Archivo de la categoría: Sátira

¡¡¡FELIZ “ANO” NUEVO DE LA ESPERANZA 2019!!!

¡Feliz Ano Nuevo de la Esperanza!, tal cual reza, se lee y baila. No porque sea malo, en absoluto, sino por las crueles fechas que se avecinan.

Caldo de cultivo de carne porcina. ¡Ya sabe usted!, primero el animal, luego el embutido y al final manitas de “presunto” a la brasa o guisadas, como mejor les plazca y no es por nada, sino por los tiempos venideros de los que espero perniles bien curados que del añejo y rancio…, ya tenemos bastante.

Así pues es un año de bonanzas, como siempre dicta la norma de quien se implica en dar discursos a mansalva defendiendo por derecho, lo que suyo cree por decreto, e implica para ello a quien se deja llevar por la bondad de su fe, ¡o a saber!, quizá sus maquillajes Imagen5bien lucidos a base del 3 y tiro por que me toca al 25%.

Curiosa felicitación para el ano en curso, ¡cierto!, y es que por amor a todos mis vecinos, los de este pueblo y el resto de la nación, he decidido darle un toque de la Santa Unción de los que se untan de unos a otros para defender los bolsillos de los pudientes políticos.

Con ello le digo que en realidad espero el bienestar de todos los seres humanos y de los animales también, salvo de esos que sirven para rellenar las tripas del cerdo, para ellos deseo el consuelo de unas rejas bien armadas y rodeadas de muros y puertas bien selladas sin calefacción, piscina, gimnasio…

En unos meses estaremos escuchando versos de amor, poemas que garantizan que el sol no se va a ir de noche y que la luna siempre estará llena…, y esas cosas, ya saben. Es muy viejo, pero…

Que la esperanza nos sostenga, que no hay mal que por bien no venga, primero nos dirán y luego, ¡ay luego!, por la honra nos darán.

Y si ve un burro volando, no se preocupe, es natural, tan solo es el efecto de la hipnosis de la temporada que viene.

Y ahora sí, espero deseo y quiero que las farmacias bajen el precio del Hemoal, ya que nos van a dar, ¡que al menos duela poco!

 

¡¡¡FELIZ AÑO NUEVO 2019!!!

¡¡¡EL DE LA ESPERANZA!!!

 

Con todo mi cariño y respeto a quienes aman la vida tal cual viene, pero son capaces de cambiar el rumbo del panorama actual en beneficio del interés general, ¡el de todos!

Anuncios

¿Sabes de dónde es ese cielo Puigdemont?

¿Sabes de dónde es ese cielo, Puigdemont?

Curiosa es la pregunta, pero tiene su celo, supongo que será suyo y nada de los demás.

Hoy me han enviado dos cosas que me han sorprendido, la primera es un reportaje sobre le Madrid flamenco, curioso, pues a pesar de haber nacido en tierras tan castigadas por mentecatos y malnacidos que a todos nos meten en el mismo saco, debo decir que siempre he reprendido a quien por el camino presumía de capitalidad y lo digo con todas las de la Ley, pues no hay más nefasto y absurdo sentimiento que sentirse de un sitio en concreto. ¿Qué hay con todos los demás?, esos donde sus gentes nos han enseñado sus dotes, sentimientos, historia y maneras, o lo que sea, ser de un punto, es lo que se lee, escucha y suena, ¡un puñetero punto!, pero…, quizá por la sensibilidad de tanta cizaña y maña para la guadaña que nos viene a quien por estos lares hemos puesto asiento a las posaderas, el reportaje me hizo sentir feliz, muy feliz, ahí se lo dejo. Madrid.
No es todo, la misma persona me envió el himno nacional de las Españas con letras muy bien armadas y lo primero que por mis sesos pasó, no era otra cosa que… “será un ultra de la derecha”.
Ahora me estoy fustigando a duros castigos, porque España no es de ningún partido, es y somos…, ¡todos!, les guste o disguste, y digo, ¡que se la envainen quienes pretenden levantar palacios a base del duro trabajo y sentimientos de los demás!

Y sigo…
Hay quien piense que el membrillo que ocupa el lugar de la escoba oculta en Alemania, es mejor que el resto, y yo les confirmo y afirmo, ¡nada más incierto”, pues “el que no puede conseguir un objetivo entre muchos se busca la vida para destacar entre pocos”, por lo tanto esos arios de a media pela, si es que llegan a los dos reales de hoy me refiero, son los seres inferiores y como tal, están tratando al resto de una región europea y española como les viene en gana.
No sé qué decir del presidente de éste gobierno, quizá que para el sector económico, sí vale…, pero oiga señor Rajoy, si a mí, unos papanatas de esa entidad me dicen que ponga la fecha y hora, le doy mi palabra que se encuentran mis duros y forjados cánones en estas tierras, dándoles a elegir las armas, ¡vive el Cielo que sí!, que ya se las meteré por donde menos se lo esperan ¡y ojo!, que por detrás no, no sea que les guste y luego haya que buscar un batallón para dar conformidad a los placeres de quien presume de lo que es, siendo malva política de cementerio.
De manera que tome el mango de una punyetera vez y dele la vuelta a esa sartén, pues el agravio que estos días hemos sufrido los que somos de bien, merece unos barrotes sin piscina, vajilla o jardines, solo una bacinilla…, ¡y con suerte!, la misma donde han de comer, pues quien juega con cuarenta millones de personas siendo solo dos y un cuarto tan solo por sus propios bolsillos, no merece más que ser animal de sitio húmedo, fétido y encerrado. El Himno de España, qué bonito con esa particular letra.

Y ahora señor Puigdemont, dígame de quién es ese inmenso cielo, ¡por favor!

Y ya por último y para aprender, un auténtico humanista: CANTINFLAS con mayúsculas.

Voilé.

”La Puta i la Ramoneta…”

Y de qué manera, señoras y señores, jóvenes y ancianos,  que nos vienen las ollas llenas de malandrines y muchos marranos.

De cuadrúpedos no va la cosa, sino de malajes que venden la misma mentira tras otra, de soberbia y malicia, ¡no de una rosa!

“Un clavel i pau” dice la Ramoneta. Mientras, por la noche te da una de aguardiente a base de la misma flor enseñando la teta. Quizá caiga con esta y no sea necesario que me la meta, y así…, de esta manera llevábamos años hasta que un día el padrino Pujol dijo…, ¡basta de putas i Ramonetas!

Se ve que jugar tanto tiempo, agota. El caso es que si pensábamos que esa época de tiqui-taca con dos caras se había pasado, la de la víctima y verdugo, acosado y acosador, embaucado y cuentista, filibustero y falaz, timador y engañado, chantajista y aprovechado…,  todo en la misma persona y solución, pero y viendo lo que cada día escucho y leo en las noticias de los medios, todo sigue como antes, ¡tal cual se plasma, siente y ve!

Podríamos decir que la puta se va en el 155, i la Ramoneta vuelve en él, en este caso no es el autobús, ni el décimo de la lotería, sino del artículo que viene y va, como si la Constitución fuera familia de las dos caras de la misma moneda. ¡Manda Ramonetas!, que todo hay que sufrirlo como si fuera el destino de una obra de teatro en la que Lope pondría las consonantes y Quevedo las asonantes de la irregularidad.

-¡Esto va pa largo! –díceme el instinto. Siento una impresión extraña, ninguno quiere pagar y los dos meten mano al bolsillo, ambos se enzarzan en palabras dulces y en apariencia descaradas, pero de empujones, ¡ná!, que eso no es de Ley en un estado de derecho, mejor el circo y de paso recibimos aplausos sin salir maltrechos.

Y así va la cosa, Don Quijote viendo cómo su amada Dulcinea pasa de ser Caperucita, Sancho en retaguardia estudiando los movimientos y Cervantes que si estuviera vivo en estos tiempos…, de esta descabellada cloaca sacaba buena tajada, quizá otra estrella para el firmamento.