengo por costumbre ponerme al otro lado de la ventana o si lo prefieren, los zapatos del afectado y…, ¿saben cuál es el resultado?, ¡sufrimiento!, así es. Si fuera mi caso o el de algunos de mis familiares y amigos, le sangre me quemaría todo el cuerpo, y es que si ustedes me lo permiten, estas inhumanas empresas dependen precisamente de nosotros, ya sea como proveedores o clientes, ¡que más da! y lo más importante, señoras y señores, ¡de las redes sociales!, así que visto el caso, hoy me doy el lujazo de soltar la piedra caliente en cada uno de ustedes, para que unidos todos demos lecciones a quienes no sepan entender de ética y moral, que la frontera no deben ponerla ellos, sino quienes les enriquecemos.

Si esto ya es grave, ya me dirán del futuro que le espera a las miles de empresas y autónomos que viven de la cesta, ¡sí!, no tienen suficiente con tener en su carta de productos casi de todo, sino que además ahora pretenden atacar el sector de la alimentación, y eso, queridos amigos, ¡no debemos permitirlo!, porque entre otras cosas, son millones de puestos de trabajo los que están en juego.

No me tachen de nacionalista, que por cierto, ¡lo soy!, ¡faltaría más!, canario, madrileño, catalán, castellano, andaluz, gallego, asturiano, extremeño, levantino, mallorquín,  cántabro, vasco, murciano, maño, riojano ¿se me olvida algo?, claro que sí, ¡Europeano!, y suena mal el condenado, pero al final es lo que nos van a dar si no nos tomamos estas cosas con seriedad, ¡sí!, fíjense en lo que no es correcto del gentilicio, ¡por ahí, por ahí!

Amén de la broma, es como lo veo y sin embargo, otros dirán o simplemente pensarán lo de siempre, ejecutando esa famosa frase que dice, ¡a mí no me afecta!, ¿no es así!, pero lo hará, pueden estar seguro de ellos, porque cuando estas macroempresas con saco sin fondo sean las propietarias de toooooodos nosotros, llegará el momento en el que tendremos que cantar a viva voz, ¡qué pare el mundo, que me quiero bajar!