Archivo de la categoría: Crítica política

¡PODEMOS SE NIEGA A LA DONACIÓN A SANIDAD de 320 M/€!

No tolero la hipocresía, ¡no puedo con ella!, intento apartarme de la política y no me dejan, ¡vive Dios que no!

Hoy salta a la palestra la negativa de PODEMOS a las donaciones de Amancio Ortega a la Seguridad Social para investigar contra el cáncer y van, ¡porque les sale de sus churrifláuticos! y dicen que no. ¡Oiga!, que 320 millones de € son una limosna.

Manda cánones y canónigos, ¡de comer!, que con la iglesia esto nada tiene que ver, o sí, quizá con el Iglesias y sus ilustradísimos, que se tercian según el interés que le viene en gana, unas veces por peteneras y otras, otras por las estupideces de quienes dicen y tratan semejantes barbaridades. ¿Cuánto dona usted?

¡Leches!, ¿es así cómo ese partido quiere ganar las elecciones?, jajajaja. Van por muy buen camino, mira por dónde aún no había incluido a esa organización como tal en Andayquelesdén y la comarca de la Joda y hoy por sus santos honores, ¡perdón!, llamémoslo de otras reales maneras, o mejor dicho…, en su imaginación lo dejo, toman la decisión de intentar evitar que un señor que se ha ganado y labrado un futuro a base de trabajar duro y saber estar, no done una burrada de dinero para la investigación de la enfermedad que más personas de este país se lleva de recuerdo al cementerio.

Señor Iglesias, hasta la fecha no me había metido en estas varas, y pardiez que veo que no me queda otro remedio que enseñarle las picas de los tercios, ¡perdón!, que usted va a botellines. Tanto decir que no, y ahora es en la política quien más gana, ¡hostias caballero!, que la sensatez es lo primero o…, ¿me asegura que si a sus padres, hijos cuando los tenga o si ya vinieron, les negaría que entraran esos dineros para intentar paliar ese triste final?, ¡la muerte y sufrimiento por tan duro avatar! A estas horas de la noche, ¡todo me lo creo!, pero claro, seguro que por delante nada se vería, todo se haría por detrás. ¿Es así señor catedrales?

Que le pregunten a todas esas familias que han perdido a seres queridos y visto la terrible cara de la guadaña. A mí por ejemplo, y a tantas personas de su propio partido que conozco y ahora se estarán acordando de su…, ¡use buen papel higiénico y llévelo en abundancia, que lo necesitará! ¿Capisce?

¡Manda narices!, aún no me lo puedo creer y mañana según vea las estadísticas dará un giro al revés, como con Puigdemont, ¡tela, tela, tela y el telón de Aquiles!, ¡vaya que se me fue!, era el talón, pero igual me da, tal cual al profesor de universidad, que más parece un efímero vendedor de a tres y a cuarto la mitad, que un político de honestidad.

¡Qué pena y qué fatalidad de ruiseñor!

Para cotejar la realidad:

PODEMOS hace asco a la donación a Sanidad

Podemos se niega a aceptar la donación para Sanidad

Anuncios

MI QUERIDA CARMENA

Sorprendido y cabredo me tiene usted señor alcaldesa, ¡y no soy el único!, ¡vive su Dios que no! Ya es de prever que aquellos que defienden los intereses y derechos de los demás, no lo hagan, ¡con dos cánones Carmena!, los que usted tiene y está demostrando.
Demagogia e hipocresía de la misma mano, ¡válgale su cielo que sí! y no es para menos, pues a mi entender cuando los impuestos no se reparten en su justa medida y proporción, podríamos decir…, que se crean y aumentan las diferencias sociales, muy en especial si el valor de la tasación es el mismo para los de abajo que para los supremos. ¿No le parece?

Hoy hablando con un simpatizante de vuestra majestad, de esa siniestra rancia, añeja y radical que aún queda por ahí, de la misma forma que la diestra, ¡que a mí me da igual!, ¡le doy estopa a uno y otro lado, y hasta el palo de enmedio de la balanza si fuere necesario!, pues no tengo afinidad con partido político alguno, sino un acuerdo sumarísimo con la imparcialidad de mis atributos, ¡duros como el acero y cabezones! y la lógica de la igualdad dentro de lo que es un mundo capitalista, pues no creo en los que están constituidos por masas de funcionarios y dictadores…, el resto se lo dejo para el final, mientras, sigo por la harina del otro costal.

Le decía que está generando, incrementando y provocando una brecha aún más importante que la actual, esa enorme diferencia se empieza a ver en Madrid. ¡Pa matarme!, y yo que pensaba que usted iba a ser la próxima Tierno Galván, de esta manera la bauticé cuando llegó al ayuntamiento. ¡Qué tristeza!, ¡mamma mía!, ver, sentir y palpar cómo quien puede ayudar a que reducir esas dramáticas desigualdades,  no lo hace, sino que para más INRI, ¡las aumenta!

No solo se ha conformado con pintar una cantidad de zonas de aparcamiento de azul al verde color del bolsillo, que ya no es el de la esperanza, sino la transmutación del tinte y representación de los bellos sueños por el de los euros de a cien. ¿No le parece? Castiga subiendo la tarifa y alzando los precios de los vehículos con más años. No lo hace usted donde debe, sino como siempre con quien no le llega o tiene los medios tan carismáticos como el de la sonrisa de un esmeralda billete. ¿No se da cuenta?

Mire usted señora regidora de la izquierda capitalista de los madriles de la hipocresía. Ha impuesto por sus santos decretos y laureles un muro fabricado a conciencia, ¡no es visible al frente!, como el que quiere construir Trump, ¡no!, este es sutil, tanto como la vida misma, ha creado una frontera enorme para aquellas familias que siendo trabajadoras ahora no pueden acercarse a absorber y alimentarse de lo que es de todos, la cultura, pintura, arquitectura y el arte en general, ¡así es!

¡Dígame!, si es capaz de forma lógica y fehaciente, porqué no utiliza los derechos emisión como debería ser, es decir, penalizando no solo los vehículos antiguos sino aquellos que por su cilindrada contaminan mucho más que estos, ¡ojo, que hablo de turismos! ¿Lo ve, palpa y siente? Si no saben hacerlo sus colegas o no quieren trabajar, llámeme a mí, ¡qué de eso sé un rato señora!

… hoy hablando con un colega de su mismo partido y condición, va y me dice que soy un fascista, ¡oiga, oiga!, ¿pero esto qué es? ¿Ahora los fascistas somos los que estamos de acuerdo con las políticas que favorecen a quienes la necesitan?, ¡jajajaja! ¡Vaya, vaya tela!, y resulta que la realidad es que la izquierda radical y añeja es la capitalista. ¡Manda cánones!, pero a la usanza del viejo estilo de la derecha extrema, siempre según sus alegorías, plegarias y miles de artimañas de la jerarquía de la farisea sociedad en la que vivimos.

Señora Carmena, ¡hoy le hago los honores!, a usted y a los socios de su condición por mis crueles caprichos, ¡ya son arte y parte de Andayquelesdén y la comarca de la Joda!, ¡vaya que sí! Bienvenidos al tribunal del pueblo. ¡Enhorabuena!, que con sumo derecho se lo han ganado.