La debacle en Catalunya.

Ayer domingo pudimos ver hasta qué punto pueden llegar los políticos para manejar a sus anchas a quien cree en ellos. Una imagen perfecta del panorama actualidad que refleja ni más ni menos la realidad del que no escucha y solo atiende en una sola dirección.

Llamamientos a los anárquicos y supuestos anarquistas de todo el mundo, una proeza en comunicación, ¡tengo que reconocerlo!, miles de personas de todas las partes del planeta defendiendo lo que no conocen como si la vida les fuera en ello y llenando las calles de Barcelona y otras grandes ciudades de la senyera.

No es que se viera venir, ¡no!, estaba cantado lo que ocurriría si los mossos de escuadra no acudían al trabajo que se les había encomendado,  órdenes del Tribunal Constitucional de Cataluña y de su ministerio, ¡ojo!, el que abona esas sabrosas nóminas tan altamente remuneradas con respecto a sus homólogos de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, estos dos últimos cuerpos, en mayúscula, bien se lo merecen después de haber aguantado con proeza y sorpresa, cómo muchos padres ponían delante a sus hijos, o éstos colocaban al frente a los ancianos, ¡ver para creer!

Los mossos eran los únicos que podían evitar el desastre, pero no, faltaron al Tribunal Constitucional y mordieron la mano de quien les mantiene, el resto de España.

La sensación que me llevé fue emocionalmente dolorosa, Cataluña es una tierra que siempre he visitado y querido, una segunda casa, pero lo que pude ver ayer, ¡no lo es! El odio con el que se ha impregnado el ambiente es letal, el fétido olor de quienes sueltan lo peor de sí mismo para afectar a los demás. Esperpéntico y espantoso.

No hubo una llamada a la cordialidad, sino una respuesta meditada por parte del gobierno de la Generalitat, contundente con sus maneras, “que los mossos no acudan, nos interesa la brutalidad policial para vender Catalunya en el exterior”. Supongo que son las palabras de Puigdemont o de cualquiera de los dirigentes de esa tierra, señoras y señores, ahora estarán satisfechos de haber intentado un golpe de estado, de demostrar hasta qué punto son buenos comprando la comunicación, y seguro que no se les caerá la cara de vergüenza por todas esas personas a las que enviaron sin más nobleza que sus tiranos intereses. Pueden poner la mano en el fuego.

Hoy España está de luto, ¡entera y se lo garantizo!, hemos visto con nuestros propios ojos la realidad que acontece en la Catalonia de los libertarios y malpensadores y en la Cataluña o Catalunya de los que creemos que unidos somos únicos.

Las redes apestan a tráfico comprado y manipulado, tuberías infestadas de odio de baja estofa de quienes solo saben imponer en lugar de hablar y negociar, pero con lógicos razonamientos, ¡vive Dios!, faltaría Más, implantar criterios y extenderlos en el tiempo para que no se vea lo que viene detrás, los juicios de los que han adulterado y mangoneado a la sociedad catalana, he ahí lo que debe saber la prensa internacional y todas esas personas que creyendo hacer el bien, son manejados para extender el mal.

Triste y lamentable los sucesos que vivimos ayer, ¡por supuesto que sí!, dos cuerpos de seguridad del estado defendiendo los intereses de Cataluña y otro, el otro, ¡qué pena me da! Hoy puedo decir que si fuera mosso de escuadra, no podría dormir en muchos años, ¡no!, me sería imposible coger el sueño, puesto que en lugar de servir a los catalanes en general, lo hicieron por los políticos que intentaron levantar a un pueblo para cepillarse de un plumazo la libertad y los derechos que adquirimos después de una cruel guerra civil y cuarenta años de dictadura. ¡Tiene narices!

Bomberos con honor y dos pares haciendo lo que debió hacer el cuerpo los mossos de escuadra, no todos, porque hubo quien siendo de ese cuerpo hoy para mí en deshonor, se saltaron las órdenes de sus superiores, cumpliendo así los mandatos de nuestra santa Constitución y salvando a su pueblo de las cargas en las que tanto la Guardia Civil como la Policía Nacional, se vieron obligados a incurrir. ¡Bien y un aplauso por ellos!

Sepan que la primera bola de goma que salió de una de las escopetas, fue motivada por el manotazo de uno de los inquisidores de Cataluña, lo he visto tantas veces que aún me sorprende la poca atención que se presta a la realidad.

La prensa internacional solo hace eco de lo que ve en las fotos, sin pararse a pensar qué hay detrás, quizá todos esos diarios deseen el populismo antes que la democracia, o simplemente hayan publicado lo que en realidad vende, el sensacionalismo barato y absurdo.

Señoras y señores periodistas, nacionales y extranjeros, quiero dejarles estas imágenes, quizá no aumente la tirada de sus ejemplares, pero puede servir para que antes de publicar, tengan la amabilidad de informarse del porqué de los hechos.

No simpatizo ni con este gobierno ni con Rajoy, pueden estar seguro de ello, pero ante un golpe como el de ayer, siempre estoy con el estado, no como esos partidos al estilo de la vieja escuela de Stalin que pretenden llenarnos las cabezas de pajaritos fritos.

Este país no es una república bananera, es una nación, ¡ni más ni menos que España!, ¿pero qué carallo se han creído los que pretenden destrozar la voluntad de un pueblo de pueblos como este? Lean historia, ¡por favor!, que no esté manipulada y aprendan los que no la conocen quienes somos y de dónde venimos.

Y ya por último, y en vista de lo que ha acontecido por la manipulación de las crónicas en Cataluña, las de hoy y las de hace setecientos años: “Solicito que la manipulación de la historia en beneficio de algo o de alguien, sea contemplado en el Tribunal de la Haya como un delito grave que atenta contra los derechos internacionales, y sea castigado como merecen los traidores a la humanidad.

Ya de paso, les dejo unas fotografías y enlaces que pueden ser de su interés.

Sindicatos policiales presentan causa contra los mossos de escuadra

Un sillazo a un policía nacional sin haber atacado a nadie

Lluvia de piedras contra la Guardia Civil

Utilizando niños en manifestaciones, ¡increíble! y la respuesta de los agentes.

Así fue al principio, hasta que no tuvieron salida.

Por no buscar más, faltan las fotos en las que se ve a la GC y PN cogidos de los brazos, parando a los manifestantes con el pecho, sin más armas que su cuerpo. Eso es lo que me quedó, el resto, el resultado de quienes manipularon a sus ciudadanos para que salieran a la calle y obtener lo que hoy se ve en las redes sociales, mientras ellos sin pudor de ningún tipo, salían a votar a otros colegios, no a los suyos y así evitar que les increparan su falta de vergüenza y amor por el pueblo catalán.

De verdad y con el corazón en la mano pueblo de Cataluña que tanto estimo, no os merecéis esos gobernantes, son capaces de enfrentaros entre vosotros y con el resto creando y sumando odio en su propio beneficio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Relatos históricos, irónicos y sarcásitos de los que soy autor

A %d blogueros les gusta esto: