Archivo de la categoría: Sátira

Útil o inútil…

A viva voz 

Útil o inútil…, libre o esclavo, independiente o cautivo, emancipado o sumiso. Sinónimos de desenvueltos y atrevidos con los antónimos que refleja una gran cantidad de personas en estos tiempos que corren. No es lo mismo estar supeditado a tomar decisiones según se ve el horizonte.

No es una sátira, es un reflejo en el espejo para todos, el contenido o la botella, la sabia o el recipiente, metáforas para definir cómo somos y si en verdad queremos y deseamos seguir siendo así.

Este año y en julio hace ya 80 años que se acabó el desastre de ambas partes, de las dos que se enfrentaron en una encrucijada de la que todos nos sentimos parte, pero es Imagen1.1curioso, una gran cantidad de esas humanas conciencias desconoce el origen, las crónicas del desastre y cómo no, la historia.

Tuve la suerte de conocer a mis abuelos, otros no pudieron, lo he dicho en numerosas ocasiones, uno franquista, el otro republicano y de los que se jugaba el cuello llevando comida a los maquis y ambos coincidieron en dar el mismo argumento sobre aquellos terribles tiempos: “fue un error, una catástrofe, todos perdimos”.

Me pregunto y ahí lo dejo…, si usted hubiera atravesado y sufrido los reveses de la guerra, ¿querría que sus hijos, nietos y demás generaciones volvieran a pasar por las mismas calamidades y sufrimientos o por lo contrario desearían la paz y hermandad?

Pero…, lo de siempre, Cesar, a Julio me refiero, ya utilizaba las técnicas de divide y vencerás para luego llegar con su famosa frase, “vini, vidi, vinci”, vine, ví y vencí. Qué curioso, son las mismas reglas que se utilizan en la política, si quieres ser parte del pastel, divide y ganarás muchos cuartos.

Estos meses hemos visto cómo caía el que presumía de vivir en una ermita en su pueblo y se compró una catedral en la sierra, a Iglesias me refiero, ¡cómo no! Goebbles y StalinImagen1.2 como maestros, un nazi y un comunista, lo mismo que Robba, el elemento denunciaba a voces a quienes contrataban en negro y resulta…, ¡vaya!, el resultante ha demostrado que él es el primero en no abonar esas cuotas de las seguridad social, sin nombrar su casa en plena calle Serrano, ¡sí, en pleno barrio de Salamanca he dicho!, la calle más cara junto con Goya en Madrid. Eso sin contar el Monedero que se las trae y cómo no, a Errejón, comunista acérrimo y resulta que ahora, vista la separación de su amistad de siempre, decide que no, que ahora es socialdemócrata, ¡con dos de Quevedo a Góngora!, ¡tela!, pero…, es natural, defienden sus lentejas, ¡perdón!, quise decir langostas y marisco fresco bien regados de caldo de reservas en condiciones y claro, es lógico.

Sigamos, pierdo el sentido escribiendo las paracongojas del abismo.

Imagen1.3Es ahora cuando debemos pensar en frío, en paz, dejar el corazón a un lado y sintetizar la información con los resultados, para calcular el peso en cada plato de la balanza. Es, a mi entender, la mejor de las maneras para tomar decisiones. Ya sabemos que quien defiende sus bolsillos en terrenos de política lo hará a base de muchos «burros volando», (significado según la RADLS), quiere esto decir, de cosas imposibles de cumplir pero con un añadido, los vuelcos del corazón o si me lo permiten, estimular las emociones a base de arengas y patadas en los pudientes de los pertinentes que lo aguanten.

En castellano del de hoy, nos van a coser a base de mentiras pegadas de dulces versos, falacias escondidas en hazañas imposibles, recursos de quien no sabe orar y sí levantar las pasiones.

Por ello, en especial a los chavales que reciben información constante sin constatar, decirles quiero que no se dejen llevar por esos falsos dioses del futuro, pues lo que buscan, es el suyo, no el tuyo.

Hace años que salvo en los pequeños ayuntamientos falta vocación de servicio y sobra ambición de poder, no es virtual, es el fruto del zumo que cada día nos bebemos.

No entiendo el comunismo, amen de comprobar en reiteradas ocasiones que no funciona, sin embargo también debo decir que el capitalismo actual tiene las bases sentadas sobre el fuego. El neoliberalismo es el cáncer de páncreas de nuestra sociedad. Imagen1.4La especulación sin Ley nos está llevando a esos terrenos farragosos en los que se entremezclan las simientes del descontento, crea excesos en las diferencias sociales tan bestiales y arraigados que destruye todo aquello por donde pasa. Venezuela es una muestra, aquí a punto hemos estado de sucumbir, y no es de extrañar, todo lo contrario, es de lógica simple, dos y dos son cuatro.

El perdón o rebajas de impuestos a las grandes compañías, la fuerza con las que estas se desenvuelven, la falta de alianza entre naciones y continentes para evitar su presión, las opas hostiles de una empresilla que compra una gran compañía, los fondos buitres, la misma bolsa, las monedas electrónicas…, son tantos los factores que alteran el producto que si no actuamos todo se irá por bulerías y fandanguillos, pero no de Triana, sino de miseria y corazones partíos.

Por ello y si de verdad quiere que cambie el panorama en beneficio del interés de todos, el general, olvídese de la guerra, olvídese de quienes dividen para ganar y piense en la utilidad, rompa esas cadenas, un voto cautivo es un voto inútil, un voto que cambia es un voto en pro y beneficio de la sociedad y la garantía de expulsar la corrupción. Hoy te pongo y mañana te quito, así debe ser.

En un estado democrático no tiene sentido actuar y ser esclavo de un partido político, ¡salvo que le pague!, son muchos los comprados pero nosotros, damas, doncellas, caballeros y donceles, la inmensa mayoría.

Si este mensaje llega a los diez mil lectores, es muy posible que ese cambio se produzca.

Y recuerde, es nuestro deber destapar todas las noticias falsas que durante los próximos días nos vamos a encontrar.

¡Un enorme y fuerte abrazo!

A la sociedad protectora de animales…

A la sociedad protectora de animales me dirijo, faltaría más, es necesaria la ayuda incluso de partidos animalistas para proteger algunas especies en peligro y lo pido por favor. Cada vez quedan menos bípedos de a pie con dos patas, algunos y en raras excepciones, a tres, como el que todos hemos visto en Whatsapp. Por ello apelo a esos corazones extraordinarios que tanto luchan por la protección de perros, gatos, tortugas, pájaros y todo lo que cabe en el arca de Noé, para que de una vez por todas se ocupen de un ser que va a desaparecer, ¡el hombre!

Sin ambigüedades, como es natural, me refiero a los varones que siendo lo que son, siguen el patrón de la vieja escuela de los caballeros, suelen abrir las puertas, ceder el paso o el asiento, ayudar con un abrigo y hasta a veces, ¡no sé, si decirlo!…, creo que no es bueno, pero qué más da, ahí va… ¡aúllan, ladran, maúllan, graznan o pían versos al aire con un destino!, la felicidad de a quien van dirigidos.

«En pluma de guerra», ya lo comenté y sigo el patrón de la mía y nuestra defensa, la de quienes seguimos siendo personas de a pie buscando la cordialidad y las buenas maneras para ver una sonrisa que invite a quien lo recibe, a vivir la magia de tiempos pasados.

Pero…, tal cual veo el camino, un verso de lisonjas solo tiene un destino, los bocados de las lenguas en desatino de esas asociaciones que por interés, ven la bondad como un pecado y al bueno, como un verdugo.

Está ocurriendo lo mismo que con los gays y lesbianas. Ya en el 2016 se dieron cuenta y abandonaron Madrid después de su fiesta, y es normal, bien es sabido que todos los políticos se apuntan a la ola según les viene en voto. Los mismo está ocurriendo con esas pocas y pocos que manejan los tejes y direjes de la actualidad utilizando a las señoras o señoritas en función de su facultad de sus intereses creando diferencias sociales entre las y los, tan importantes.

No es para menos, créanme. Amen de la exposición anterior ahora aprovecho y me dirijo al Tribunal Supremo y cómo no, al Defensor del Pueblo, son dudas que reflejan la inquietud de una gran mayoría de la  población, incluso de perfiles del color de violeta. ¡Manda narices!

La pregunta es simple. Imaginemos un escenario natural y mil veces visto. Antes un hombre recibía una manita en el carrillo, con o sin causa, normalmente originado por los dolores asociados en la frente de la dona, y éste, en lugar de cabrearse, aguantaba como varón, con dos de lo que nos están quitando sin decir esta boca es mía. Pero ahora veamos, las cosas han cambiado unos tercios y unas cuantas varas, quizá unas cajas. Una cosa es el bofetón de toda la vida y otra, Señoras y Señores del Tribunal Supremo, Señorías, el efecto perfecto para meter un gol con el esférico en un terreno de juego dirigido a las naturales partes de un individuo.

Vista la sentencia, el personaje recibe la estima de un pie con 8 o 10 “bares” de presión de a codo, ¡y claro!, se le escapan los cinco dedos a mano abierta sobre el carrillo que ahí estaba esperando el momento.

Quien recibe los amores con tanto celo, devuelve el talento con los nudillos del puño cerrado sobre a saber qué parte de la jeta del caballero y como resultante…, la condena duplica el tiempo del individuo sobre quien inició la contienda.

Creo que algo me pierdo…, fue al revés, primero nudillos, mano abierta y luego frenazo en seco del zapato en la entrepierna del afectado.

Si tal es la cuestión y en cualquiera de los formatos establecidos, debo entender que en ese caso, es decir, si una fémina en estado de coraje, con o sin motivo, me propina un golpe de timón de 10 ó 12 mil kJ/h con el calzado, sea o no una respuesta en función de la luna y sus paisajes sobre esas partes tan delicadas que llevamos los varones entre las piernas…, ¿debo apartar los cánones a tiempo por si la dama o doncella se hace daño en los dedos y me acusan de tener los valores muy duros?

Comprendan que las dudas son pertinentes a las realidades del continente y cómo no, al contenido de la operación, no hay mala fe en la expresión, sino la necesidad de saber dónde está la equidad en el flujo de la fuerza y las maneras de recibir el aplauso en los fandangos que tantas alegrías han y seguirán generando, ¡perdón!, si sigo con ellos, por supuesto, pues a este paso es mejor ser eunuco que un santo caballero. ¿No les parece?

Generalizar nunca fue bueno, es uno de los grandes errores del ser humano, por ello y si les place, Señorías, ruego tengan en cuenta las desesperanzas de inocentes que sin saber ni cómo, porqué, ni cuando, arrastran sus impertinentes condenas…, con ello hablo de los dos géneros.

Un cordial y sincero saludo

P.D.

Por cierto y quede constancia de ello; reprocho y condeno con severidad la violencia, igual me da de un lado que de otro, no la entiendo, salvo y como es menester, en caso de defensa. En ocasiones hay sanciones que superan la lógica del derecho de las Leyes naturales establecidas, en especial si de equidad de valores humanos estamos hablando. Es mi más sincera y humilde opinión.

¡¡¡FELIZ «ANO» NUEVO DE LA ESPERANZA 2019!!!

¡Feliz Ano Nuevo de la Esperanza! Tal cual reza, se lee y baila. No porque sea malo, en absoluto, sino por las crueles fechas que se avecinan.

Caldo de cultivo de carne porcina. ¡Ya sabe usted!, primero el animal, luego el embutido y al final manitas de “presunto” a la brasa o guisadas, como mejor les plazca y no es por nada, sino por los tiempos venideros de los que espero perniles bien curados que del añejo y rancio…, ya tenemos bastante.

Así pues es un año de bonanzas, como siempre dicta la norma de quien se implica en dar discursos a mansalva defendiendo por derecho, lo que suyo cree por decreto, e implica para ello a quien se deja llevar por la bondad de su fe, ¡o a saber!, quizá sus maquillajes Imagen5bien lucidos a base del 3 y tiro por que me toca al 25%.

Curiosa felicitación para el ano en curso, ¡cierto!, y es que por amor a todos mis vecinos, los de este pueblo y el resto de la nación, he decidido darle un toque de la Santa Unción de los que se untan de unos a otros para defender los bolsillos de los pudientes políticos.

Con ello le digo que en realidad espero el bienestar de todos los seres humanos y de los animales también, salvo de esos que sirven para rellenar las tripas del cerdo, para ellos deseo el consuelo de unas rejas bien armadas y rodeadas de muros y puertas bien selladas sin calefacción, piscina, gimnasio…

En unos meses estaremos escuchando versos de amor, poemas que garantizan que el sol no se va a ir de noche y que la luna siempre estará llena…, y esas cosas, ya saben. Es muy viejo, pero…

Que la esperanza nos sostenga, que no hay mal que por bien no venga, primero nos dirán y luego, ¡ay luego!, por la honra nos darán.

Y si ve un burro volando, no se preocupe, es natural, tan solo es el efecto de la hipnosis de la temporada que viene.

Y ahora sí, espero deseo y quiero que las farmacias bajen el precio del Hemoal, ya que nos van a dar, ¡que al menos duela poco!

¡¡¡FELIZ AÑO NUEVO 2019!!!

¡¡¡EL DE LA ESPERANZA!!!

Con todo mi cariño y respeto a quienes aman la vida tal cual viene y son capaces de cambiar el rumbo del panorama actual en beneficio del interés general, ¡el de todos!

¿Sabes de dónde es ese cielo Puigdemont?

¿Sabes de dónde es ese cielo, Puigdemont?

Curiosa es la pregunta, pero tiene su celo, supongo que será suyo y nada de los demás.

Hoy me han enviado dos cosas que me han sorprendido, la primera es un reportaje sobre le Madrid flamenco, curioso, pues a pesar de haber nacido en tierras tan castigadas por mentecatos y malnacidos que a todos nos meten en el mismo saco, debo decir que siempre he reprendido a quien por el camino presumía de capitalidad y lo digo con todas las de la Ley, pues no hay más nefasto y absurdo sentimiento que sentirse de un sitio en concreto. ¿Qué hay con todos los demás?, esos donde sus gentes nos han enseñado sus dotes, sentimientos, historia y maneras, o lo que sea, ser de un punto, es lo que se lee, escucha y suena, ¡un puñetero punto!, pero…, quizá por la sensibilidad de tanta cizaña y maña para la guadaña que nos viene a quien por estos lares hemos puesto asiento a las posaderas, el reportaje me hizo sentir feliz, muy feliz, ahí se lo dejo. Madrid.
No es todo, la misma persona me envió el himno nacional de las Españas con letras muy bien armadas y lo primero que por mis sesos pasó, no era otra cosa que… “será un ultra de la derecha”.
Ahora me estoy fustigando a duros castigos, porque España no es de ningún partido, es y somos…, ¡todos!, les guste o disguste, y digo, ¡que se la envainen quienes pretenden levantar palacios a base del duro trabajo y sentimientos de los demás!

Y sigo…
Hay quien piense que el membrillo que ocupa el lugar de la escoba oculta en Alemania, es mejor que el resto, y yo les confirmo y afirmo, ¡nada más incierto», pues «el que no puede conseguir un objetivo entre muchos se busca la vida para destacar entre pocos», por lo tanto esos arios de a media pela, si es que llegan a los dos reales de hoy me refiero, son los seres inferiores y como tal, están tratando al resto de una región europea y española como les viene en gana.
No sé qué decir del presidente de éste gobierno, quizá que para el sector económico, sí vale…, pero oiga señor Rajoy, si a mí, unos papanatas de esa entidad me dicen que ponga la fecha y hora, le doy mi palabra que se encuentran mis duros y forjados cánones en estas tierras, dándoles a elegir las armas, ¡vive el Cielo que sí!, que ya se las meteré por donde menos se lo esperan ¡y ojo!, que por detrás no, no sea que les guste y luego haya que buscar un batallón para dar conformidad a los placeres de quien presume de lo que es, siendo malva política de cementerio.
De manera que tome el mango de una punyetera vez y dele la vuelta a esa sartén, pues el agravio que estos días hemos sufrido los que somos de bien, merece unos barrotes sin piscina, vajilla o jardines, solo una bacinilla…, ¡y con suerte!, la misma donde han de comer, pues quien juega con cuarenta millones de personas siendo solo dos y un cuarto tan solo por sus propios bolsillos, no merece más que ser animal de sitio húmedo, fétido y encerrado. El Himno de España, qué bonito con esa particular letra.

Y ahora señor Puigdemont, dígame de quién es ese inmenso cielo, ¡por favor!

Y ya por último y para aprender, un auténtico humanista: CANTINFLAS con mayúsculas.

Voilé.

”La Puta i la Ramoneta…»

Y de qué manera, señoras y señores, jóvenes y ancianos,  que nos vienen las ollas llenas de malandrines y muchos marranos.

De cuadrúpedos no va la cosa, sino de malajes que venden la misma mentira tras otra, de soberbia y malicia, ¡no de una rosa!

“Un clavel i pau” dice la Ramoneta. Mientras, por la noche te da una de aguardiente a base de la misma flor enseñando la teta. Quizá caiga con esta y no sea necesario que me la meta, y así…, de esta manera llevábamos años hasta que un día el padrino Pujol dijo…, ¡basta de putas i Ramonetas!

Se ve que jugar tanto tiempo, agota. El caso es que si pensábamos que esa época de tiqui-taca con dos caras se había pasado, la de la víctima y verdugo, acosado y acosador, embaucado y cuentista, filibustero y falaz, timador y engañado, chantajista y aprovechado…,  todo en la misma persona y solución, pero y viendo lo que cada día escucho y leo en las noticias de los medios, todo sigue como antes, ¡tal cual se plasma, siente y ve!

Podríamos decir que la puta se va en el 155, i la Ramoneta vuelve en él, en este caso no es el autobús, ni el décimo de la lotería, sino del artículo que viene y va, como si la Constitución fuera familia de las dos caras de la misma moneda. ¡Manda Ramonetas!, que todo hay que sufrirlo como si fuera el destino de una obra de teatro en la que Lope pondría las consonantes y Quevedo las asonantes de la irregularidad.

-¡Esto va pa largo! –díceme el instinto. Siento una impresión extraña, ninguno quiere pagar y los dos meten mano al bolsillo, ambos se enzarzan en palabras dulces y en apariencia descaradas, pero de empujones, ¡ná!, que eso no es de Ley en un estado de derecho, mejor el circo y de paso recibimos aplausos sin salir maltrechos.

Y así va la cosa, Don Quijote viendo cómo su amada Dulcinea pasa de ser Caperucita, Sancho en retaguardia estudiando los movimientos y Cervantes que si estuviera vivo en estos tiempos…, de esta descabellada cloaca sacaba buena tajada, quizá otra estrella para el firmamento.